Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Gastronomía BLOGS Coordinado por JOSÉ CARLOS CAPEL

Noor, el sueño andalusí de Paco Morales

Noor, el sueño andalusí de Paco Morales

Córdoba 18 de marzo 2015

Estuve en Noor el 15 de mayo de 2015 cuando el local andaba destartalado por obras, fecha en la que escribí mis primeras impresiones sobre el apasionante proyecto de Paco Morales. Regresé las últimas navidades a Córdoba y el inmueble, aun pendiente de licencia municipal, continuaba ofreciendo un aspecto lamentable. El pasado viernes, un día después de la inauguración no podía reconocer casi nada, incluida la fachada, recubierta por una “piel” completamente nueva. La transformación había sido fascinante.

Descorrí la cortina que desde el umbrío vestíbulo da acceso a su comedor y me impresionó la perspectiva. Sin duda un brillante trabajo de interiorismo realizado por el arquitecto Jose Ramón Tramoyeres del estudio valenciano Gglab que ha aprovechado la luz cenital para multiplicar las alegorías a la ciudad de Medina_Azahara y las estancias del palacio de Abderraman III en la Córdoba del siglo X.

Bajo la campana volada que a modo de celosía circunvala el comedor, un suelo gastado por la pátina del tiempo, mesas desnudas, cuberterías doradas y trabajos artesanos como el grueso cordobán que protege la carta de vinos o las planchas de cuero que sirven de reposo a los cubiertos. Ambientación a la que contribuyen los uniformes del personal de sala diseñados por X-Adnan. Y frente al comedor la propia cocina, abierta, donde oficia a la vista la brigada de Morales con tecnología a la última sin que se deslicen olores de ningún tipo. En suma, un viaje imaginario al esplendor histórico de la cocina andalusí de la mano de un cocinero de talento que bajo los dictados de su instinto reinterpreta en versión libre los recetarios históricos del siglo XIII, algunos de los más antiguos de la cocina europea.

Morales se manifiesta rígido y transgresor al mismo tiempo. Ninguno de sus menús contiene ingredientes posteriores al descubrimiento de América. Nada de patatas, pimientos, alubias, maíz, chocolate o tomate. Sin embargo, no se ajusta en absoluto a las fórmulas que figuran en el Manuscrito Hispano Magrebí de la época almohade (siglo XIII), traducido por Ambrosio Huici Miranda. Ni tampoco sigue las recetas de Fudalat al-Khiwan, cuya traducción fue la tesis doctoral del arabista Fernando de la Granja Santamaría (1960), correspondiente principios del XIII. Y por supuesto, solo observa de refilón los apuntes del códice árabe Al-Udri.

“Sería imposible otra cosa”, afirma Rosa Tovar, documentalista que ha proporcionado a Morales torrentes de recetas y datos. “Las fórmulas de aquella época, entre las que figuran el arroz con leche, el hojaldre, macarrones y fideos, empanadas, grandes asados de aves, vinagretas y escabeches además de la cotidiana mantequilla de leche cabra, son muy especiadas y edulcoradas y soportan tiempos de cocción largos, difíciles de entender por los paladares del siglo XXI. El sofisticado manejo de las especias se interpretaba entonces como el mayor de los refinamientos”

Libre de condicionantes, Moralesen un gesto de provocadora tolerancia hasta presta relevancia al cerdo ibérico animal repudiado por la religión musulmana.

“En Al-Andalus convivían las tres culturas, los cristianos comían cerdo”, me respondió cuando le hice la observación pertinente. “Tengo que ser conciliador, no tan radical, este restaurante empieza ahora y debe abrirse a todo tipo de clientes. No me atrevo a prescindir del cerdo”, me dijo. Oído cocina, le respondí, pero en ese caso tienes que hablar de inspiración en las tres culturas de Al Andalus ya no solo en las fuentes documentales que dices que te han servido de base.De todos modos el plato más transgresor de tus modernos menús, insistí, son las quisquillas crudas con papada que plantea una doble incompatibilidad para los judíos que tampoco ingieren mariscos, alimentos impuros. También encuentro fuera de lugar el fuagrás que no pinta nada.

Si Morales quiere consolidar Noor como proyecto cultural de sesgo andalusí auténtico, tendrá que redefinir sus planteamientos en el futuro. Autentificar sus posturas y admitir solo animales sacrificados con el rito halal, por ejemplo. Por supuesto Noor cuida los detalles, el pan se coloca a la derecha de acuerdo con las costumbres árabes, y antes de comenzar se ofrece agua de granada con vinagre a modo de refresco según prácticas de la época.

