Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
En el mes de julio una docena de diputados británicos propuso devolver a Atenas los mármoles del Partenón que se exhiben en Londres. La iniciativa, que tiene pocas opciones de prosperar, ha animado a México ante la posibilidad de recuperar algunas de las piezas prehispánicas que están en Londres y el resto de Europa. El investigador Miguel Gleason, quien lleva diez años documentando el expolio mexicano, fotografió más de 9.000 objetos "sólo en Europa", de jarrones a orfebrería pero calcula que hay más de 100.000 guardados en colecciones privadas o en las bodegas de los grandes museos. Actualmente en Londres están las piezas más valiosas y simbólicas del arte prehispánico. En la imagen, el Penacho de Moctezuma expuesto en el Museo Etnográfico de Viena.
8 fotos

México se anima ante la posibilidad de recuperar piezas prehispánicas en el exterior.

La propuesta de un grupo de diputados británicos de devolver a Grecia los mármoles del Partenón que se exhiben en Londres ha animado a México ante la posibilidad de recuperar algunas de las impresionantes piezas prehispánicas en el exterior.

  • Conservada en Londres, es una de las máscaras más espectaculares del mundo antiguo. Fue elaborada en el siglo XV sobre un cráneo humano con incrustaciones de turquesa y con una cubierta de piel de venado. Los ojos están hechos con hierro pulido y concha blanca. Representa a Tezcatlipoca, Dios del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre en la cultura Mexica.
    1Máscara de Tezcatlipoca Conservada en Londres, es una de las máscaras más espectaculares del mundo antiguo. Fue elaborada en el siglo XV sobre un cráneo humano con incrustaciones de turquesa y con una cubierta de piel de venado. Los ojos están hechos con hierro pulido y concha blanca. Representa a Tezcatlipoca, Dios del cielo y de la tierra, fuente de vida, tutela y amparo del hombre en la cultura Mexica.
  • Espectacular dintel de piedra extraído de Chiapas importante por su tamaño y significado, que actualmente se exhibe en el Museo Británico. El grabado completo, abarca nueve generaciones de gobernantes de Yaxchilán, a orillas del Río Usumacinta. Las piedras labradas fueron llevadas a Londres por el diplomático y explorador inglés Alfred Maudslay quien realizó ocho expediciones a la cuenca del Usumacinta entre 1881 y 1894. Concrétamente el dintel número 24, Maudslay lo encontró en el suelo, boca abajo, en la puerta de acceso de un templo de Yaxchilán. Quedó fascinado con la belleza del objeto y, sin pensarlo más, según escribió después: “decidí llevarmelo a casa”. El dintel pesaba más de media tonelada,por lo que sus ayudantes redujeron a golpe de cincel el grosor a la mitad. Una semana después viajaron con él en un cayuco por el Usumacinta. Inicialmente las reproducciones fueron donadas al Victoria & Albert Museum (V&A) y posteriormente trasladadas al Museo Británico. Aquella ventura, contada por el explorador Désiré Charnay fue publicada en el famoso libro de aventuras, 'Les Anciennes Villes du Nouveau Mond'.
    2Dinteles de Yaxchilán Espectacular dintel de piedra extraído de Chiapas importante por su tamaño y significado, que actualmente se exhibe en el Museo Británico. El grabado completo, abarca nueve generaciones de gobernantes de Yaxchilán, a orillas del Río Usumacinta. Las piedras labradas fueron llevadas a Londres por el diplomático y explorador inglés Alfred Maudslay quien realizó ocho expediciones a la cuenca del Usumacinta entre 1881 y 1894. Concrétamente el dintel número 24, Maudslay lo encontró en el suelo, boca abajo, en la puerta de acceso de un templo de Yaxchilán. Quedó fascinado con la belleza del objeto y, sin pensarlo más, según escribió después: “decidí llevarmelo a casa”. El dintel pesaba más de media tonelada,por lo que sus ayudantes redujeron a golpe de cincel el grosor a la mitad. Una semana después viajaron con él en un cayuco por el Usumacinta. Inicialmente las reproducciones fueron donadas al Victoria & Albert Museum (V&A) y posteriormente trasladadas al Museo Británico. Aquella ventura, contada por el explorador Désiré Charnay fue publicada en el famoso libro de aventuras, 'Les Anciennes Villes du Nouveau Mond'.
