Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los secretos de la vida de Luis Miguel, a la televisión

El prolífico productor estadounidense Mark Burnett, de la Metro-Goldwyn-Mayer, será el encargado de desvelar las incógnitas de El Sol

Luis Miguel en el Festival Viña del Mar en 2015.

Luis Miguel vuelve a los focos. Después de año y medio de vivir en la sombra, de cancelaciones bochornosas de conciertos, de no sacar un solo disco en seis años, de las especulaciones sobre una posible depresión del artista, de enfrentar demandas millonarias de su mánager, El Sol de México anuncia que lo contará todo por televisión. El encargado de desvelar los secretos mejor guardados del artista mexicano, que son casi todos sobre su vida privada, es el prolífico productor estadounidense Mark Burnett, creador de realities shows como Survivor (Supervivientes, en 2000), The Voice (La Voz, en 2011), Shark Tank (2009) y famosos premios de Estados Unidos, como los People's Choice Awards.

Luismi, que no había dado un comunicado como este en años, ha anunciado a través de su página de Facebook su regreso a la pequeña pantalla por todo lo alto. "Me ha tomado mucho tiempo decidir contar mi historia, y siempre he buscado el equipo indicado para traerla al público de la manera correcta", señala en el escrito. La serie sobre la intimidad de uno de los ídolos de Iberoamérica será el contenido estrella del nuevo proyecto de la Metro-Goldwyn-Mayer, Gato Grande Productions, dirigido al público hispano.

Exactamente le ha tomado 35 años, desde que comenzara a los 11 de la mano de su padre, un cantante español desconocido en su tierra apodado Luisito Rey (Luis Gallego Sánchez), nunca contó una sola palabra sobre las polémicas que sacudieron su adolescencia: como la misteriosa desaparición de su madre italiana, la complicada relación con un padre conflictivo —de quien se independizó al cumplir la mayoría de edad— o su relación con el jefe de la Policía de la Ciudad de México, Arturo El Negro Durazo, de quien dicen que financió su primer álbum que lo bautizaría para siempre como El Sol. Durazo fue acusado años más tarde de contrabando, acopio de armas y abuso de autoridad.

Poco o nada se sabe por él de aquellas míticas fiestas en la época dorada de Acapulco, destino habitual de las estrellas de Hollywood y todo aquel que quisiera hacerse un hueco en el mundo del espectáculo americano. Tampoco de sus novias, excepto por algunas alfombras rojas, algunos medios de la prensa rosa llegaron a contar 28: entre ellas Salma hayek, Genoveva Casanova, la actriz mexicana Aracely Arámbula (madre de dos hijos del cantante), Lucero, Mariah Carey o la mismísima Sofía Vergara. Romances que dieron para rellenar el papel cuché de medio mundo durante décadas, aunque con pocas confirmaciones.

"Me ha tomado mucho tiempo decidir contar mi historia, y siempre he buscado el equipo indicado para traerla al público de la manera correcta", señala Luis Miguel en el comunicado. "Pasamos horas en mi casa discutiendo ideas con Luis Miguel para encontrar la mejor forma de contar su historia al mundo, estamos felices de trabajar con el", apunta Burnett en el mismo escrito. 

La vida de uno de los artistas más difíciles de entrevistar del panorama de la prensa rosa mundial está a punto de desvelarse. Después de 100 millones de discos vendidos, y cinco Grammys, los secretos del hombre del pecho más bronceado de Iberoamérica, el del pelo alocado y traje impecable, el dios de las mujeres más guapas y de las suites de lujo, el de la mejor mesa en un restaurante, el de los dientes blancos y sonrisa perversa, el creador del latin lover, el rey de la música latina; llegarán, por fin, al salón de su casa.

Más información