Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Gran oportunidad perdida

El Gobierno ha gestionado mal la la candidatura de Guindos, vencido por Dijsselbloem, a la presidencia del Eurogrupo

Las tácticas del Gobierno de Rajoy para negociar la ocupación de puestos relevantes en las instituciones europeas parecen condenadas al fracaso, por falta de habilidad diplomática e inoportunidad. Luis de Guindos, ministro de Economía, perdió ayer su opción de ocupar la presidencia del Eurogrupo; le ganó ampliamente el actual presidente, Jeroen Dijsselbloem, a pesar de que la gestión del holandés —se presentaba a la reelección— ha sido discutida y, supuestamente, Guindos contaba con el apoyo de Alemania. Sin poner en duda ese compromiso, Berlín tiene hoy más interés estratégico en mantener a Dijsselbloem que en favorecer un cambio en momentos delicados para Europa.

Es cierto que Dijsselbloem se ha beneficiado del complejo acuerdo de Bruselas con Grecia. Pero también lo es que factores tales como el manejo de los tiempos —la carrera comenzó demasiado pronto— y la elección del candidato no se cuentan entre los aciertos del Ejecutivo. Los socios comunitarios suelen resistirse a cualquier conexión, por tenue que sea, con las elecciones de un país; eso debió tenerse en cuenta.

La importancia de España en Europa reclama una participación mayor en las instituciones. España perdió el consejero en el Banco Central Europeo (BCE), quizá por la pertinacia en presentar a un candidato equivocado; y ahora malogra una oportunidad irrepetible de estar en la cocina europea y apoyar las posiciones de la economía española.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción