Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robos, rupturas, cadáveres... Todas las locuras que ha provocado Pokémon GO

Con solo una semana de vida la 'app' de Nintendo ha generado más sucesos que otras en años, aunque los bulos que corren también son muchos... Hacemos un repaso por las mejores (y más locas) anécdotas

Ni el Palacio de Buckingham se escapa a Pokémon GO.

Pokémon GO, la adictiva aplicación que ha conseguido sacar de casa a millones de personas para cazar criaturas virtuales hasta en los lugares más insospechados, ya ha generado muchísimas noticias curiosas con sólo una semana de vida. Con todo, hay que ir con cuidado, porque los bulos que corren son muchos (como el que dice que un chico de 15 años fue asesinado cuando entró sin darse cuenta en propiedad privada), pero hay historias ahí fuera la mar de cachondas. Y esto es sólo el principio. Aquí os dejamos con las seis más curiosas.

1- Una adolescente se encuentra un cadáver en el río

Este suceso es el claro ejemplo de que si quieres vivir en la inopia y así no enterarte de todo lo malo que ocurre en el mundo lo mejor es jugar al Pokémon clásico. Este fin de semana una chica de 19 años se encontró en el río de al lado del parque de caravanas en el que vive con su madre en Riverton (Wyoming) un cadáver de un hombre mientras buscaba Pokémon en fuentes de agua natural. Salió de casa, saltó una valla y vio algo sospechoso en el agua. Sí, era el cuerpo de un hombre muerto. Llamó rápidamente al 911 y tras investigaciones la oficina del sheriff determinó que “la muerte se debía a causas accidentales, probablemente un ahogo”. Ella reveló tras el incidente que “se asustó bastante y lloró durante un rato”. Se desconoce si la cacería fue fructífera.

2- Las calles de Missouri se están llenando de peligrosísimos ladrones

Era de cajón, que millones de personas ahora salgan a la calle y lleguen a extremos insospechados para hacerse con todos se ha convertido en un caramelo para los que tiran de picaresca. El delito aún no se ha probado pero da un poco igual, de tan buena que es la historia queremos creer.

La policía de Missouri está advirtiendo a los fans que vigilen con un grupo de ladrones armados que usan el juego como cebo para sus víctimas. El método que emplean es el siguiente: en las Poképaradas, sitios donde se pueden conseguir puntos, los jugadores pueden activar un módulo para atraer a los Pokémon al lugar. Es decir, además de bonificaciones ese sitio se llena de estas criaturas virtuales. Los cuatro cacos, de entre 16 y 18 años, buscaron una ubicación recluida para llevar a cabo discretamente el robo a un adulto de 33 años. Las investigaciones apuntan a que estos delincuentes juveniles habrían cometido hasta ocho robos en los últimos días. “Los padres tienen que ser conscientes de esta situación. Hay un potencial de convertir algo que es benigno en perverso”, advierte el sargento Bill Stringer del departamento de policía de O’Fallon a Buzzfeed News.

3- Ya existen chóferes y canguros de Pokémon Go

Sacar provecho económico de este fenómeno es totalmente lícito y comprensible (no se lo van a llevar todo los accionistas de Nintendo) pero mejor que sea por la vía legal. Y, sí, ya hay grandes emprendedores que van camino de crear un imperio a costa del videojuego. Por un lado, algunos conductores de Uber han encontrado un filón en que los jugadores tienen que andar mucho y acaban cansados con tanta cacería. Estos chóferes se ofrecen por entre 20 y 25 dólares la hora a llevarte por ciudades como Nueva York, Portland o Baltimore. En Craiglist se pueden encontrar varios de estos anuncios, en los que para atraer a clientela algunos dan hasta snacks gratuitos y más importante: cargador de móvil y wi-fi.

También por Craiglist hay quien se ofrece como canguro profesional, como Arthur, un visionario de 26 años del modernísimo barrio de Bushwick en Brooklyn que como experiencia previa dice haber jugado toda la vida a Pokémon. Si tienes la desgracia de ir a trabajar y no poder salir a cazar, él está ahí para andar por las calles, atrapar criaturas, coger objetos en las Poképaradas y lo que se tercie. Por unos dólares más, también puede buscar Pokémons raros o entrenarlos en el gimnasio.

4- Pokémon Go también es una (involuntaria) app de citas

El primer paso es que toda esa gente que se queda recluida en casa jugando a los videojuegos salga a la calle. El segundo, que liguen. Y, por supuesto, hay quien ha aprovechado la aplicación para encontrar su media naranja (Tinder está temblando aún más después de que Pokémon Go se haya convertido en la app más instalada en móviles). Un usuario de Reddit cuenta cómo el juego le consiguió una cita al toparse con una chica que le preguntó si estaba jugando, de lo que surgió una conversación y el tiempo dirá si también una bonita historia de amor.

El gancho está, según cuentan muchos de estos nuevos donjuanes en que pueden conectar con gente con quien han compartido una misma infancia. Ya han surgido expresiones que tiene pinta de que calarán hondo en el lenguaje cotidiano como “Pokémon Go And Chill” y “Will you Pokémon Go out with me?”.

5- Pokémon campando en lugares inapropiados

Una de las peculiaridades de la app es que los pokémon pueden aparecer en cualquier lugar. Eso ha hecho que, por ejemplo, un joven irlandés se pusiera a cazar a uno cuando su mujer se encontraba de parto. Y, después, lo difundió en redes sociales.

Además, en EE UU lugares como El Museo del Holocausto o el Cementerio Nacional de Arlington, situados en  Washington, D.C., han emitido comunicados pidiendo a los asistentes que dejen de cazar pokémon en sus instalaciones donde, por lo visto, deben campar a sus anchas.

6- Pokémon Go puede hacer que te pillen poniendo cuernos

Una semana después del lanzamiento de Pokémon Go ya hay parejas que han roto, y no por los motivos que todos imaginaríamos. El New York Post que, como era de esperar, se está poniendo las botas con el jugo que le sacan a este juego, ha encontrado a un neoyorquino que dice que su novia le ha dejado cuando se enteró que le estaba poniendo los cuernos. ¿Cómo lo sabe? Muy fácil, con el dispositivo de geolocalización de la app. “Vio que había cazado un Pokémon mientras estaba en la casa de mi ex”, explica Evan Scribner, que admite que se estaba besuqueando con ella y al no encontrar una buena excusa para explicar el motivo de su visita se quedó compuesto y sin novia.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.