Noor es un proyecto monumental, personal, cuyas recetas no guardan relación con casi nada. Para definir sus platos me veo obligado a recurrir a adjetivos como elegancia, sutileza, sabor y sentido estético muy en consonancia con la galería de fotos que siguen. Composiciones en las que se entremezclan los aromas del agua de rosas, la esencia de azahar, el azafrán, la nuez moscada, el anís estrellado, la canela, los cominos, el cilantro, la hierbabuena, el aceite de argán, la pistacha terevinta, la naranja amarga y las algarrobas en sustitución del chocolate. Metáforas culinarias del Occidente musulmán del siglo XIII, época de la cual, con una mirada atemporal, Morales extrae perfumes y sabores. Como él mismo afirma lo mejor de Noor llegará en el futuro. De eso estoy convencido. Sígueme en twitter en @JCCapel

Comentarios

Como dice su amigo Philippe Regol, una parada obligada por el AVE en la ruta hacia Aponiente. Ahora resulta que en Andalucía se encuentran dos de los restaurantes más interesantes de Europa. Una verdadera lástima Dani García que empezó fiel a sus raíces y se alejó hace tiempo de lo que era.
Buenas fotografías, muy ilustrativas, desde luego que son inspiración porque lo que se dice andalusí ni de coña
¿Capel, qué puntuación le pone?
Camilo, en este blog no hago crítica, mi texto es descriptivo con algunas reflexiones. Según mi costumbre la critica la publicaré en El Viajero (El Pais) la próxima semana.
Me interesan mucho los libros antiguos de cocina. En lo que yo alcanzo a saber estos recetarios a los que Vd. alude son los más antiguos de Europa. Ambos -- Fudalat al Khiwan y la traducción del recetario anónimo hispano magrebi -- corresponden a la primera mitad del siglo XIII. Los franceses presumen mucho de dos recetarios medievales, 'Le viander', de Taillevent (escrito a finales s. XIV) y 'Le Ménagier de Paris' (1393), de autor desconocido pero son de un siglo posteriror. A la misma época (siglo XIV) pertenecen dos libros italianos Libro per Cuoco y 'Libro della coccina', que se conocen como el anónimo veneciano y toscano. .En Cataluña tenemos también dos recetarios antiguos el 'Llibre de Sent Soví. Llibre de totes maneres de potatges de menjar i de totes maneres de confit' ( siglo XIV) y 'Llibre de Cóch" de la catedral de Tarragona' fechado en 1331. Creo que podemos sentirnos orgullosos de unos antecedentes bobliográficos tan interesantes.
Preciosos platos, si saben igual deben ser la bomba
Lo del cerdo no lo entiendo, sinceramente. ¿Estamos a rolex o a setas? Si se habla de inspiración andalusí, joe Paco, que no, que no puede ser, por mucho que a todos nos guste la carne de los gorrinos, se llama coherencia y no te inventes rollos con Al-Andalus y las tres culturas y todo eso, sobre todo porque tu discurso es bueno y se cae por la borda
Córdoba es una ciudad tan turística que hasta los propios cordobeses son turistas de su ciudad, y todos vamos a comer. La decoración y el ambiente me recuerdan un poco a Juego de Tronos y la comida falsamente andalusí, pues también. No lo digo con ironía ni mala baba: creo que será una fórmula de éxito. Me espero a El Viajero para ver la carta de vinos y saber qué tal se come.
Joé, no me lo cayo. A ver, ¿de dónde vienen las albóndigas, las aletrías portuguesas y las aletrias murcianas, los altramuces y los aletcéteras? Pues de los árabes, como las alubias, al-lubiya. Hay una especie de alubias mediterráneas que al menos en Extremadura llaman "carillas". Los últimos árabes de la Península no fueron los de Granada. En la Sierra de Hornachos, en la Tierra de Barros pacense, aguantaron unos siglos más. Uno de sus platos que ha perdurado son los "chiquillos con chaleco", que es un cocido con carillas. Otro que todavía perdura por los pelos es el "escabeche", que es una infusión salada para beber como el agua de granadas, con su chorretón de vinagre también. En fin, para comer recetas más andalusíes a precios económicos creo que lo mejor es buscar algún bar-restaurante de menús donde se congregan los trabajadores marroquíes para comer. Hay muchos.
Callo. En el Rastro de Madrid, muy cerca de Puerta de Toledo, hay uno de esos bares de marroquíes donde se come algo humilde y barato pero auténtico. Noor es otra cosa y quizá estaría bien que hubiese algo entre medias de ambos sitios.
