Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

La excepción y la regla

Conseguir una mejora en la financiación de una comunidad sin que sea considerado un privilegio no parece sencillo

El candidato del PPC a la Generalitat, Xavier García Albiol, junto su presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, ayer en Barcelona.
El candidato del PPC a la Generalitat, Xavier García Albiol, junto su presidenta, Alicia Sánchez-Camacho, ayer en Barcelona.TONI GARRIGA (EFE)

El candidato del PP a la presidencia de Cataluña, Xavier García Albiol, reclamará una mejor financiación para su comunidad, pero sin relacionarla con el reconocimiento de la singularidad de Cataluña. Con ello, García Albiol se distancia de la posición impulsada por su antecesora, Alicia Sánchez Camacho, que reclamaba lo mismo pero haciéndolo derivar de la especial condición de Cataluña como territorio con rasgos diferenciales. Se trataría de una iniciativa inspirada por la dirección central del PP para tranquilizar a sus barones que ven con desconfianza toda iniciativa destinada a resaltar la excepción catalana. Como ocurre también en el PSOE.

Conseguir una mejora en la financiación de una comunidad sin que sea considerado un privilegio por las demás no parece sencillo, a no ser que se trate de elevar la partida presupuestaria correspondiente y aumentar los ingresos de todas ellas; pero esto ya se hizo en la última reforma y no evitó que el nacionalismo catalán pasase a reivindicar la extensión a Cataluña de la excepcionalidad foral.

La rectificación que introduce Albiol implica sobre todo renunciar a la reclamación de que la aportación catalana a la solidaridad territorial se limite de acuerdo con el principio de ordinalidad, según el cual no podrá haber decisiones que inviertan el orden de capacidad financiera entre comunidades que sean contribuyentes netas y las que sean receptoras.

La eliminación de ese principio tiene defensa desde el punto de vista moral, pero dificulta un consenso posible entre PP y PSOE, y también Ciudadanos, que habían aceptado esa fórmula como posición de compromiso alternativa a las demandas radicales de CiU y Esquerra sobre financiación singular. También figura en el artículo 206 del Estatut, aunque sometida a interpretación del Tribunal Constitucional en el sentido de que la garantía solo operará cuando la alteración del orden se deba exclusivamente a los mecanismos de nivelación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción