Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

8 cosas que hemos aprendido en la presentación de Netflix

El servicio de TV por Internet más famoso del mundo ya ha llegado a España, y esto es lo que hemos descubierto en su puesta de largo

Presentacion de Netflix. Foto: Julian Rojas EL PAÍS

Y, por fin, pasó. Parecía que la llegada de Netflix a España era una entelequia, un imposible, pero desde anoche a las 12:00 de la madrugada, los usuarios españoles ya pueden acceder al servicio de TV a la carta por Internet más famoso del mundo. Hemos tenido que pasar por varios falsos avisos y rumores varios para llegar hasta este martes, cuando se ha materializado el sueño de todos aquellos que saben lo que es pasar un domingo bajo la manta y pegado a la pantalla. En la presentación oficial en Madrid desembarcaron algunas de las estrellas de sus series –Taylor Schilling de Orange is the new black o Daryl Hannah y Miguel Ángel Silvestre de Sense8, de los hermanos Wachowski-, el director de contenidos Ted Sarandos y el co-fundador y CEO de la marca, Reed Hastings. Ya hemos contado cómo puedes sacarle mayor partido a este servicio, pero esto es lo que aprendimos en el desembarco de Netflix en España.

Daryl Hannah no tiene TV. Tampoco Will Arnett, el actor de Arrested development que pone su voz a la serie de animación BoJack horseman. Así es, dos intérpretes que actualmente están volcados en las producciones televisivas no tienen ese aparato en sus casas. No se sabe si por fidelidad a quien les paga o por desidia, pero aseguran que su manera de ver la tele ha cambiado desde la llegada de la tele por Internet. Está por ver si cambia la nuestra.

No les asusta la competencia. Quizás la gran pregunta de la llegada de Netflix a España es cómo va a prosperar sin algunas de las producciones estrella de la televisión actual (no, no están ni Juego de tronos, ni Homeland, por ejemplo) y tampoco alguna de sus producciones propias como House of cards. A Reed Hastings, el jefe de todo esto, se notaba que tenía la respuesta preparada: “En EE UU, nosotros hemos crecido, y la HBO también. Si hay buen contenido, se crece. No hay un único servicio que lo tenga todo”.

Miguel Ángel Silvestre era fan de Un paso adelante. Durante el turno de preguntas a los actores (dos en total, no sea que se cansen), pudimos saber cuáles eran las series favoritas de la infancia de todos ellos. Will Arnett se declaró fan de Friends, mientras que Taylor Schilling confesó que ella veía Salvados por la campana. Cuando llegó el turno de Miguel Ángel Silvestre, se aprovechó de la brecha cultural: “No les digáis de qué va la serie, que se creen que soy europeo e intelectual que lee a Neruda”. Sí, él era fan de la serie de otro Miguel Ángel (Muñoz). El actor de Sense8 también ayudó a desengrasar el acto con bromas sobre su pronunciación en inglés.

En Marvel son muy celosos de sus cosas. Entre los ponente se encontraban Krysten Ritter y Steven DeKnight, protagonista de Jessica Jones la primera y showrunner de Daredevil el segundo, las dos primeras incursiones de Netflix en el universo Marvel. DeKnight confirmó con un “sí” (en castellano) que la compañía que ha dado a algunos de los superhéroes más famosos de la historia está muy encima de todas las producciones que les incumben. Eso no quiere decir que no se hagan más; de hecho, el acuerdo entre ambas marcas incluye estrenar una serie nueva cada seis meses. Iron fist debería ser la siguiente… si Marvel se pone de acuerdo con los productores.

Netflix quiere llegar a un tercio de los hogares españoles. Sí, aunque en un plazo de siete años. Eso es lo que aseguró Reed Hastings, siguiendo las cifras que han alcanzado en otros países. “En unos años, la tele convencional será como los teléfonos fijos”, predice el CEO de la compañía. ¿Demasiado ambicioso? Veremos.

De Gilmore girls ni confirman ni desmienten. Uno de los últimos rumores televisivos es la recuperación de Gilmore girls, serie cuyo culto ha ido creciendo con los años y que en 2007 echó el cierre. Preguntado por ello, Sarandos echó balones fuera: “Nos encantaría comentar algo, pero ahora mismo no podemos decir nada”. Vamos, que habrá que esperar para confirmarlo, pero ya se habla de una nueva temporada de cuatro capítulos.

Quieren producir series en España. Al igual que en otros países (Marseille en Francia, con Gérard Depardieu como protagonista, por ejemplo), Netflix quiere invertir en crear series específicas para España, y han confirmado contactos con “productores y cineastas” españoles. Por supuesto, sin nombres. De momento, en su catálogo inicial se incluyen algunas ya estrenadas, como El ministerio del tiempo o Allí abajo. Se abren las apuestas sobre qué tal sería adaptar títulos como House of Cards al contexto hispánico.

Sí, saben que aquí hay mucho pirata. Era una pregunta obvia, por supuesto, y acabó surgiendo. ¿Puede Netflix prosperar en un país en el que bajar series de la red es tan habitual como salir de cañas? Pues su idea es, al menos, reducir esa práctica. “En Australia, uno de los países con mayor tasa de piratería, se ha reducido en un 27% desde que abrimos allí”, aseguró Sarandos. En unos meses comprobaremos si sus predicciones son demasiado optimistas. De momento, al primero invitan ellos.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.