Gracias por tu erudición José, toda esa terminología..., los que afirman que las alubias vinieron de América aciertan pero aquí en la Península los árabes trajeron una variedad que se conocía como alubyya, cre
José, aciertas cuando dices que estas recetas que se ven son falsa comida andalusí. No conozco una comida árabe bien presentada y esta aparte de que esté más o menos buena es bonita
No sé lo que han hecho Vdes. pero he intentado reservar y me dicen que naranjas, no ya esta semana que acaba de abrir y estamos en la época que estamos sino hasta dentro de un mes, están Vdes. creando monstruos, Sr. Capel. Ahora hay verdadera fiebre por comer en esta casa y todo eso lo generan Vdes.
Por la décima parte de lo que cuesta este restaurante se come comida árabe estupenda en Valencia. Prueben en http://www.balansiya.com/ yo soy asiduo. Mucho cuento me parece que rodea a estos cocineros, efecto de marketing
Seguro que Paco cree en la religión de los cristianos viejos y sigue la frase "del cerdo hasta los andares", y claro no renuncia al cerdo así lo aspen. Pero de andalusí muy poco Sr. Morales, ja, ja
Los árabes toman muchas aves, ahí está la pastela de pichón, pero lo que no se les ocurre comer es foie, no sé si saben lo que es pero no lo comen. Así que si además del cerdo pone foie el rigor de lo andalusí se va a pique como ha dicho alguien antes por ahí, me suena a marketing más que a otra cosa, aunque las fotos lucen muy, muy bien, ya me gistaría ir
La presencia del cerdo es injustificable siempre en el caso de los recetarios andalusies. Menos aún en los recetarios almohades que eran especialmente intransigentes. ¿Motivo del cerdo ibérico en sus mesas? Tan sencillo como que ha llegado a un acuerdo con COVAP (Cooperativa Agropecuaria del Valle de los Pedroches) ese el motivo, la pasta tan necesaria para sacar adelante cualquier proyecto, no le den más vueltas
No resulta nada sugerente la propuesta, que parece buscar más satisfacer el ego de sus autores que el estomago del cliente. El lugar parece una cantina cutre-cara de uno de tantos museos provinciales de mucho continente pero poco contenido. Decoración sin ningún carisma (esas mesas y esas lamparas), y poco atractivo visual en los platos.Jugar con el concepto cuando se trata de comida siempre tiene un alto riesgo
Álvaro, algo me dice que eres del gremio y te puede la envidia. Si Noor te parece una cantina cutre es porque no has estado y si crees que los platos no tienen atractivo es porque no los has probado. No conviene juzgar sin criterio para opinar hay que viajar y visitar los sitios, yo he estado y hago comentarios negativos sobre la presencia del cerdo en este restaurante por lo que representa pero el resto de la comida es súper. Visita Noor si te da la gana y luego opinas. Tus comentarios despectivos carecen de valor por completo. Ya sabemos que este nuevo lugar molesta a los hosteleros de Córdoba, empezando por los de siempre pero que se le va a hacer, la evolución y el progreso siempre pillan desprevenidos a los verdaderamente cutres que (todos sabemos quienes son en Córdoba) que andan solitos en pura vergüenza anclados en el tiempo
La sombra de El Caballo Rojo y sus secuaces planea sobre el anónimo del tal Álvaro, pero hay otros muchos en Córdoba igual de casposos
Como dice su amigo Philippe Regol, una parada obligada por el AVE en la ruta hacia Aponiente. Ahora resulta que en Andalucía se encuentran dos de los restaurantes más interesantes de Europa. Una verdadera lástima Dani García que empezó fiel a sus raíces y se alejó hace tiempo de lo que era.
Buenas fotografías, muy ilustrativas, desde luego que son inspiración porque lo que se dice andalusí ni de coña
¿Capel, qué puntuación le pone?
Camilo, en este blog no hago crítica, mi texto es descriptivo con algunas reflexiones. Según mi costumbre la critica la publicaré en El Viajero (El Pais) la próxima semana.
Me interesan mucho los libros antiguos de cocina. En lo que yo alcanzo a saber estos recetarios a los que Vd. alude son los más antiguos de Europa. Ambos -- Fudalat al Khiwan y la traducción del recetario anónimo hispano magrebi -- corresponden a la primera mitad del siglo XIII. Los franceses presumen mucho de dos recetarios medievales, 'Le viander', de Taillevent (escrito a finales s. XIV) y 'Le Ménagier de Paris' (1393), de autor desconocido pero son de un siglo posteriror. A la misma época (siglo XIV) pertenecen dos libros italianos Libro per Cuoco y 'Libro della coccina', que se conocen como el anónimo veneciano y toscano. .En Cataluña tenemos también dos recetarios antiguos el 'Llibre de Sent Soví. Llibre de totes maneres de potatges de menjar i de totes maneres de confit' ( siglo XIV) y 'Llibre de Cóch" de la catedral de Tarragona' fechado en 1331. Creo que podemos sentirnos orgullosos de unos antecedentes bobliográficos tan interesantes.
Preciosos platos, si saben igual deben ser la bomba
Lo del cerdo no lo entiendo, sinceramente. ¿Estamos a rolex o a setas? Si se habla de inspiración andalusí, joe Paco, que no, que no puede ser, por mucho que a todos nos guste la carne de los gorrinos, se llama coherencia y no te inventes rollos con Al-Andalus y las tres culturas y todo eso, sobre todo porque tu discurso es bueno y se cae por la borda
Córdoba es una ciudad tan turística que hasta los propios cordobeses son turistas de su ciudad, y todos vamos a comer. La decoración y el ambiente me recuerdan un poco a Juego de Tronos y la comida falsamente andalusí, pues también. No lo digo con ironía ni mala baba: creo que será una fórmula de éxito. Me espero a El Viajero para ver la carta de vinos y saber qué tal se come.
Joé, no me lo cayo. A ver, ¿de dónde vienen las albóndigas, las aletrías portuguesas y las aletrias murcianas, los altramuces y los aletcéteras? Pues de los árabes, como las alubias, al-lubiya. Hay una especie de alubias mediterráneas que al menos en Extremadura llaman "carillas". Los últimos árabes de la Península no fueron los de Granada. En la Sierra de Hornachos, en la Tierra de Barros pacense, aguantaron unos siglos más. Uno de sus platos que ha perdurado son los "chiquillos con chaleco", que es un cocido con carillas. Otro que todavía perdura por los pelos es el "escabeche", que es una infusión salada para beber como el agua de granadas, con su chorretón de vinagre también. En fin, para comer recetas más andalusíes a precios económicos creo que lo mejor es buscar algún bar-restaurante de menús donde se congregan los trabajadores marroquíes para comer. Hay muchos.
Callo. En el Rastro de Madrid, muy cerca de Puerta de Toledo, hay uno de esos bares de marroquíes donde se come algo humilde y barato pero auténtico. Noor es otra cosa y quizá estaría bien que hubiese algo entre medias de ambos sitios.
Gracias por tu erudición José, toda esa terminología..., los que afirman que las alubias vinieron de América aciertan pero aquí en la Península los árabes trajeron una variedad que se conocía como alubyya, cre
José, aciertas cuando dices que estas recetas que se ven son falsa comida andalusí. No conozco una comida árabe bien presentada y esta aparte de que esté más o menos buena es bonita
No sé lo que han hecho Vdes. pero he intentado reservar y me dicen que naranjas, no ya esta semana que acaba de abrir y estamos en la época que estamos sino hasta dentro de un mes, están Vdes. creando monstruos, Sr. Capel. Ahora hay verdadera fiebre por comer en esta casa y todo eso lo generan Vdes.
Por la décima parte de lo que cuesta este restaurante se come comida árabe estupenda en Valencia. Prueben en http://www.balansiya.com/ yo soy asiduo. Mucho cuento me parece que rodea a estos cocineros, efecto de marketing
Seguro que Paco cree en la religión de los cristianos viejos y sigue la frase "del cerdo hasta los andares", y claro no renuncia al cerdo así lo aspen. Pero de andalusí muy poco Sr. Morales, ja, ja
Los árabes toman muchas aves, ahí está la pastela de pichón, pero lo que no se les ocurre comer es foie, no sé si saben lo que es pero no lo comen. Así que si además del cerdo pone foie el rigor de lo andalusí se va a pique como ha dicho alguien antes por ahí, me suena a marketing más que a otra cosa, aunque las fotos lucen muy, muy bien, ya me gistaría ir
