Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ascensor que funciona con tu propio impulso

Un estudio holandés diseña un novedoso elevador para tratar de reducir el consumo eléctrico

Una prueba del Vertical Walking.

Un ascensor que utiliza la fuerza del usuario para subir y bajar. Es la propuesta del estudio holandés Rombout Frieling Lab para reducir el consumo eléctrico que habitualmente suponen estos aparatos. El Vertical Walking, que significa paseo vertical en inglés y es como se llama el invento, funciona mediante un sistema de poleas y muelles que permiten al ocupante empujar, con movimientos de pies y manos, la silla en la que está sentado. Según sus creadores, este elevador requiere solo un 10% de la energía que una persona utilizaría para subir a pie un tramo de escaleras equivalente. Y además es más rápido. Otra utilidad, obviamente, es que evita la instalación de la estructura que supone un ascensor convencional, siempre y cuando, claro está, el desnivel que se quiere subir o bajar no sea de más de dos o tres pisos.

Más información