Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Justin Bieber sigue desnortado: ahora se hace rastas y se pregunta "por qué"

Se compara con Amy Winehouse, sale de fiesta con Marilyn Manson, dice sentirse acosado... Y se deja el peinado sagrado del revolucionario Bob Marley

Justin presenta en sociedad su nuevo peinado.
Justin presenta en sociedad su nuevo peinado. Instagram

El mundo está tan raro que ya hasta las rastas, otrora símbolo de la protesta racial con amplias profundidades sociales, salta a las cuentas de Instagram de los personajes más glamourosos. Hablamos de Justin Bieber (Canadá, 22 años), que está pasando sus peores momentos emocionales desde que se convirtió en estrella. Eso, o está jugando, cual estratega, con sus seguidores y los medios. Son las reglas actuales en ese maridaje diabólico que es ser una estrella y juguetear con las redes sociales. Sin embargo, diversas fuentes (y él mismo) señalan que su bajón emocional va en serio. Algunos movimientos así lo constatan. Hace unos días escribió en su cuenta de Instagram una cita de Buda: “Al final solo hay tres cosas que importan: cuánto has querido, cómo has vivido y cómo dejas ir agradecido aquello que no es para ti”. Las últimas fotos que ha compartido no necesitan de ningún texto. Ese joven con gesto tristón al que le cuelgan algo similar a nudos marineros de la cabeza, lo está pasando, definitivamente, mal.

Frase de Buda que Justin compartió en su Instagram. En ella puede leerse:
Frase de Buda que Justin compartió en su Instagram. En ella puede leerse: "Al final solo importan 3 cosas: cuánto has amado, cómo has vivido y cómo dejas ir aquello que no es para ti". Instagram

Sí, lo que le sale del pelo son rastas. Se trata de la última excentricidad que ha llevado a cabo el cantante, que no deja de sorprender a sus 64 millones de seguidores en Instagram. En la instantánea con la que desveló su nuevo look él mismo lanzaba la pregunta: “¿Por qué?”. Resulta difícil imaginar por el calvario emocional por el que debe estar pasando cuando ni él sabe por qué ha enmarañado su preciada cabellera.

No es la primera vez que Justin da muestras de encontrarse al límite. Hace unos meses él mismo se comparaba con la desaparecida Amy Winehouse, y no solo por su afición a la bebida (a sus 22 años ya ha sido detenido por conducir con altas dosis de alcohol corriendo por sus venas): “Vi el documental de Amy en el avión y se me cayeron las lágrimas porque puedo ver lo que los medios le hicieron y el modo en que la trataron… Y eso mismo es lo que están haciendo conmigo”.

Foto que el cantanté compartió hace un par de semanas recordando su relación con Selena.
Foto que el cantanté compartió hace un par de semanas recordando su relación con Selena. Instagram

El cantante se siente acosado por la prensa, que, según él, no le respeta ni en sus peores momentos. A pesar de que sus fans son su pilar elemental, ha reconocido recientemente que necesitaba tomarse un descanso. Lo cierto es que algo olía raro desde hacía tiempo. La huida precipitada que el cantante protagonizó en España cuando acudió como invitado al programa de Dani Mateo, YU: no te pierdas nada, daba pistas de que Justin estaba inquieto. El presentador, por su parte, tiene claro lo que le vendría bien a la estrella para acabar con todos sus males: “A Justin hay que darle una pala, meterle en una zanja y que vaya conociendo a las personas”.

Hace un par de semanas publicaba una foto antigua en la que aparecía besando a su antigua novia, Selena Gomez, que se rumorea que sale con el cantante de 24 años Charlie Puth. Bajo la instantánea, que cuenta con 3 millones de "me gusta", podía leerse una palabra: “Siente”. Este no era un comentario gratuito. Selena, que actualmente ostenta el título de persona con más seguidores en Instagram en el mundo, había empezado a airear fotos en las que aparece muy cariñosa con Charlie.

Marilyn Manson y Justin haciéndose una foto para dejar constancia de su buena amistad.
Marilyn Manson y Justin haciéndose una foto para dejar constancia de su buena amistad. Instagram

“Sólo quiero que la gente sepa que soy humano y que estoy tratando de salir adelante, como todos. En las giras te sientes solo. Todos ven el glamour y las cosas maravillosas, pero no ven el otro lado. Este estilo de vida puede destrozarte”, declaraba Justin a la publicación musical NME. El joven canadiense está pasando por una racha tenebrosa y esto se refleja en las decisiones que toma, y también en sus amistadas. Ahora es íntimo del oscuro y satánico cantante de 47 años Marilyn Manson, con él que intercambia confidencias, fotos y camisetas que ambos lucen en sus respectivos conciertos.

Como suele ocurrir con cada publicación del cantante, las reacciones de sus fans no se han hecho esperar, y sus rastas han generado opiniones de todo tipo: “Todavía me acuerdo de su pelo hace tres años. ¿Qué es esta mierda de ahora?”, comentaba uno que no parece muy convencido con el cambio de imagen de su ídolo. Mientras, para otros su pelo es lo de menos: “Amo su cara, puedo mirar más allá de su pelo, ¿y vosotros?”; o “sus labios… nunca había visto unos labios tan bonitos como los tuyos, nunca en mi vida”.

Selena pasa un buen rato con el cantante Charlie Puth.
Selena pasa un buen rato con el cantante Charlie Puth. Twitter

La polémica tampoco ha tardado en llegar, y no han sido pocos los que se han sentido más que ofendidos por el nuevo peinado de Justin: “Ninguno de vosotros sabéis nada sobre la apropiación cultural, cerrad la boca. Si la gente negra lleva rastas son despreciados, pero si las lleva un blanco es cool. El pelo de Justin parece los dedos del Grinch…”. Otra: “Le pido que se tome un tiempo en investigar sobre la apropiación cultural para que entienda el significado de las rastas”. Y la respuesta: “Perdona, ¿quién eres tú para entrar en esto? Entiendo lo de la apropiación cultural, pero si alguien quiere hacer esto con su pelo está bien siempre que sea feliz”.

Mientras, Justin sigue oficialmente deprimido...

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información