Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ‘invernalización’ del armario masculino

Beckham usa gorro en primavera y Gucci propone pantalones cortos con abrigo: los hombres ignoran el cambio de temporada

Harry Styles ensayando en Los Ángeles. Ampliar foto
Harry Styles ensayando en Los Ángeles.

La moda masculina, a diferencia de la femenina donde las fronteras están mucho más difuminadas, se ha caracterizado siempre por sus estrictos límites estacionales: bermudas y manga corta en verano; tonos oscuros, sudaderas y gorros de lana para el invierno. Sin embargo, la influencia de los clásicos códigos de vestimenta sobre lo que se debe llevar en cada estación es cada vez menos rígida, y, por encima de ellos, prima la premisa de lucir una prenda cuando se quiera, sin que sea necesariamente el momento adecuado. Una de las consecuencias más evidentes de este cambio de tendencia ha sido la invernalización del armario, que dota de libertad a quien desee llevar una cazadora en agosto. 

David Beckham, Pharrell Williams y Harry Styles son algunos de los personajes adeptos a la moda que lucen prendas invernales en un clima primaveral o veraniego. ¿Por qué abandonar una fórmula ganadora porque toque cambio de temporada? Esa es la lógica que justifica esta invernalización. Así, el futbolista no se separa de sus gorros de lana, el productor, diseñador e intérprete de Happy combina con asiduidad bermudas y camisa de manga larga y el miembro de One Direction se atreve con un chaleco de borreguito en la ciudad subtropical de Los Ángeles. 

David Beckham en Los Ángeles en febrero y, a la derecha, en abril.
David Beckham en Los Ángeles en febrero y, a la derecha, en abril.

Antes de llegar a la calle, las tendencias se fermentan en las pasarelas y la invernalización de los modelos ya figuraba entre las propuestas de Gucci o Prada para esta temporada primavera-verano. Alessandro Michele, director creativo de la casa florentina desde 2015, se atrevió a mezclar bermudas de punto, cazadoras con sandalias y sombreros de lana. Mientras que la firma milanesa puso el punto de mira en un look colegial de pantalones cortos y abrigos.

Una foto publicada por Gucci (@gucci) el

Si se pasa o no calor con estas prendas es una cuestión menor para una víctima de la moda, al igual que una mujer soporta unos stilettos o unos apretados pantalones skinny. No solo la industria enfocada al hombre se ha transformado en este sentido; el protocolo está evolucionando y empieza a verse como habitual mezclar un traje con deportivas o una americana con un pantalón de chándal. Se trata, en su conjunto, de un cambio dentro de la moda masculina y una relajación de lo que hasta ahora era aceptable o correcto.