Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gran embajador de la cocina peruana se instala en Barcelona

Gastón Acurio se hará cargo de la propuesta culinaria en los espacios al aire libre Mimosa y Terrat del hotel Mandarin Oriental

De izquierda a derecha, los chefs Carme Ruscalleda, Gastón Acurio y Ángel León.
De izquierda a derecha, los chefs Carme Ruscalleda, Gastón Acurio y Ángel León.

El famoso cocinero Gastón Acurio, artífice de la difusión internacional de la cocina peruana, y su bandera —el ceviche— se instalan en Barcelona. Del 15 de abril a finales de octubre, Acurio se hará cargo de la propuesta culinaria y coctelera en los espacios al aire libre Mimosa y Terrat del hotel Mandarin Oriental de la ciudad. El chef, que previsiblemente repetirá estancia en el Mandarin la próxima temporada, se suma a una brillante oferta gastronómica con Carme Ruscalleda en Moments (dos estrellas Michelin), que renueva su menú con una propuesta evocadora de viajes, y con Ángel León, chef del mar que incorpora platos de su gaditano Aponiente en Bistreau.

Uno de los platos del chef Gastón Acurio.
Uno de los platos del chef Gastón Acurio.

Ceviches, causas, anticuchos, tiraditos, platos chifa, cocina criolla... y el imprescindible pisco sour estarán en la carta barcelonesa de Acurio, que quiere agradar "con bocados refrescantes". Ingredientes básicos peruanos como el ají amarillo, el ají panca y el rocoto se fusionarán con materia prima mediterránea, dice. "¿Cómo voy a desperdiciar la oportunidad de hacer un anticucho con cerdo ibérico, un tiradito con gamba roja o un ceviche con espardeñas?". Su aventura "estacional" en el Mandarin catalán, surgida tras el éxito en el hotel de esta cadena en Miami, tiene vocación de continuidad. "Este será el año de aprender y de escuchar a la gente, para que cada año sea mejor y mejor".

Uno de los platos del chef Gastón Acurio.
Uno de los platos del chef Gastón Acurio.

Gastón Acurio se propuso hace 10 años que el ceviche fuera tan global como la pizza o el sushi y su sueño de "enamorar al mundo" con ese plato ya se está haciendo realidad. "Es un motivo de inmenso orgullo ver la proliferación de restaurantes peruanos volcados en el ceviche", cuenta, y le hace gracia que los no peruanos se apunten al cevichismo. "Vas a un evento y cuando te crees que te van a dar una croqueta te llega un platito de ceviche". No le molestan las versiones, no siempre acertadas al marinar el pescado o el marisco con cítricos y picante, pero sí cree fundamental que "los cocineros peruanos difundan su cultura gastronómica de una manera fidedigna".

Uno de los ceviches de Gastón Acurio que podrá degustarse en el Hotel Mandarín.
Uno de los ceviches de Gastón Acurio que podrá degustarse en el Hotel Mandarín.

Gastón Acurio es un activista de la cocina como motor de progreso social y económico y ha logrado que en Perú la gastronomía sea una pasión nacional, con miles de jóvenes estudiando el saber culinario. El chef, una figura relevante en la cocina contemporánea, forma parte del consejo asesor internacional del Basque Culinary Center. Su restaurante icono es Astrid y Gastón, en los primeros puestos de la lista 50 Best mundial y de América Latina. Su faceta de gastroempresario, con diferentes modelos de negocio, se extiende a nivel internacional, con más de 3.000 personas empleadas en más de 50 restaurantes. Pero en ese afán emprendedor no se trasladará a la política. "Rotundamente, no", asegura zanjando rumores.

Siempre ocupado en proyectos nuevos, abrirá en Lima un restaurante "que le rinde homenaje al fuego de una forma rústica pero precisa", Los Valientes, con todo tipo de parrillas, hornos y técnicas de asado peruanas y de otros países latinos. Y otra cadena de restaurantes "incursionará en la cocina popular con comida rápida, artesanal y de calidad que no supere los cinco euros". Ya ha arrancado con la cevichería Barra Chalaca.