Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El regreso de Barbra Streisand: libro de memorias, disco y gira

La diva del teatro, el cine y la canción hablará por primera vez de su vida en una autobiografía

Barbra Streisand, leyenda viva del teatro, el cine y sobre todo de la música, todavía no tiene tiempo para la nostalgia. Porque a sus 74 años la diva anuncia su enésimo regreso a escena con una gira, un nuevo disco y el proyecto de un libro de memorias donde por primera vez será ella misma —y no otros— quien cuente su historia. La prevista comparecencia de la cantante y actriz en la gala de los premios Tony, la primera desde hace casi medio siglo, sellaba anoche el abandono de su semiretiro.

Barbra Streisand en un concierto en Nueva York en el año 2000.
Barbra Streisand en un concierto en Nueva York en el año 2000.

Sobre ese mismo escenario de Broadway donde Streisand participó el domingo como presentadora, una chica judía de familia modesta que la consideraba el "patito feo" comenzó a construir una impresionante carrera en la década de los sesenta. A los 22 años ya era una estrella del teatro y a los 26, del cine. Así lo relatará la artista en un libro que sale a la venta el próximo año para contrarrestar los mitos, bulos y quizá algunas verdades incómodas que han circulado durante décadas en medio centenar de biografías no autorizadas.

La modestia nunca ha sido el fuerte de Streisand —vanidosa, extravagante, también genial— y todo apunta a que sus memorias serán una oda a ese recorrido que acabó convirtiendo a la artista autodidacta en una de las personalidades del mundo del espectáculo más reconocidas de todos los tiempos, que tiene dos Oscar, el Tony, un ramillete de Globos de Oro, Emmy y, por supuesto, de Grammy. Ni ella ni su editorial (Viking) han querido desvelar hasta qué punto el libro abarcará su faceta más personal, sus matrimonios con los actores Elliot Gould (padre de su hijo Jason) y su actual pareja, James Brolin, entre los que mediaron sonados romances con otros colegas de profesión, con el peluquero Jon Peters o el tenista Andre Agassi, 20 años más joven.

Barbra Streisand posa con uno de sus Globo de Oro.
Barbra Streisand posa con uno de sus Globo de Oro.

O si hablará sobre ese desdén de su madre (a su hermana Rosalind la llamaba “la bella” y a ella “la bestia”) que habría sido el origen de los problemas de ansiedad de Streisand, plasmados tanto en su vida privada como sobre los escenarios, olvidando en ocasiones la letra de sus canciones. A ellos regresa este verano, cuatro años después de su última gira, con una serie de conciertos que arrancará en Los Ángeles y culminará en Toronto, previo paso por su Brooklyn natal. Serán el aperitivo del lanzamiento al mercado, a finales de año, de su álbum de estudio número 35, en el que versionará temas legendarios de los musicales de Broadway en duetos con otras estrellas cuyos nombres aún no ha desvelado.

La Streisand que regresa a primera línea es una veterana que ya no tiene que demostrar nada y que, según confiesa, vive una de sus etapas más felices y serenas al lado de Brolin y cuya alma demócrata y feminista se ha visto tonificada con el apuntalamiento de su admirada Hillary Clinton como candidata a la Casa Blanca.

Más información