Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

James Corden: “La actuación es una actividad elitista en Reino Unido”

El cómico británico confiesa que convertirse en actor en su país natal es difícil si no se viene de una familia de clase alta

El cómico James Corden.
El cómico James Corden. Cordon press

James Corden ha estado nominado a un premio Olivier y tiene un Bafta. El público lo ama y en sus manos tiene el poder de hacer viral cualquier vídeo. Sin embargo, el cómico asegura que ser actor es mucho más complicado en Gran Bretaña que en Estados Unidos. Durante una entrevista con la revista GQ, el londinense, de 37 años, ha explicado que en Reino Unido actuar se ha convertido en una actividad elitista y muy difícil de alcanzar si no se viene -o se aparenta ser- de una familia de clase alta. “Me temo que actuar es un deporte elitista. Me preocupa dónde nos ubica esto culturalmente hablado”, explicó.

Tonight! #CarpoolKaraoke with The First Lady! 🇺🇸🚙🎤

Un vídeo publicado por The Late Late Show (@latelateshow) el

Según Corden, que hoy arrasa en la televisión estadounidense, en su país natal todo es una cuestión de clases. “Douglas Booth tiene una carrera impresionante y es un actor brillante. Él, sin embargo, jamás se tuvo que topar con la clase de basura con la que me tuve que enfrentar yo. Tampoco Tom Hiddleston, Eddie Redmayne o Benedict Cumberbatch tendrán que pasar por lo que yo”, afirmó.

James fue criado en el condado de Buckinghamshire por su padre, que era músico, y su madre, trabajadora social. Acudió a escuelas públicas y no tuvo lo que se conoce como una educación privilegiada -Redmayne estudio en Eton, colegio donde se formaron Guillermo y Enrique de Inglaterra-.

@annehathaway was SAVAGE last night. Full clip in bio!

Un vídeo publicado por The Late Late Show (@latelateshow) el

Antes de su éxito internacional gracias a sus cómicos sketches en The Late Late Show cantando a todo pulmón en el coche con famosos –un espacio conocido como Carpool karaoke-, Corden había forjado una carrera como actor de teatro y también había actuado y dirigido programas de televisión para la BBC. Sin embargo, del otro lado del Atlántico le esperaba la fama. El cómico recuerda que al principio tenía miedo: “¿Cuáles son las posibilidades de que un chico regordete vaya a Estados Unidos para trabajar frente a la televisión todas las noches y el resultado no se convierta en un completo desastre?”, dijo a The Sun, donde además confesó que tuvo miedo de fracasar y tener que volver con el “rabo entre las piernas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información