16 estrellas que lo intentaron petar con un villancico y fracasaron

Se sintieron tan poderos que creyeron que podían con todo. Pero no. Le pasó a Shakira, Queen, Spice Girl, Arcade Fire, Julio Iglesias...

Queen es el grupo con más himnos de la historia. Sin embargo, su villancico no lo recuerda nadie. En la imagen, montaje navideño sobre una imagen de los cuatro músicos.
Queen es el grupo con más himnos de la historia. Sin embargo, su villancico no lo recuerda nadie. En la imagen, montaje navideño sobre una imagen de los cuatro músicos.Youtube

La Navidad es para las estrellas del pop como esa pastelería por la que pasas todos los días al volver a casa después del trabajo. Miras el escaparate, tus tripas rugen y siempre entras a comprar un dulce. Irresistible. Lo mismo les ocurre a los cantantes populares. Da igual el estilo musical que hagas porque siempre puedes grabar un villancico. A que sí. Y así poder demostrar que eres tan bueno que te puedes enfrentar a cualquier estilo. Y no solo eso: incluso te puedes forrar.

Demasiados alicientes para resistirse. Pero (ay), esto de los villancicos es agua pantanosa. A poco que cruces una línea (exceso de blandenguería, versiones anterior insuperables...) el fracaso te pega en toda la cara.

Como le ocurrió a estas grandes estrellas: se sintieron fuertes para cantar un villancico, y descarrilaron, ya sea por la poca calidad o por su pírrico resultado en ventas.

- Spice Girls, 'Christmas wrapping' (2008)

Escuchas los primeros segundos y ahí está: un grupo desganado y una interpretación rutinaria. Es lo que hay. Las Spice Girls editaron este villancico ramplón en su retorno, en 2008, después de arrasar diez años antes. Ni siquiera ese ritmo festivo levanta el villancico más chof de la historia. O uno de los más chof.

- Queen, 'Thank God It’s Christmas' (1984)

No se puede acertar siempre, Freddie. Impulsados en su talento para hacer himnos, Queen pretendió a mediados de los ochenta dejar para la posteridad un villancico que, obviamente, acabase todo el mundo cantando en Times Square y en las reuniones familiares del planeta. Pero esta vez no lo lograron. La canción solo llegó al número 21 de la lista de ventas en el Reino Unido. Y eso para el grupo de Mercury y May, acostumbrados a alcanzar siempre lo más alto, fue un rotundo fracaso.

- Boney M., 'Little drummer boy' (1981)

Cuando todo se tambalea, agárrate a un árbol de Navidad. En esas estaba Boney M. en 1981, cuando la fiebre loca de la música disco remitía para dar paso a los taciturnos ochenta. Qué hacer. Pues intentarlo con villancicos. Y editaron un album entero, Christmas Album. No sirvió de mucho. Salvo en países siempre imprevisibles (en España se vendió bien una reedición de 1983: está claro que siempre llegamos tarde... pero seguros), el disco no arrancó. Este El pequeño tamborilero luce un poco por la voz de Liz Mitchell, pero el grupo está tan atolondrado que da hasta penilla escucharlos.

- Paul Di’Anno (primer cantante de Iron Maiden), 'Another rock and roll Christmas' (1992)

Resulta chocante escuchar al fiero primer cantante de Iron Maiden hacer un villancico. No se atreve a componer el suyo y recurre a este del titán del glam, Gary Glitter. Claramente Paul Di’Anno está desubicado, dándole vueltas a la cabeza sobre "cómo diablos me he metido en este embolado". Desde luego, es mejor la juguetona interpretación de Glitter.

- Pearl Jam, 'Let me sleep (Christmas time)' (1991)

No todo debería valer con grupos de la talla de Pearl Jam. Vale que es loable la tradición que mantienen desde 1991 de premiar a los miembros de su Ten Club con singles exclusivos en época navideña. Vale que suelen ser rarezas o versiones, y vale que en 1991 no eran tan grandes como ahora, cuando acaban de entrar en el Rock and Roll Hall of Fame. Pero esto es poco más que un proyecto de canción en la que lo más interesante es la letra descreída y escéptica ante tanta celebración.

- Juanes, 'Mi burrito sabanero' (2008)

Por si el melifluo El burrito sabanero no hubiera hecho ya suficiente mal desde que se popularizó en 1975, en 2008 Juanes tuvo la gran idea de regalarnos una reinterpretación totalmente intrascendente y que solo consigue resultar aún más blandengue y pueril que todas las anteriores. Sabemos que el colombiano tiene un lado rockero y que los rockeros también tienen su corazoncito, pero no hay manera de que un adulto cante esto sin resultar irrisorio: "Tuqui tuqui tuqui tuqui, tuqui tuqui tuqui ta, apúrate mi burrito que ya vamos a llegar".

- La Oreja de Van Gogh, 'La luz nace en ti' (2011)

Una letra intolerablemente empalagosa, a la altura de las expectativas, para esta canción navideña editada en 2011 por La Oreja de Van Gogh. Tan dulces quieren resultar que terminan provocando algún que otro escalofrío espontáneo de purito rubor. Lo único que salva a esta canción navideña es que la canta Leire Martínez y no Amaia Montero: "Brilla en mi pecho la luz que conecta tus ojos con mi corazón, brilla la chispa del niño que olvida y perdona sin rencor".

