Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Esta es la foto que la novia de Valentino Rossi eliminó de su Instagram

Y otras cosas que no sabías del piloto italiano: cuándo perdió la virginidad, su canción favorita, el día que invitó a Márquez a su rancho, su obsesión por Megan Fox...

Linda Morselli besa la mano de su novio, Valentino Rossi, con la que saludó a Brad Pitt. La foto la publicó la pareja en Instagram.
Linda Morselli besa la mano de su novio, Valentino Rossi, con la que saludó a Brad Pitt. La foto la publicó la pareja en Instagram.

Si no has estado en Marte los últimos quince días has tenido que enterarte de la patada de Valentino Rossi a Marc Márquez. Un feo gesto que ha pasado a la historia del motociclismo y que convierte la última cita del Mundial, este domingo en Valencia, en objeto de atención, no solo de aficionados sino de cualquiera al que le vaya un poco el morbo. También ha puesto en entredicho la figura de Rossi, un campeonísimo que despertaba ternura y admiración y, de repente, para algunos se ha transformado en ogro. Villano o no, es un hecho que desde que en 2009 lograra el último de sus nueve títulos mundiales, el Doctor ha pasado seis años viendo cómo otros pilotos más jóvenes lo superaban, y ahora, a sus 36 años, no solo no se ha retirado —otros lo habrían hecho— sino podría ser otra vez campeón. Se juega el título con Jorge Lorenzo.

Pero esa es la (admirable) historia que todos conocemos; más desconocido es el Valentino apeado de la moto, sin sus cascos surrealistas. Y no tiene desperdicio.

Su novia modelo y la foto que borró

Esta es la fotografía que Linda Morselli borró de su Instagram. “¿Dónde están mis pantalones?
Esta es la fotografía que Linda Morselli borró de su Instagram. “¿Dónde están mis pantalones?", escribió la modelo junto a la imagen.
Es improbable que allá por 2006, cuando Linda Morselli se presentó con 17 años al certamen de Miss Italia en calidad de Miss Elegancia Lombardía, sospechara que unos años después iba a convertirse en la novia del ya por entonces ídolo motociclista. Aunque facultades para triunfar en el mundo de la moda no le faltan, no se puede decir que Linda sea una top. Aparece de vez en cuando en catálogos de ropa femenina y revistas de moda. Con más frecuencia posa en su cuenta de Instagram; en febrero, subió una foto suya en la que aparecía únicamente vestida con una camiseta azul y zapatos (sí, únicamente), y horas después la retiró. Algunos medios interceptaron la imagen a tiempo, de modo que todos pudiéramos admirar unas piernas más largas que la recta del circuito de Austin.

La historia de la foto anima muchas tertulias, desde las deportivas hasta las del corazón. Linda Morselli la publicó en su cuenta de Instagram acompañada del pícaro texto: “¿Dónde están mis pantalones?”, y al cabo de unas horas la borró. ¿Por qué? Algunos medios sensacionalistas italianos hablaron de “misterio” y otros de “escándalo”: sugerían que el propio Valentino habría censurado la foto en un ataque de celos por algunos de los comentarios de los seguidores en la red social (podemos imaginar el tono). Ah, y otra cosa curiosa de Linda: protagonizó un vídeo musical del cantante Marco Carta, que nos permitió admirar sus dotes interpretativas como novia de un futbolista.

‘Tifosi’ del Inter y amigo de Materazzi

"Esto es lo que sucede cuando Brad Pitt te toca la mano", le dice el italiano a su novia a través de Instagram.
Uno de los deportistas italianos que ha salido en defensa de Rossi es Marco Materazzi, el legendario central del Inter, ahora entrenador en la India. “Hay hombres y hay niños pequeños”, tuiteó Materazzi. Lo dice quien recibió el celebérrimo cabezazo de Zidane en la final del Mundial de Alemania 2006. Aquí los seis grados de separación se reducen a dos. Su alegato es comprensible: son amigos. Valentino es un “interista” confeso y seguidor, en concreto, del internacional que defendió su camiseta diez temporadas; en alguna ocasión se ha embutido la azzurra de la selección italiana con el número 23 de Materazzi. Cuando un periodista de la agencia ANSA le preguntó qué le gustaba de su amigo, respondió: “Marco es un hombre bueno y dulce; con sus hijos es de una gran dulzura. Pero cuando toma el campo se convierte en un duro, duro”. Como Valentino aún no es padre no sabemos cómo de cariñoso será con sus hijos, pero sí que en la pista es duro, duro.

