Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Cuántas de estas series de Aaron Spelling han marcado tu vida?

Hoy se cumplen 10 años de la muerte del productor más importante de la historia de la televisión y, como homenaje, hacemos un repaso por sus mayores éxitos (y fracasos). 'Sensación de vivir', 'Melrose Place', 'Embrujadas'... Sí, este hombre lo hizo casi todo

En 1999, el Libro Guinness de los Récords nombraba a Aaron Spelling (22 abril 1923, Dallas, Texas -23 junio 2006, Los Ángeles, California) el productor más prolífico de la historia de la televisión por haber sido el artífice de 200 series y películas para televisión. Llegó a tener tantas series en horario de máxima audiencia en ABC que la cadena se llegó a conocer popularmente como la Aaron’s Broadcasting Company.

El productor Aaron Spelling y su hija Tori Spelling en los premios Tv Land Awards en Santa Monica Producer en 2005.

El legendario padre de Tori Spelling, que llegó a estar casado con Carolyn Jones (que interpretó a Morticia, en la serie de La familia Adams) marcó varias eras doradas de la televisión impulsando la carrera de Joan Collins o de Heather Locklear y dominando la industria en todo tipo de géneros: policiacos, dramas familiares, culebrones…

Cardados y bronceados. En la imagen, Joan Collins y Heather Locklear.

Este hijo de inmigrantes judíos que, según contaba, llegó a compartir cama de niño con otros cuatro miembros de su familia, cambió la cultura pop en los 60 y 70; también en los 80 cuando introdujo el culebrón sofisticado y, por supuesto, en los 90 cuando se reinventó y se acercó a un público juvenil tras ver canceladas sus míticas series.

En todas sus producciones se trataban temas como la discriminación de la mujer, el racismo, la homofobia, el estatus de los ricos o la familia como empresa y cómo el bien siempre ganaba frente al mal. Para completar el cóctel made in Spelling no podían faltar los grandes temas musicales, las localizaciones glamurosas, los desnudos gratuitos y una evidente obsesión por los detalles. En el décimo aniversario de su muerte, elegimos las 10 mejores series –y las 10 peores– producidas por el mítico Spelling.

Las 10 mejores series de Aaron Spelling

1. The Mod Squad (1968-1973)

Fue el primer éxito de Aaron Spelling con el que obtuvo seis nominaciones a los premios Emmy. The Mod Squad era una serie de policías, con “un negro, un blanco y una rubia”, tal y como decía su eslogan. Impactó la juventud de sus protagonistas y que cada uno representaba parte de la cultura mainstream de la época.

2. Starsky y Hutch (1975-1979)

Dos policías de California: uno, callejero de Brooklyn, David Starsky; el otro, el intelectual de Minesota, Kenneth Hutchinson. Fue una de las primeras series en prime time con personajes negros alejados del estereotipo de criminal. Huggy Bear se hizo tan famoso que a punto estuvo de tener su spin off. Para la memoria queda el Ford Gran Torino rojo con su raya en blanco. En 2004, Ben Stiller y Owen Wilson protagonizaron el remake de la serie en forma de película.

3. Los ángeles de Charlie (1976-1981)

¿Tres chicas detectives, jóvenes y guapas? Kate Jackson, Farrah Fawcett y Jaclyn Smith trabajaban como policías en Los Ángeles, en la agencia Charles Townsend, para el enigmático Charlie al que nunca vimos. Con el sex appeal como arma letal, Los Ángeles de Charlie fue una de las primeras series de acción que contó con mujeres fuertes. Spelling fue pionero del croosover al conseguir que los ángeles resolvieran un caso de Vacaciones en el mar. Drew Barrymore produjo el fallido reboot con Annie Ilonzeh, Minka Kelly y Rachael Taylor.

4. Vacaciones en el mar (1977-1987)

En ese delicioso barco del amor, triunfaba este y las subtramas rocambolescas de todo tipo. Basada en el libro de Jeraldine Saunders, capitán de un barco, la comedia contó con numerosos actores invitados y su sintonía sigue siendo una de las más populares de la historia de la televisión. Como curiosidad: la voz de la narración es la de Ernie Anderson, conocido como Ghoulardi, el padre del director Paul Thomas Anderson (Magnolia).

