Macaulay Culkin reaparece entre éxtasis, psicodelia y delirio

El actor se une a una psicotrópica versión de 'Aladino y la lámpara maravillosa' ideada por el músico 'indie' Adam Green. El objetivo: criticar el materialismo

Macaulay Culkin en un momento de la delirante adaptación de 'Aladdin'.

Macaulay Culkin (35 años, Nueva York) se ha convertido en ese personaje entrañable al que todos consideramos nuestro y que cada vez que le vemos en un titular se nos desboca el corazón. ¿Le habrá pasado algo malo? Tranquilidad: el muchacho está tratando de encauzarse después de años de excesos. La última vez que tuvimos noticias de él estaba bañado en sangre. Fue el año pasado en un capítulo de serie solo para Internet DRYVRS, donde interpretaba a un crecido y perturbado McCallister (su personaje de Solo en casa) que terminaba el episodio descuartizando a otro tipo. Si su regreso tras casi 20 años alejado de las cámaras no había resultado suficientemente espectacular, ahora volvemos a encontrarnos con un Macaulay desternillante en la psicotrópica versión del clásico Aladino y la lámpara maravillosa, dirigida por su amigo, el músico indie e integrante del grupo Moldy Peaches, Adam Green.

Adam Green, metido en su papel de Aladdin, disfruta de uno de los deseos que le otorga la lámpara mágica.
Adam Green, metido en su papel de Aladdin, disfruta de uno de los deseos que le otorga la lámpara mágica.

La historia gira en torno a un Aladdin músico, drogadicto y desquiciado, que ha perdido la inspiración y está a punto de ser despedido de su discográfica. Todo se anima cuando encuentra una lámpara que imprime en 3D los artilugios que un músico necesita: botas puntiagudas, drogas... Mujeres de prominentes pechos de papel maché, decorados fabricados con cartón pintado, y una princesa que podría ser la sexta hermana Kardashian y que solo quiere pasárselo bien, completan esta crítica mordaz sobre el materialismo y la codicia que Adam Green ha aligerado con orgías, pastillas de éxtasis y mucha música psicodélica. “Pensé que sería divertido crear un universo que fuera como mi propio parque de atracciones. Hay una gran cantidad de elementos autobiográficos en esta versión de Aladdin”, asegura Adam Green a The Guardian.

Macaulay Culkin interpreta a un entregado manifestante que lucha por una sociedad mejor.
Macaulay Culkin interpreta a un entregado manifestante que lucha por una sociedad mejor.

El hasta hace poco desubicado Macaulay Culkin es el reclamo principal de la película, que a partir de hoy se puede descargar en Itunes y Amazon. El actor, que ha participado de forma altruista en el proyecto de Adam Green, interpreta a un manifestante dispuesto a morir defendiendo sus ideales. “Este es un proyecto pasional. Algo que tenía que hacer. Me encanta colaborar con él [Adam Green] en cualquiera de sus disciplinas. Le dije que sí antes de que hubiera nada escrito”, confiesa Macaulay.

En la película parecen otros rostros conocidos, como Zoe Kravitz (27 años, California), hija de Lenny Kravitz; el músico Devendra Banhart; o Natasha Lyonne, actriz de la serie Orange is the new black. Todos han querido formar parte de este proyecto loco, y alejado de toda comercialidad, que empezó como una quimera inviable y que seguramente no sea para todos los gustos. "No estoy seguro de que esta película sea accesible para las masas. Es una obra única", asegura Macaulay Culkin.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS