_
_
_
_
_
MIRADOR
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Abstracción

Cuando el PSOE aclare su relación con las palabras aclarará también su relación consigo mismo

Manuel Jabois
Javier Fernández, presidente de la comisión gestora del PSOE.
Javier Fernández, presidente de la comisión gestora del PSOE. uly martin

Pocas cosas explican mejor nuestra relación con la vida que nuestra relación con las palabras. Por ejemplo, la del PSOE con la abstención, que vendría a ser la misma relación que la del PSOE con un futuro Gobierno del PP. El último secretario general, Pedro Sánchez, defendía el no al Gobierno de Rajoy y apostaba por explorar él su propio Gobierno (nunca mejor dicho lo de explorar: había que recorrer territorios vírgenes). Tras apartar al secretario general, la gestora socialista se ha encontrado con una decisión sin tomar; una rarísima decisión sin tomar, porque se entiende que las prisas en sustituirlo venían provocadas para que él no tomase esa decisión.

Desde el momento en que Sánchez se va, la gestora inicia una relación de amor-odio con la palabra abstención. De tal manera que algunos miembros, antes de pronunciarla, prefieren hacer ver lo terrible que sería ir a terceras elecciones. “Abstención” pasa a ser es una palabra que se rodea, que se contextualiza constantemente para que el receptor llegue a ella solo, sin que nadie la diga; una consecuencia inevitable, un mal menor. Con los días, y antes de que se reúna el Comité Federal, comienza una suave campaña de declaraciones (ya se dice abstención, pero con apellido: técnica) que termina ayer, en la entrevista que Javier Fernández, responsable de la gestora, da a Hoy por hoy.

Allí Fernández dice que hay algo peor que un Gobierno en minoría del PP: uno en mayoría. Se deduce que al PSOE no le convienen unas terceras elecciones porque acabaría malparado y se produciría una mayoría absoluta del PP. Es posible, pero por unas declaraciones parecidas a Schuster lo echaron del Madrid: cuando dijo que iban al Camp Nou a perder. Uno es alternativa de Gobierno, como defiende el PSOE que es, en la medida en que se vea capaz de ganar elecciones; si se presenta a ellas, tanto que mejor.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

En otro momento Fernández habla de la “podemización” del PSOE. Es una palabra que también tiene que ver con la alternativa del Gobierno. Mientras en Podemos muchos sueñan en convertirse en el PSOE del 82, en el PSOE el peligro parece ser “podemizarse”. Tanto se les ha estrechado el margen ideológico y tanto se les ha obligado a revisar el lenguaje, que los mismos socialistas que promovieron el único pacto que hizo el PSOE cuando Sánchez fue candidato a la presidencia en la sesión de investidura —acuerdo con Ciudadanos— ahora acusan al partido de “podemizarse” cuando fue precisamente la alianza con C's la que utilizó Podemos para decirle no a Sánchez. Cuando el PSOE aclare su relación con las palabras aclarará también su relación consigo mismo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Manuel Jabois
Es de Sanxenxo (Pontevedra) y aprendió el oficio de escribir en el periodismo local gracias a Diario de Pontevedra. Ha trabajado en El Mundo y Onda Cero. Colabora a diario en la Cadena Ser. Su última novela es 'Mirafiori' (2023). En EL PAÍS firma reportajes, crónicas, entrevistas y columnas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_