Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La hija de Estefanía de Mónaco, princesa de las redes sociales

Pauline Ducruet, de 22 años, comparte su día a día en Instagram, donde tiene 19.300 seguidores

Pauline Ducruet en Mónaco hace dos días.
Pauline Ducruet en Mónaco hace dos días.

Para saber qué está haciendo Pauline Ducruet, la hija de 22 años de Estefanía de Mónaco, no se necesitan paparazis. Con revisar su perfil en Instagram (@paulinedcrt), es suficiente. La joven comparte con frecuencia su vida en la red social de imágenes y sus seguidores aumentan de día en día. 

👙🐠🌞

Una foto publicada por Pauline Ducruet (@paulinedcrt) el

Actualmente, Ducruet se encuentra de vacaciones en Mónaco. Imágenes de piscinas y de fiestas con amigos dan buena cuenta de ello. Como todo buen instagramer que se precie, la nieta de Grace Kelly se ha sumado a una moda que invade estos días la plataforma: las colchonetas inflables para el agua con forma de pizza, oca o donut. La joven, que estudia en la Escuela de Diseño de Parsons, en Nueva York, ya ha terminado los exámenes y está de vuelta a casa por el verano, que podrá disfrutarlo junto a su novio, Maxime Giaccardi. 

De su madre, Ducruet ha heredado varias características, entre ellas la belleza de su rostro. A medida que se hace mayor, los rasgos de Estefanía de Mónaco son más evidentes en la joven, sobre todo ahora que se ha aclarado el pelo y recuerda al de la princesa durante su juventud. Además, la personalidad rebelde de su madre se refleja en las situaciones que su hija comparte en Instagram: un topless, pero de espalda, ha creado un medio escándalo en el Principado (su madre ya ha protagonizado varias portadas estando en la playa sin la parte de arriba del bikini). 

New-York Bound ❤️ #monchoucheri #moncherichou #NYC Finallly 💥👌🏼💯✔️ @maximegiaccardi

Una foto publicada por Pauline Ducruet (@paulinedcrt) el

Pauline Ducruet, a quien es habitual verle en su perfil con un cigarro en la mano, demuestra que le gusta la fiesta, pero también estar con su familia. Hace dos semanas publicó una fotografía con su padre, Daniel Ducruet, con quien Estefanía estuvo casada un año, de 1995 a 1996, y con quien tuvo a su primer hijo: Louis Robert Paul. Daniel era su guardaespaldas, toda una historia de amor. La hija de Raniero, sin embargo, siempre se ha mantenido muy discreta con sus vástagos. Mientras Carolina salía al balcón a mostrar a sus niños al mundo, Estefanía vivía apartada de la familia. Fue en la boda del príncipe con Charlene, en 2011, cuando la menor de los Grimaldi apareció en la alfombra roja con sus tres hijos.

Apasionada del diseño y la moda, esta millennial de la realeza monagasca está demostrando que se comporta como una joven más a la que le gusta ir a la playa, disfrutar con sus amigos, los animales e incluso disfrutar de un simple paseo. Puede que esa naturalidad sea la que atraiga a los cientos de seguidores que se alistan a su cuenta cada día. 

PAPA ❤️ #jetaime #leplusbeau #leplusfort

Una foto publicada por Pauline Ducruet (@paulinedcrt) el

Más información