Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Nosotros” ¿quiénes somos?

El plural en el que Tardà se situó no evocaba al partido o a los electores que representa, sino a todos los catalanes

Los diputados de ERC aplauden la intervención de su compañero Joan Tardá en la segunda sesión del debate de investidura del candidato del PP.
Los diputados de ERC aplauden la intervención de su compañero Joan Tardá en la segunda sesión del debate de investidura del candidato del PP. EFE

El pronombre “nosotros” designa al grupo de personas del que forma parte quien habla o escribe. Pero todos pertenecemos a más de una colectividad, y eso a veces pone difícil saber quiénes son los demás que hay en un “nosotros”. Una arquitecta de Segovia que diga “nosotros” puede referirse a los segovianos, a los castellanos, a los arquitectos o a los seguidores del Nuevo Mester de Juglaría, pongamos por caso.

A Pío Cabanillas Gallas, que fue ministro de Adolfo Suárez, se le atribuyen algunas ingeniosas frases basadas en estos juegos de pertenencia: “¡Cuerpo a tierra, que vienen los nuestros!”; “yo ya no sé si soy de los nuestros”; “ganaremos, pero no sé quiénes”. Se contaba también aquella reunión suya con unos dirigentes del partido que intentaban involucrarle en ciertos planes. Y al oírles algunas palabras como “nosotros haremos”, “nosotros diremos”, “lo que nosotros propondremos”…, Cabanillas los interrumpió para desmarcarse: “Un momento. ‘Nosotros’ ¿quiénes sois?”.

El debate de investidura ha dejado en el Diario de Sesiones muchos “nosotros”.

El “nosotros” de Mariano Rajoy, según se aprecia en los contextos, significa casi siempre “el Partido Popular” o “el Gobierno”. El de Pedro Sánchez se refiere por lo general a “los socialistas”, del mismo modo que para Albert Rivera equivale a “Ciudadanos”. En boca de Pablo Iglesias, hay un “nosotros” y un “nuestro” diferentes: el pronombre se proyecta sobre la idea “Podemos”; y el adjetivo posesivo, sobre quienes apoyan a esa opción o son el objetivo de sus políticas: “nuestra gente”.

Eso no impide en cada caso algún “nosotros” que abarque a más personas, pero como distante representación estadística (“...que países como Singapur tengan mejor educación que nosotros…”).

Sin embargo, el portavoz de Esquerra Republicana, Joan Tardà, se incluyó casi siempre en un “nosotros” más amplio y más activo. El plural donde él se situaba no evoca al partido o a los electores que representa, sino a todos los catalanes. Ni Francesc Homs ni Aitor Esteban, nacionalistas también, siguieron esa misma línea.

Decía Tardà: “Lo que queremos es gobernarnos a nosotros mismos, y esto es lo que haremos”. “Nosotros, a la catalana, pacíficamente, cívicamente y mayoritariamente ejerceremos el derecho a decidir”. “El pueblo de Cataluña (...) no tenemos miedo a sus amenazas”. “Nosotros ejerceremos la resistencia pacífica, cívica y gandhiana y sabremos encontrar las fórmulas”. “Cataluña y el Reino de España se separan (...) porque nosotros no nos resignamos a un futuro sin esperanza”.

Nadie le negará a Tardà que, como catalán que es, la gramática avala su uso del pronombre inclusivo. Pero la pluralidad de Cataluña invita en este caso a llamarlo más bien “el pronombre apropiativo”.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.