Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Son viejos, pero Ian McKellen y Patrick Stewart molan más que los YouTubers

Mientras el primero estrena 'Mr. Holmes' y el segundo la serie 'Blunt Talk', ambos han hecho del 'bromance' maduro su seña de viralidad

Juntos suman 151 años, pero su flirteo coleguil tiene más gracia que algunos chistacos surgidos de algunos jóvenes youtubers con millones de visitas. Sir Ian McKellen estrena este viernes su versión del nonagenario detective en Mr. Holmes, dirigida por Bill Condon, y la segunda temporada de la sitcom Vicious el domingo en EE UU. En ella, su personaje se casará con el de sir Derek Jacobi (celebraron con confeti la aprobación del matrimonio gay en EE UU).

Sir Patrick Stewart hace lo propio el sábado con la serie Blunt Talk de la cadena Starz. Creada por Jonathan Ames (Bored to Death) y producida por Seth MacFarlane (Padre de familia), en el piloto su personaje es pillado por la policía en un coche con una prostituta transexual. Nivelazo.

A la vejez viruelas, claro, y máxime cuando estos amigos y camaradas X-Men han enamorado al personal, ávido de personajes frescos, que se ríen de sí mismos (¿habéis visto a Ian McKellen haciendo de Maggie Smith?), sin maldad y comparten sin pudor intimidades varias. No hay nada que los pare si se trata de promocionar sus trabajos. También apoyan con el mismo fervor variadas causas solidarias.

Los chicos de oro no tienen vergüenza alguna y mueven fotos y vídeos en sus redes sociales como si no hubiera un mañana. ¿Quién no querría tener abuelos como estos? Cuando crees que se han superado a sí mismos, reaparecen de nuevo liándola parda.

El pasado lunes Patrick Stewart aprovechó el programa de Conan O’Brien para plantarle un beso en la boca. La imagen, que rápidamente se compartió por las redes sociales, emulaba al pico que el actor recibió de Ian McKellen en el estreno en Londres de su película sobre Sherlock Holmes.

Stewart le quitó hierro al asunto y explicó en Conan que así es como se saludan y se despiden. Sin más. Recordemos que McKellen salió del armario en 1988, aunque no se le conoce pareja alguna, y llegó a oficiar la boda de Patrick Stewart con su mujer, la cantante de jazz Sunny Ozell, en 2013.

Inmediatamente después del ósculo televisado, el actor tuiteaba una imagen suya, aludiendo al íntimo momento, metido en un jacuzzi y con un Margarita en la mano. Mientras, Ian McKellen cocinaba unos huevos revueltos en el Chateau Marmont para promocionar su película.

La amistad de estos dos "caballeros" viene de lejos, cuando actuaron por primera vez juntos sobre el escenario en 1977. Ambos han demostrado que se puede representar a Shakespeare y encarnar a un superhéroe en la gran pantalla sin que se les caigan los anillos.

Ian McKellen ha custodiado uno como Gandalf en la saga de El señor de los anillos (hasta presume de calzoncillos) y sido Magneto en la de X-Men, así que, como él mismo proclama en su famosa camiseta, ¡supéralo!… Patrick Stewart ha pilotado la nave Enterprise en otra mítica saga, la de Star Trek, compartiendo superpoderes como el mutante Profesor Xavier con su inseparable amigo en X-Men.

Casi 30 años después de aquella representación entre bambalinas, repetían la experiencia el año pasado con No Man’s Land, de Harold Pinter, y Esperando a Godot, de Samuel Beckett. Para ello, no dudaron en protagonizar un sugerente álbum de fotos por varios escenarios típicamente neoyorquinos, pero “a su manera”.

Esto es: con bombín cogidos de la mano por Coney Island, junto a un tipo disfrazado de Elmo en Times Square o tomándose unas pintas a cuatro manos. Las imágenes revolucionaron la Red y aparecieron numerosos fans encantados con la pareja.

La última, Taylor Swift, que recopiló algunas de estas imágenes en su Twitter agradeciendo que ambos hubiesen recitado sus canciones.

McKellen había elegido la letra de Bad Blood y Patrick Stewart se apuntó a la gincana popera con la de Blank Space. Una jugada maestra para atraer a un público joven y seguidor de la cantante que acumula sólo en Twitter a más de 60 millones de followers.

Y empezó el juego. Stewart le contestó que se iba a morir (OMG!), bromeando con su avanzada edad y con la posibilidad de fallecer de verdad. Y añadió una imagen retocada en la que aparecía con McKellen sobre el escenario junto a la cantante, las modelos Gigi Hadid y Lily Aldridge, las actrices Hailee Steinfeld y Lena Dunham. Lo más granado, nada menos.

Cuando le preguntaron si haría realidad eso de ponerse pantalones de cuero como había sugerido en el tuit, el actor respondió: "Te puedo prometer que lo que me ponga yo será eclipsado por Ian McKellen".

Tal para cual. Esperamos con impaciencia su próxima gamberrada.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.