Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tilda Swinton, la reina de las transformaciones

La actriz se vuelve irreconocible con cada nuevo papel que interpreta en la gran pantalla

Tilda Swinton
Tilda Swinton en el festival de Venecia.

La piel nívea, el pelo rubio platino y los rasgos faciales de Tilda Swinton se han convertido en su marca personal que exhibe en alfombras rojas, festivales y front rows. Sin embargo, su belleza andrógina es un lienzo en blanco para directores de cine, que son capaces de convertirla en personajes dispares sin ningún parecido físico con la actriz, de 54 años. 

Recientemente, la intérprete más camaleónica de Hollywood dejó a los espectadores atónitos en su papel en Y de repente tú, en la que interpretaba Amy Schumer, la directora de una revista juvenil. "Estoy encantada de estar irreconocible", confesó Swinton en una entrevista para The Huffington Post. Para su transformación solo necesitaron una peluca, maquillaje y un buen bronceado. La lista de sorpresas continúa. 

Fotograma de 'Y de repente tú'.
Fotograma de 'Y de repente tú'.

No era fácil darse cuenta, sin haber leído el reparto previamente, de que la señora de 83 años que compartía escenas con Ralph Fiennes y Tony Revolori en El gran hotel Budapest (2014) era Tilda Swinton. Madame D., anciana que muere en extrañas circunstancias y origina la trama del film, tiene la piel descolgada y llena de manchas; al contrario que la de Tilda, que es de porcelana.

Madame D. en 'El gran hotel Budapest'.
Madame D. en 'El gran hotel Budapest'.

La androginia de Swinton, tan de moda entre modelos, le permite hacerse pasar por un hombre y eso fue lo que le debió convencer al director Bong Joon-ho para darle el papel de Mason (pensado para ser masculino), en Rompenieves. Lentillas, gafas de ver, una peluca y dientes y una nariz falsos hicieron el resto del trabajo para convertirle en el malvado personaje. 

Tilda Swinton, de blanco, es Mason en 'Rompenieves'.
Tilda Swinton, de blanco, es Mason en 'Rompenieves'.

Incluso conservando sus rasgos físicos, Tilda Swinton parece otra. Con el pelo más largo, pero del mismo color, y un sombrero de cow-boy se metió en la piel de Rubia en Los límites del control (2009), un viaje onírico por España. 

Fotograma de 'Los límites del control'.
Fotograma de 'Los límites del control'.

A comienzos de los noventa, Tilda Swinton ya hacía uso de su ambigüedad de género. En 1993 interpretó a Orlando en la película homónima, basada en un libro de Virginia Woolf. En la época isabelina, Orlando es un joven noble inmortal que se transforma en mujer en un viaje a Constantinopla.

Tilda Swinton, a la izquierda, es Orlando en el 'film' de 1993.
Tilda Swinton, a la izquierda, es Orlando en el 'film' de 1993.

Tildan Swinton no solo es una estrella de la gran pantalla, sino que también triunfa como imagen publicitaria marcas como NARS Cosmetics o Chanel. Esta rara avis, de asombroso parecido con el artista David Bowieaporta una fuerte personalidad frente a la cámara, que la ha convertido en objeto de adoración de personalidades de la moda como Raf Simons, el director creativo de Dior, o de los alemanes Viktor&Rolf.