- Arcade Fire, 'The Christmas song' (2001)

Convengamos que tiene su gracia escuchar a Win Butler, vocalista y líder de Arcade Fire, desafinando como un poseso sin preocuparse lo más mínimo. Porque este tema, junto a otros tres, fue grabado en su fiesta navideña de 2001 y editado como regalo para los fans un año después. Pero en realidad es un desastre improvisado que debiera haber quedado en la intimidad de la banda canadiense. Más que nada porque no aclaran cuanto gatos fueron maltratados durante su grabación... ¿o acaso ese que canta es Win?

- Lady Gaga, 'White Christmas' (2011)

Lady Gaga siempre quiso ser una diva del jazz de otra época. Aunque entrara en nuestras vidas arrasando con torrenciales himnos pop, su deseo vital iba por otro camino, tal y como ha quedado demostrado en su fértil alianza con Tony Bennett. Antes de aferrarse al sazonado crooner, dio algunos erráticos pasos como esta reinterpretación del estándar navideño White Christmas que, aunque apenas dura dos minutos, termina haciéndose largo.

- Christina Aguilera, 'Oh, holy night' (2015)

El exceso de afectación es un denominador común a la hora de interpretar canciones navideñas que quieren a toda costa conectar con el oyente por la vía sensiblera. Por eso, escuchándolas desde conveniente distancia, terminan resultado más frías que emotivas. Los gorgoritos de Christina arropados por el pertinente coro góspel y el piano saltarín los hemos escuchado como un millón de veces, ¿no?

- T Rex, 'Christmas bop' (1975)

Repetitiva hasta el síncope, Marc Bolan parece estar empeñado en convertir una broma inicialmente gamberra en una pesadilla mareante. La reconocible guitarra de T Rex parece atascada en el núcleo de una acometida glam-funky-rock en la que lo mejor es el ocurrente coro cantando 'T-Rexmaaaaas' en bucle. Pero incluso esas voces agudas chillan tanto que terminan siendo la puntilla para el esforzado oyente que nunca recuperará los cuatro minutos dedicados a este dislate.

- Julio Iglesias, 'En un burrito orejón' (1968)

Resulta inquietante este repentino espíritu navideño y jovial de Julio Iglesias, muy alejado del registro romántico-melódico-varonil que le convirtió en mito. El trotón ritmo pop convierte a esta canción en una pieza ingenua e inofensiva que iría bien para las películas del destape, pero no tanto para cantar con la familia ante el belén.

- Coldplay, 'Have yourself a merry little Christmas' (2001)

Chris Martin intentado ser Paul McCartney. Porque la canción la firma Coldplay, pero es solo su cantante y su piano. Precisamente los juegos que hace el inglés con el piano es lo mejor de la pieza. McCartney consigue hacer de canciones azucaradas piezas memorables; Chris Martin consigue hacer de canciones azucaradas canciones azucaradas.

- Shakira, 'Santa baby' (2009)

Aquí tenemos a la Shakira prePique. Faltaría un año para que cantante y futbolista se encontrasen, tuviesen hijos y pasasen una Navidad más familiar de lo que sugiere este picante villancico. Santa baby, compuesta allá por 1953, es el villancico que cantan las chicas gamberras, desde Marilyn Monroe a las modelos de Victoria's Secret. La letra va dirigida a Santa Claus. Reclama muchos regalos porque se han portado bien: "Piensa Santa en toda la diversión que me he perdido y en todos los chicos que he dejado de besar para que me traigas toda la lista de mis regalos". Muy rancio todo. Hay que ser Marilyn Monroe para salir con dignidad de esta canción. Y Shakira no es Marilyn.



- New Kids On The Block, 'Funky funky Christmas' (1989)

En pleno delirio al vivir en la nube del éxito (en 1989 estos chicos arrasaban), a alguien se le ocurrió que New Kids On The Block editaran un álbum navideño completo. Y en alguna estantería estará este disco llamado Merry, Merry Christmas. Hemos rescatado el delirante Funky funky Christmas, que arranca con la onomatopeya preferida de Santa Claus: "Jo, jo, jo". Casi es lo mejor de la canción. Teniendo en cuenta el resultado, es sorprendente que en EE UU alcanzase el puesto nueve de los más vendidos. El calentón del momento, sin duda. Hoy no vendería copias ni entre los familiares de los músicos.

- Luis Miguel, 'Santa Claus llegó a la ciudad' (2006)

"Santa Clos", pronuncia el mexicano Luis Miguel. Él sabrá por qué. En 2006 Luis Miguel estaba en la cumbre (nada que ver con el mal 2016 que ha pasado), y cuando miras desde ahí arriba te parece que todo es posible. ¿Un disco de Navidad? Venga, y con todo lujo. Orquesta, directores musicales, arreglistas... A pesar del ritmo swing y del esfuerzo por castellanizar este Santa Claus is coming to town, en ningún momento la canción atrapa al oyente.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50