Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rezar para librarse del servicio militar en Israel

Netanyahu recupera la exención de alistarse en el Ejército de los judíos ultraortodoxos

Entierro de un soldado israelí asesinado en Jerusalén.
Entierro de un soldado israelí asesinado en Jerusalén. ap

Pocas cosas irritan más a los israelíes laicos que la exención del servicio militar para los judíos ultraortodoxos, una prerrogativa que tiene su origen en el nacimiento del Estado judío, en 1948. Los haredim,una pequeña minoría entonces, fueron excluidos de la obligación de alistarse para que siguieran dedicando su vida a la oración y el estudio de los textos sagrados, pero en la actualidad representan más del 10% de los ocho millones de habitantes de Israel y son la comunidad con mayor tasa de natalidad.

El anterior Gobierno del primer ministro Benjamín Netanyahu, en el que no estaban representados los partidos ultraortodoxos, aprobó en 2014 una reforma legal para incorporar a filas de forma progresiva a los estudiantes de las yeshiva o escuelas rabínicas. Quien no acudiese al llamamiento a filas se enfrentaría a penas de cárcel. La nueva normativa tendría que haber entrado en vigor en 2017, pero la Knesset (Parlamento) la ha aplazado hasta 2020 y, de hecho, la ha vaciado de contenido al dejar al ministro de Defensa la potestad de dispensar del alistamiento militar obligatorio a los reclutas ultrarreligiosos.

En un nuevo ejercicio de oportunidad política, Netanyahu ha salvado así la actual coalición conservadora en el poder, en la que están integrados los ultraortodoxos de la Unión por la Torá y el Judaísmo y del Partido Shas, cuyos 13 votos sumados son clave para conservar la ajustada mayoría de 61 diputados en una Cámara de 120 escaños que sostiene al primer ministro del Likud.

Los sectores laicos de la sociedad israelí, que cargan sobre sus hombros el peso del servicio militar —de unos tres años de duración para los hombres y dos años para las mujeres a partir de los 18 años— en plena ola de violencia contra la ocupación de los territorios palestinos, rechazan la perpetuación de los privilegios de los haredim. Una encuesta del Instituto para el Pluralismo Religioso citada por el diario Haaretz refleja que el 76% de los judíos israelíes está en contra de la reforma legal del servicio militar, un porcentaje que se eleva al 82% entre los no haredim.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.