La presencia del cerdo es injustificable siempre en el caso de los recetarios andalusies. Menos aún en los recetarios almohades que eran especialmente intransigentes. ¿Motivo del cerdo ibérico en sus mesas? Tan sencillo como que ha llegado a un acuerdo con COVAP (Cooperativa Agropecuaria del Valle de los Pedroches) ese el motivo, la pasta tan necesaria para sacar adelante cualquier proyecto, no le den más vueltas
No resulta nada sugerente la propuesta, que parece buscar más satisfacer el ego de sus autores que el estomago del cliente. El lugar parece una cantina cutre-cara de uno de tantos museos provinciales de mucho continente pero poco contenido. Decoración sin ningún carisma (esas mesas y esas lamparas), y poco atractivo visual en los platos.Jugar con el concepto cuando se trata de comida siempre tiene un alto riesgo
Álvaro, algo me dice que eres del gremio y te puede la envidia. Si Noor te parece una cantina cutre es porque no has estado y si crees que los platos no tienen atractivo es porque no los has probado. No conviene juzgar sin criterio para opinar hay que viajar y visitar los sitios, yo he estado y hago comentarios negativos sobre la presencia del cerdo en este restaurante por lo que representa pero el resto de la comida es súper. Visita Noor si te da la gana y luego opinas. Tus comentarios despectivos carecen de valor por completo. Ya sabemos que este nuevo lugar molesta a los hosteleros de Córdoba, empezando por los de siempre pero que se le va a hacer, la evolución y el progreso siempre pillan desprevenidos a los verdaderamente cutres que (todos sabemos quienes son en Córdoba) que andan solitos en pura vergüenza anclados en el tiempo
La sombra de El Caballo Rojo y sus secuaces planea sobre el anónimo del tal Álvaro, pero hay otros muchos en Córdoba igual de casposos
Como dice su amigo Philippe Regol, una parada obligada por el AVE en la ruta hacia Aponiente. Ahora resulta que en Andalucía se encuentran dos de los restaurantes más interesantes de Europa. Una verdadera lástima Dani García que empezó fiel a sus raíces y se alejó hace tiempo de lo que era.
Buenas fotografías, muy ilustrativas, desde luego que son inspiración porque lo que se dice andalusí ni de coña
¿Capel, qué puntuación le pone?
Camilo, en este blog no hago crítica, mi texto es descriptivo con algunas reflexiones. Según mi costumbre la critica la publicaré en El Viajero (El Pais) la próxima semana.
Me interesan mucho los libros antiguos de cocina. En lo que yo alcanzo a saber estos recetarios a los que Vd. alude son los más antiguos de Europa. Ambos -- Fudalat al Khiwan y la traducción del recetario anónimo hispano magrebi -- corresponden a la primera mitad del siglo XIII. Los franceses presumen mucho de dos recetarios medievales, 'Le viander', de Taillevent (escrito a finales s. XIV) y 'Le Ménagier de Paris' (1393), de autor desconocido pero son de un siglo posteriror. A la misma época (siglo XIV) pertenecen dos libros italianos Libro per Cuoco y 'Libro della coccina', que se conocen como el anónimo veneciano y toscano. .En Cataluña tenemos también dos recetarios antiguos el 'Llibre de Sent Soví. Llibre de totes maneres de potatges de menjar i de totes maneres de confit' ( siglo XIV) y 'Llibre de Cóch" de la catedral de Tarragona' fechado en 1331. Creo que podemos sentirnos orgullosos de unos antecedentes bobliográficos tan interesantes.
Preciosos platos, si saben igual deben ser la bomba
Lo del cerdo no lo entiendo, sinceramente. ¿Estamos a rolex o a setas? Si se habla de inspiración andalusí, joe Paco, que no, que no puede ser, por mucho que a todos nos guste la carne de los gorrinos, se llama coherencia y no te inventes rollos con Al-Andalus y las tres culturas y todo eso, sobre todo porque tu discurso es bueno y se cae por la borda
Córdoba es una ciudad tan turística que hasta los propios cordobeses son turistas de su ciudad, y todos vamos a comer. La decoración y el ambiente me recuerdan un poco a Juego de Tronos y la comida falsamente andalusí, pues también. No lo digo con ironía ni mala baba: creo que será una fórmula de éxito. Me espero a El Viajero para ver la carta de vinos y saber qué tal se come.
