Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Populismo en Europa

Un fantasma recorre Europa, es el fantasma del populismo. Las históricas democracias europeas, que antaño creíamos maduras y consolidadas, se desestabilizan ante la ola de demagogia, euroescepticismo y xenofobia que asola nuestro continente. Francia, Grecia, Alemania, Austria..., en todas aparecen partidos que culpan a Europa de los males de nuestra sociedad, prometiendo la solución a todos nuestros problemas si caemos rendidos en sus brazos; incluso en nuestro país empiezan a verse estas tensiones, alentadas desde relevantes formaciones políticas. El auge de UKIP y el desmoronamiento interno de los tories en Reino Unido es solo un capítulo más de esta historia, que día a día se está escribiendo en nuestra geografía.

Ha llegado el tiempo de que recordemos por qué nuestros padres y abuelos decidieron transformar un continente asolado por la guerra en un lugar de convivencia entre las distintas naciones que lo poblamos. Hoy es el turno de Reino Unido, el día de mañana el nuestro, y entonces deberemos decir “no” al populismo, deberemos demostrar por qué la vieja Europa es la cuna de la tolerancia, de la democracia y de la libertad.— Yago Garita. A Coruña.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.