  • La pieza más emblemática del periodo prehispánico en manos del Museo Británico es una serpiente de dos cabezas hecha en mosaico turquesa. Se cree que habría sido un obsequio de Moctezuma, último emperador de Tenochtitlán, a Hernán Cortés. “Mascaras hay muchas pero serpientes como esta ninguna en el mundo" dice el experto en arte prehispánico Miguel Gleason. La serpiente de dos cabezas fue realizada por los mixtecos entre el 1400 y el 1521 dc. Está confeccionada con turquesa, considerada la piedra más valiosa de todas las piedras verdes, (chalchihuites) fuente de vida y agua.
    3Serpiente de dos cabezas La pieza más emblemática del periodo prehispánico en manos del Museo Británico es una serpiente de dos cabezas hecha en mosaico turquesa. Se cree que habría sido un obsequio de Moctezuma, último emperador de Tenochtitlán, a Hernán Cortés. “Mascaras hay muchas pero serpientes como esta ninguna en el mundo" dice el experto en arte prehispánico Miguel Gleason. La serpiente de dos cabezas fue realizada por los mixtecos entre el 1400 y el 1521 dc. Está confeccionada con turquesa, considerada la piedra más valiosa de todas las piedras verdes, (chalchihuites) fuente de vida y agua.
  • Considerado el texto más antiguo de América se trata de un 'libro' escrito por los mayas de Chichen Itzá. Exhibido en Alemania, el códice llegó originalmente a España en 1519 enviado por Hernán Cortes al Rey. Desde España viajó a Austria y en 1739, Johann Christian Götze, director de la Biblioteca Real de Dresde se lo compró a un propietario privado de Viena. Durante la II Guerra Mundial, la biblioteca donde se guardaba el códice fue alcanzada por los bombardeos y el códice sufrió daños importantes por el agua, pero fue meticulosamente restaurado. El códice fue fundamental para interpretar la fonética maya descifrada por Yuri Knorozov en los años 50, en base al imperfecto alfabeto de Diego de Landa alrededor de 1566.
    4Códice Dresde Considerado el texto más antiguo de América se trata de un 'libro' escrito por los mayas de Chichen Itzá. Exhibido en Alemania, el códice llegó originalmente a España en 1519 enviado por Hernán Cortes al Rey. Desde España viajó a Austria y en 1739, Johann Christian Götze, director de la Biblioteca Real de Dresde se lo compró a un propietario privado de Viena. Durante la II Guerra Mundial, la biblioteca donde se guardaba el códice fue alcanzada por los bombardeos y el códice sufrió daños importantes por el agua, pero fue meticulosamente restaurado. El códice fue fundamental para interpretar la fonética maya descifrada por Yuri Knorozov en los años 50, en base al imperfecto alfabeto de Diego de Landa alrededor de 1566.
  • El penacho de Moctezuma expuesto en el Museo Etnográfico de Viena es quizá la pieza que mejor representa el agravio del expolio. Fue el tocado - o uno de ellos - de Moctezuma II, emperador de Tenochitlán durante la llegada de los españoles a México (1519). Es un penacho de oro con piedras preciosas y 400 plumas de quetzal. Originalmente, formó parte de un paquete de 158 piezas que el Emperador Moctezuma regaló a Hernán Cortés para honrarlo como un visitante distinguido. Se cree que años después pasó a ser propiedad de la Casa Real de Austria, cuando el barco en el que viajaba el penacho fue atacado en Jamaica por corsarios franceses. Medio siglo después fueron adquiridas a un ladrón italiano por el archiduque de Austria, Fernando II del Tirol.
