MigradosMigrados
Coordinado por Lola Hierro

Dos años de impunidad de Tarajal

Placa en memoria de los fallecidos /Julissa Jáuregui

Este sábado 6 de febrero se cumplen dos años de las muertes de 15 personas migrantes en la playa de Tarajal tras ser atacadas con material antidisturbios. El caso ha sido archivado.

Imagina los infinitos minutos de incertidumbre por las que pasaron, al menos, 15 personas mientras esperaban con todas sus fuerzas pisar el suelo, Europa, donde supuestamente tendrían un futuro mejor.

Minutos después esas personas están muertas.

El pasado 6 de febrero de 2014, un grupo de personas que intentaba llegar a nado el suelo español huyendo de conflictos, pobreza y desigualdades en sus países, fueron atacadas con pelotas de goma y botes de humo por la Guardia Civil en lugar de recibir auxilio. Quienes sobrevivieron fueron devueltos inmediatamente a Marruecos por parte de autoridades españolas a través de devoluciones ilegales, hoy legalizadas con la modificación de la Ley de Extranjería a través de la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como la Ley Mordaza, violando el principio de no devolución y vulnerando la legislación europea e internacional.

Las distintas versiones, mentiras y montajes que ofreció el Gobierno, así como la opacidad con la que se estaba tratando la tragedia, no fueron suficientes para pasar por alto las muertes de estas personas. Debido a ello el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, acabó reconociendo que sí se utilizó material antidisturbios por parte de la Guardia Civil tal como afirmaban los migrantes supervivientes y parte de la prensa.

Organizaciones, ONG, colectivos y activistas que trabajan en pro de la defensa de los derechos humanos y de los migrantes pidieron una investigación para aclarar las causas reales de las muertes ante las continuas contradicciones del propio Ministro del Interior.

Pero también fueron los propios migrantes, apoyados por la ONG Alianza por la Solidaridad, quienes levantaron la voz en una rueda de prensa y exigieron justicia por aquellos compañeros que murieron: “No vamos a detenernos hasta que los responsables de estas muertes estén en prisión”.

Rueda de prensa de las asociaciones de migrantes africanos / TeleK Televisión

Éstos, con motivo del primer año de esta tragedia, se organizaron para realizar una marcha en Ceuta que acabaría en la playa de Tarajal. En esa marcha, a la que se sumaron alrededor de 700 personas, se exigía verdad y justicia para las víctimas y sus familias. Se leyó un manifiesto donde expresaron su indignación: “Aquellas pelotas de goma eran su condena de muerte. Sólo porque eran negros, subsaharianos, Europa y España les ha dado la espalda. Las organizaciones exigimos un cambio en las políticas migratorias, un respeto de los derechos humanos, no queremos vallas que cortan ni que se deje el trabajo sucio a Marruecos. Exigimos responsabilidades y que la justicia haga su trabajo”.

Así como se cumplió el primer año, en unos días se cumplirá el segundo con el archivo del caso. El 15 de octubre de 2015 la jueza número 6 de Ceuta, María del Carmen Cerván, decretó el sobreseimiento del caso contra los 16 guardias civiles que habían sido imputados por un delito de homicidio y lesiones que causó la muerte de los 15 migrantes, ya que se consideró legitimo el uso de material antidisturbios para la defensa de la frontera.

Su archivo recrea un escenario donde las 15 víctimas pasan a ser responsables de su muerte por el hecho de haber intentado entrar a España de manera irregular a pesar de haber sufrido las pelotas de goma y botes de humo cuando estaban indefensos y luchaban por mantenerse con vidas en medio del mar.Pasarán a incrementar el número de muertos que intentan llegar a Europa, según The Migrants Files más de 23.000 personas han muerto desde el año 2.000 convirtiendo el Mar Mediterráneo en una auténtica fosa común.

El caso de Tarajal es una muestra más de las violaciones reiteradas de los derechos humanos de migrantes y refugiados, el incumplimiento de la legislación internacional y la dificultad de solicitar asilo en la frontera sur.

Este 6 de febrero las calles de Ceuta acogerán por año consecutivo otra marcha en memoria de los que ya no están, volverán a oír los nombres de aquellos a quienes les quitaron la vida, reclamarán por una política migratoria que respete los derechos humanos, exigirán que se haga justicia.

Comentarios

Creo que es una barbaridad que se considere legítimo el uso de material antidisturbios, que causaron la muerte de estas personas, para evitar la entrada de seres humanos que no llevaban armas y totalmente indefensos y agotados.
Estas son las defensas patrias que se utilizaron contra unos desarmados migrantes:145 pelotas de goma355 cartuchosEsta, la realidad de la situación vital y judicial del caso:2 años23 testigos expulsados5 autopsias14 muertos1 desaparecido
Creo que es una barbaridad que se considere legítimo el uso de material antidisturbios, que causaron la muerte de estas personas, para evitar la entrada de seres humanos que no llevaban armas y totalmente indefensos y agotados.
Estas son las defensas patrias que se utilizaron contra unos desarmados migrantes:145 pelotas de goma355 cartuchosEsta, la realidad de la situación vital y judicial del caso:2 años23 testigos expulsados5 autopsias14 muertos1 desaparecido

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS