Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instagram culpa a Apple de la censura de pechos

La aplicación asegura que si permitiera desnudos la clasificación pasaría "a mayores de 17 años" y perdería muchos usuarios

Naomi Campbell en una foto que subió a Instagram tras ser censurada.
Naomi Campbell en una foto que subió a Instagram tras ser censurada.

Instagram por fin ha hablado sobre su política que no permite mostrar pechos desnudos o pezones femeninos en la red social. Aunque muchas voces apuntaban a que el motivo era "un exceso de puritanismo", el director ejecutivo de la plataforma de fotografías, Kevyn Systrom, ha dicho en una conferencia en Londres que el verdadero culpable es Apple.

La multinacional tecnológica califica en la actualidad a la app en su tienda de descargas (Apple Store) como "apta para mayores de 12 años", pero si Instragram permitiese mostrar torsos desnudos de mujeres, pasaría ser "para mayores de 17", según la política de la empresa fundada por Steve Jobs. Systrom ha explicado que su aplicación perdería demasiados usuarios adolescentes, uno de los públicos más potenciales de Instagram.

"Retirar este tipo de fotos fue difícil, pero Instagram sigue comprometida con la libertad artística", ha afirmado el empresario, quien ha justificado su decisión explicando que la compañía californiana podría eliminarla de sus servicios. Estas estrictas normas parece que no afectan a otras redes sociales como Twitter, donde se comparte sin ningún tipo de censura contenido de carácter sexual y, sin embargo, está calificada en la Apple Store "para mayores de 4 años".  

Muchas han sido los usuarias afectados por la censura en Instagram y, a raíz de esta polémica, surgió la campaña #FreeTheNipple (libera el pezón), a la que se han sumado numerosas famosas. El movimiento critica la doble moral que existe en las redes sociales —por ejemplo, no se puede mostrar un pecho desnudo o utilizar el hashtag #curvy (alguien con curvas), pero sí buscar etiquetas como vagina, clítoris o dildo—. También es una reivindicación feminista, que ya tiene hasta su propia película con el mismo nombre, y que consiste en liberarse de la ropa para romper ciertos tabús que, dicen sus precursoras, aún siguen presentes en la sociedad.

Naomi Campbell fue la última famosa en chocarse de frente contra las normas de publicación de Instagram, pero no ha sido la única: Lena Dunham, Nuria Roca, Rihanna o Scout Willis (la hija de Demi Moore y Bruce Willis) también han tenido que ocultar sus pezones en Instagram. 

Say no to shirts and pants!!!! Say yes to face masxxx & bruises!!!!

Una foto publicada por Miley Cyrus (@mileycyrus) el

La imagen perfecta

Kevyn Systrom compartió con los asistentes a la cumbre de la revista Vanity Fair en Londres cómo hacer la imagen perfecta para Instagram. Al contrario de lo que pensaba la audiencia —que creía que depende de un buen encuadre o una buena luz—, el CEO de la aplicación aseguró que "se trata de comunicación". 

Entre otros consejos, Systrom explicó que las imágenes exitosas son las que muestran una perspectiva auténtica. Por ejemplo, aconseja, "las cuentas deben ser cohesivas, contando la historia de la vida de una persona. Cualquier foto que sea fehaciente con eso será una buena publicación, con filtro o sin él". 

#mynorthkoreanlunch - Beef and mushroom udon noodles with a pint of Taedonggang beer 🍜🍺 ||| #pyongyang #northkorea

Una foto publicada por Snapchat: drewak (@drewkelly) el

Una de sus cuentas favoritas, reconoció el empresario, es la de Drew Kelly (@drewkelly), un profesor de márquetin que vive en Corea del Sur. "Se trata de la vida cotidiana de ese país, con gente normal haciendo cosas normales. Cada foto que sube puede que no sea la mejor, pero la coherencia que utiliza le permite comunicar sobre cultura, y la gente no ve otra cosa que no sea esa", dice Systrom, quien también ha sugerido dejar de seguir a quién no siga de vuelta: "Después de todo, hay 400 millones de cuentas". 

Más información