    5Penacho de Moctezuma El penacho de Moctezuma expuesto en el Museo Etnográfico de Viena es quizá la pieza que mejor representa el agravio del expolio. Fue el tocado - o uno de ellos - de Moctezuma II, emperador de Tenochitlán durante la llegada de los españoles a México (1519). Es un penacho de oro con piedras preciosas y 400 plumas de quetzal. Originalmente, formó parte de un paquete de 158 piezas que el Emperador Moctezuma regaló a Hernán Cortés para honrarlo como un visitante distinguido. Se cree que años después pasó a ser propiedad de la Casa Real de Austria, cuando el barco en el que viajaba el penacho fue atacado en Jamaica por corsarios franceses. Medio siglo después fueron adquiridas a un ladrón italiano por el archiduque de Austria, Fernando II del Tirol. AFP/Getty Images
  • España es de los países europeos con menos objetos prehispánico en sus vitrinas sin embargo, entre ellos, destaca el Códice Trocortesaiano, la pieza más importante del museo de América en Madrid. El Museo conserva el más tardío de los tres códices mayas aún existentes, junto con los de Dresde y París. El de Madrid es el más extenso, 6.82 metros de longitud y con mayor cantidad de texto (112 páginas). Alemania, Inglaterra, Francia o Italia, que se benefició de la llegada de numerosas piezas como presentes a los distintos Papas, son los países que más objetos albergan en sus museos, bodegas y colecciones privadas. Unos 100.000, segun sus cálculos. Sin embargo, segun Glason no se puede hablar de "expolio" ya que la gran mayoría de los objetos prehispánicos que terminaron en Europa fueron regalos de los gobernantes mexicanos a las coronas europeas.
    6Códice Trocortesiano España es de los países europeos con menos objetos prehispánico en sus vitrinas sin embargo, entre ellos, destaca el Códice Trocortesaiano, la pieza más importante del museo de América en Madrid. El Museo conserva el más tardío de los tres códices mayas aún existentes, junto con los de Dresde y París. El de Madrid es el más extenso, 6.82 metros de longitud y con mayor cantidad de texto (112 páginas). Alemania, Inglaterra, Francia o Italia, que se benefició de la llegada de numerosas piezas como presentes a los distintos Papas, son los países que más objetos albergan en sus museos, bodegas y colecciones privadas. Unos 100.000, segun sus cálculos. Sin embargo, segun Glason no se puede hablar de "expolio" ya que la gran mayoría de los objetos prehispánicos que terminaron en Europa fueron regalos de los gobernantes mexicanos a las coronas europeas. Museo de América
  • Se trata del último penacho descubierto. Miguel Gleason, que lleva varias décadas buscando piezas en el expolio, dijo haber encontrado en París uno de los ocho objetos de arte plumario en el mundo. Registrado como el 'Penacho de Cuauhtémoc', se trata en realidad de un tocado o adorno menor que se encuentra en las bodegas del Louvre. Maximiliano se lo trajo de Europa a México pero se perdió cuando fue fusilado en 1867. Años después fue vendido por un indígena al coleccionista francés Eugene Boban, y entonces viajó al país galo. Eugene Boban registró la pieza como “Objeto que le perteneció al último emperador de México Cuauhtemoctzin, ofrecido a Maximiliano por el emperador de Austria para el Museo Nacional de México”.
    7Penacho de Cuauhtémoc Se trata del último penacho descubierto. Miguel Gleason, que lleva varias décadas buscando piezas en el expolio, dijo haber encontrado en París uno de los ocho objetos de arte plumario en el mundo. Registrado como el 'Penacho de Cuauhtémoc', se trata en realidad de un tocado o adorno menor que se encuentra en las bodegas del Louvre. Maximiliano se lo trajo de Europa a México pero se perdió cuando fue fusilado en 1867. Años después fue vendido por un indígena al coleccionista francés Eugene Boban, y entonces viajó al país galo. Eugene Boban registró la pieza como “Objeto que le perteneció al último emperador de México Cuauhtemoctzin, ofrecido a Maximiliano por el emperador de Austria para el Museo Nacional de México”.