Perdió la virginidad justo antes de su primera victoria

Valentino Rossi es un fanático del Inter. Aquí le vemos firmando una de las camisetas del equipo en Francia, en 2010.
Valentino Rossi es un fanático del Inter. Aquí le vemos firmando una de las camisetas del equipo en Francia, en 2010. Getty Images
A veces puede parecer un poco celoso de su intimidad, pero, sin embargo, reveló en una entrevista algo que muy pocos famosos se atreven a contar: cuándo, dónde y con quién perdió la virginidad. Le faltó el cómo. “Fue un fin de semana perfecto: en unos pocos días hice el amor por primera vez, y conseguí mi primera pole y mi primera victoria”, cacareó al diario La Reppublica. Se refiere, como sus fans sabrán, a su triunfo en el circuito de Brno, en la República Checa, en 1996, hito que para muchos marca el comienzo de su leyenda. Así que entonces tenía… 17 años. La chica era “una amiga, de mi misma edad”, añadió en la entrevista. También le preguntaron por la mujer de sus sueños: “Megan Fox. Haría cualquier cosa por conocerla”.

Le gustan el rap y el rock
Es un hombre de extremos, aunque sean opuestos. Siempre ha declarado su devoción por dos de los cantantes italianos más populares: Vasco Rossi y Jovanotti. Este último es un rapero del que aquí tenemos una vaga noción porque colaboró con Jarabe de Palo. Vasco Rossi está en las antípodas de su sonido: es un rockero irreductible que lleva grabando discos desde 1978. En la misma entrevista en la que hablaba de su primera vez, Valentino también revelaba la música que le gusta para hacer el amor. “Música relajante, ambient o un tema lento de Vasco Rossi. Y, claro, también me gusta poner Mi fido di te, de Jovanotti”, dijo. Tanto Jovanotti como Vasco Rossi se han posicionado del lado de su fan en la polémica con Marc Márquez. Cuando en 2009 Valentino estrenó página web, insistió para que de fondo sonaran algunos de sus músicos favoritos, entre los cuales, además de los dos citados, están Coldplay y AC/DC.

Trampeó con Hacienda
El asfalto no es el único terreno en el que a Valentino Rossi le gusta sobrepasar los límites. Poco después de empezar a ganar carreras comenzó a defraudar al fisco italiano. La noticia saltó en el verano de 2007: la agencia tributaria estaba investigándole para determinar si era culpable de un delito de evasión de impuestos, mientras la delegación de su ciudad natal, Pésaro-Urbino, cifraba su deuda (entre impagos desde 2001, multas y recargos) en más de 110 millones de euros. Él alegó que vivía en Londres y pagaba sus impuestos en Reino Unido, pero la Hacienda italiana no se lo tragó. El entuerto se solventó meses después, cuando, tras un acuerdo con Hacienda, se avino a pagar 35 millones, un tercio de lo que al principio le pedían.

Loco por los coches
La sensación de velocidad también le flipa sobre cuatro ruedas. Ha participado en el Campeonato Mundial de Rally y en el Monza Rally Show, una carrera de exhibición que ha ganado en 2006, 2007 y 2012. Tiene una relación estrecha con el hasta hace poco presidente de Ferrari, Luca di Montezemolo, y condujo por primera vez un Fórmula 1 en 2005, en el circuito privado de la firma del cavallino rampante. Al año siguiente participó en las sesiones de preparación de la escudería en Valencia, quedando solo a cinco décimas de Michael Schumacher. En 2010 repitió la experiencia en Montmeló, y no superó la vuelta rápida de Kimi Raikkonen por tres décimas. En su colección de coches cuenta con un Ferrari 458 Italia y un BMW M3 GTS.

Su novia catalana que posó para 'Interviú'
Como cualquier famoso que se precie, Valentino Rossi pasa parte de sus veranos en Ibiza. De hecho, tiene allí una casa. Las informaciones sobre si sale de fiesta o no son contradictorias. Un vídeo en YouTube lo sitúa en la pista del Space; otro, aparcando a la entrada del club de dance DC 10. En fin, nada fuera de lo común en Ibiza. Allí también se echó una novia en 2002, la catalana Mireia Vila, que ejercía de camarera en el Space, y que en 2008 posó oportunamente para Interviú, donde, en un alarde de ingenio, declaró que Valentino "tiene mucha cilindrada, mete mucha presión y se agarraba perfectamente a mis curvas". Curiosamente, por entonces se suponía que Il Dottore tenía “novia oficial”, la estilista Arianna Matteuzzi.

Cuando invitó a Márquez a su rancho
Igual que muchos aficionados a los caballos construyen un recinto hípico en sus cortijos, Rossi ha instalado en circuito de carreras en su rancho de Tavullia (una pequeña población italiana al oeste de Pésaro). Como dar vueltas solo debe de ser bastante aburrido, invita a amigos como el piloto francés Thomas Chrayre o el inglés Guy Martin. Sus evoluciones sobre el terreno arenoso pueden contemplarse en un vídeo de YouTube. También invitó a Marc Márquez —eran otros tiempos—, y el piloto español se lo pasó en grande: “Estuvimos todo el día girando y fue divertido. Me impresionó muchísimo el montaje que tiene allí. Es increíble“, declaró a As. Todo esto en medio de un tranquilo y precioso entorno natural, lo que le ha costado una multa de 13.000 euros por delito medioambiental, según Il Messaggero.

 

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información