5. Hart y Hart (1979-1984)

Luego llegaría Luz de luna (en 1985, cuando acabó esta), pero los pioneros fueron Robert Wagner y Stefanie Powers, como el matrimonio Hart, pareja de detectives. Jonathan y Jennifer Hart eran un rico CEO y una periodista freelance que resolvían crímenes episódicos relacionados normalmente con el espionaje, los robos y secuestros. Para que luego digan que no hay que mezclar el trabajo con el amor…

6. Dinastía (1981-1989)

Era como Dallas, que se había estrenado en 1978, pero con Joan Collins como villana a lo JR y ambientada en una familia metida en el negocio del petróleo en Denver, Colorado. En 1991 se le dio un final feliz con una película. El culebrón duró la friolera de nueve temporadas y contó, además, con un spin off, Los Colby, protagonizado por Charlton Heston y Barbara Stanwyck. Mientras Dallas contó con un reboot, nadie ha osado a resucitar Dinastía.

7. Sensación de vivir. Beverly Hills 90210 (1990-2000)

Esa familia Walsh con sus mellizos Brandon y Brenda que llegaba de nuevas a Beverly Hills. Ese grupo de adolescentes interpretados por actores, en realidad, veinteañeros (a futuras series con viejóvenes se las cataloga con el 'síndrome 90210'). El reparto lo formaban Tori Spelling –la hija del jefe– Shannen Doherty, Jason Priestly, Luke Perry, Brian Austin Green… carne de carpeta durante una década. Caló bien hondo esta juventud al límite, donde lo mismo veíamos suicidios, abortos y otros líos, como se hablaba de homosexualidad, entre otros muchos temas. Tuvo su secuela, titulada Sensación de vivir: La nueva generación, que sobrevivió nada menos que cinco temporadas.

8. Melrose Place (1992-1999)

El spin off inevitable, tras el éxito de Sensación de vivir. Heather Locklear, Alyssa Milano, Vanessa Williams… y un auténtico superviviente: el doctor Michael Mancini (Thomas Calabros). De aquí también saldría otro spin off, Models, Inc., con menos fortuna (ya era demasiado). En Melrose Place veinteañeros de verdad vivían en un complejo de apartamentos con extra de todo. Doug Savant, Matt, fue uno de los primeros gais en prime time. Su reboot en 2009 no funcionó.

9. Siete en el paraíso (1996-2006)

Este drama familiar con un pastor protestante, su mujer, sus siete hijos y un perro, es la serie de la que más orgulloso estaba Aaron Spelling, pues para él los Camden no tenían nada de familia disfuncional. Conocimos a Jessica Biel, una de las hijas del matrimonio, y variados temas que iban desde el bullying al racismo.

10. Embrujadas (1998-2006)

No eran ángeles, si no brujas, y de San Francisco intentando llevar una vida normal, pero con demonios y demás monstruos acechando. Shannen Doherty –que fue sustituida por Rose McGowan–, Holly Marie Combs y Alyssa Milano se convirtieron en nuevas heroínas para una generación. En 2010 regresó en forma de cómic y llegó a hablarse de un posible reboot.

Las 10 peores series de Aaron Spelling

1. Patrulla especial, 1974. (Chopper One). 13 episodios. Dos policías, un piloto y un observador, apatrullando la ciudad en helicóptero. Un rollaco.

Dirk Benedict, Ted Hartley y Jim McMullen.

2. Gatos sobre ruedas, 1980. (B.A.D. Cats). 10 episodios. Una Starsky y Hutch autoparódica con ¡Michele Pfeiffer! El acrónimo de Burglary Auto Detail, Comercial Auto Detail, era lo peor y esa persecución de ladrones de coches robados.

3. Glitter, 1984-1985). 14 episodios. Un clon soporífero de Dinastía, pero ambientado en una revista.

4. Life with Lucy, 1986. 13 episodios. Convirtieron a Lucille Ball en la abuela ideal que sacaba adelante a su familia (Spelling ya lo intentó con Aloha Paradise y Debbie Reynolds).

5. The Heights, 1992. 13 episodios. Un drama musical bastante rancio, creado por Eric Roth, que luego se resarció con los guiones de Forrest Gump y Munich, pero aquí, no.

6. 2000 Malibu Road, 1992. 6 episodios. La serie veraniega protagonizada por una Drew Barrymore a lo Marilyn Monroe y Jennifer Beals, en plan chicazo, no aguantó la ola.

7. University Hospital, 1995. 9 episodios. El drama médico de Spelling, inspirado en Urgencias, que no le funcionó.

8. Kindred: The Embraced, 1996. 8 episodios. Basado en el juego de rol Vampiro: la mascarada, parece un crossover entre Melrose Place y El Padrino. ¿Vampiros en Los Ángeles y con Kelly Rutherford? ¡No way!

9. Malibú Shores, 1996. 10 episodios. Más Malibú, esta vez con Keri Russell (antes de Felicity) y Charisma Carpenter (antes de Buffy). Los problemas en este paraíso nos traían al pairo.

10. Titans, 2000-2001. 13 episodios. Otra Dinastía con Victoria Principal no podía catalogarse ni de placer culpable.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.