Joé, no me lo cayo. A ver, ¿de dónde vienen las albóndigas, las aletrías portuguesas y las aletrias murcianas, los altramuces y los aletcéteras? Pues de los árabes, como las alubias, al-lubiya. Hay una especie de alubias mediterráneas que al menos en Extremadura llaman "carillas". Los últimos árabes de la Península no fueron los de Granada. En la Sierra de Hornachos, en la Tierra de Barros pacense, aguantaron unos siglos más. Uno de sus platos que ha perdurado son los "chiquillos con chaleco", que es un cocido con carillas. Otro que todavía perdura por los pelos es el "escabeche", que es una infusión salada para beber como el agua de granadas, con su chorretón de vinagre también. En fin, para comer recetas más andalusíes a precios económicos creo que lo mejor es buscar algún bar-restaurante de menús donde se congregan los trabajadores marroquíes para comer. Hay muchos.
Callo. En el Rastro de Madrid, muy cerca de Puerta de Toledo, hay uno de esos bares de marroquíes donde se come algo humilde y barato pero auténtico. Noor es otra cosa y quizá estaría bien que hubiese algo entre medias de ambos sitios.
Gracias por tu erudición José, toda esa terminología..., los que afirman que las alubias vinieron de América aciertan pero aquí en la Península los árabes trajeron una variedad que se conocía como alubyya, cre
José, aciertas cuando dices que estas recetas que se ven son falsa comida andalusí. No conozco una comida árabe bien presentada y esta aparte de que esté más o menos buena es bonita
No sé lo que han hecho Vdes. pero he intentado reservar y me dicen que naranjas, no ya esta semana que acaba de abrir y estamos en la época que estamos sino hasta dentro de un mes, están Vdes. creando monstruos, Sr. Capel. Ahora hay verdadera fiebre por comer en esta casa y todo eso lo generan Vdes.
Por la décima parte de lo que cuesta este restaurante se come comida árabe estupenda en Valencia. Prueben en http://www.balansiya.com/ yo soy asiduo. Mucho cuento me parece que rodea a estos cocineros, efecto de marketing
Seguro que Paco cree en la religión de los cristianos viejos y sigue la frase "del cerdo hasta los andares", y claro no renuncia al cerdo así lo aspen. Pero de andalusí muy poco Sr. Morales, ja, ja
Los árabes toman muchas aves, ahí está la pastela de pichón, pero lo que no se les ocurre comer es foie, no sé si saben lo que es pero no lo comen. Así que si además del cerdo pone foie el rigor de lo andalusí se va a pique como ha dicho alguien antes por ahí, me suena a marketing más que a otra cosa, aunque las fotos lucen muy, muy bien, ya me gistaría ir
La presencia del cerdo es injustificable siempre en el caso de los recetarios andalusies. Menos aún en los recetarios almohades que eran especialmente intransigentes. ¿Motivo del cerdo ibérico en sus mesas? Tan sencillo como que ha llegado a un acuerdo con COVAP (Cooperativa Agropecuaria del Valle de los Pedroches) ese el motivo, la pasta tan necesaria para sacar adelante cualquier proyecto, no le den más vueltas
No resulta nada sugerente la propuesta, que parece buscar más satisfacer el ego de sus autores que el estomago del cliente. El lugar parece una cantina cutre-cara de uno de tantos museos provinciales de mucho continente pero poco contenido. Decoración sin ningún carisma (esas mesas y esas lamparas), y poco atractivo visual en los platos.Jugar con el concepto cuando se trata de comida siempre tiene un alto riesgo
Álvaro, algo me dice que eres del gremio y te puede la envidia. Si Noor te parece una cantina cutre es porque no has estado y si crees que los platos no tienen atractivo es porque no los has probado. No conviene juzgar sin criterio para opinar hay que viajar y visitar los sitios, yo he estado y hago comentarios negativos sobre la presencia del cerdo en este restaurante por lo que representa pero el resto de la comida es súper. Visita Noor si te da la gana y luego opinas. Tus comentarios despectivos carecen de valor por completo. Ya sabemos que este nuevo lugar molesta a los hosteleros de Córdoba, empezando por los de siempre pero que se le va a hacer, la evolución y el progreso siempre pillan desprevenidos a los verdaderamente cutres que (todos sabemos quienes son en Córdoba) que andan solitos en pura vergüenza anclados en el tiempo
La sombra de El Caballo Rojo y sus secuaces planea sobre el anónimo del tal Álvaro, pero hay otros muchos en Córdoba igual de casposos