Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncias anónimas al Hollywood más sexista

Una web recoge las quejas de las mujeres que trabajan en la industria

Natalie Portman, durante un discurso en Harvard.
Natalie Portman, durante un discurso en Harvard. Reuters

La lucha por la igualdad de género delante y detrás de las cámaras en una industria como Hollywood, donde la discriminación laboral y salarial entre hombres y mujeres es flagrante, está tomando muchas formas. Tras la conocida campaña #askhermore (pregúntale algo más, en castellano), que puso en evidencia a los periodistas que solo se interesan por el modelo que visten las actrices en la alfombra roja, y el reciente informe de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (conocida por sus siglas ACLU) que destaca la escasa presencia de mujeres detrás de las cámaras -y que solicitó a las autoridades estadounidenses una investigación oficial sobre el sexismo en la llamada Meca del cine-, llega una nueva forma de protesta. Se conoce por las siglas SPSTWD o Shit People Say To Women Directors (Mierda que la gente dice a las realizadoras).

Se trata de una página de Tumblr que se ha convertido en ese nuevo foro donde las mujeres pueden contar su experiencia de manera anónima. Un espacio seguro que cuenta con numerosos comentarios y donde el nombre de Natalie Portman ha salido a la palestra por defender la presencia de una directora en su próximo rodaje, On the Basis of Sex. “No hay suficientes mujeres en esta industria y hay muchas con talento”, recordó Ruth Bader Ginsburg, jueza en la que se basa la próxima película de la actriz, de la conversación que mantuvo con Portman quien insistió en la necesidad de una realizadora para un proyecto que se enfoca en la discriminación sexual. Finalmente el deseo de la intérprete de El cisne negro se hizo realidad y la producción ha contratado a Marielle Heller.

La mayoría de las anécdotas en SPSTWD relatan la parte más negra de una industria que vive de las estrellas. Como la que cuenta Michelle Millette de sus tiempos como ayudante de dirección. Según su relato, en una ocasión un realizador llevó al rodaje su propia cámara justo el día que iba a rodar una escena de sexo con la protagonista del filme. Cuando Millette se dio cuenta decidió bloquear la cámara personal del director, una afrenta que le ganó diferentes insultos de su entonces jefe, quien amenazó con arrancarle los genitales. Millette recordó estas vivencias desde el anonimato de la página de Tumblr aunque luego no le importó dar su nombre y apellido. No es así en todos los casos. Como reconocen los fundadores de SPSTWD, que tampoco han querido revelar su identidad a la prensa, su deseo es que la página sirva para que las mujeres se quiten el mal trago de encima sin pensar en las repercusiones que eso podría acarrearles si dan nombres.

Como lo hizo la operadora de cámara que escuchó que no podía ser contratada porque sus pechos no le permitirían conseguir el plano deseado con la cámara, o esas muchas que se ven ninguneadas como directoras mientras que el interlocutor busca un hombre al frente del rodaje. Anécdotas que salpican la página con naturalidad, sin nombres y sin repercusiones, mientras que son otras con mayor poder en la industria quienes hablan a las claras delante de las cámaras. Y la lista de ejemplos es cada vez más larga: a Portman se le suman la actriz Melissa McCarthy, que describió recientemente que la falta de mujeres realizadoras es una “enfermedad”, o Salma Hayek, que se refirió a la misma situación como una muestra de sexismo institucionalizado aunque –añadió bromeando a medias- sus palabras le puedan suponer que no vuelva a trabajar en la industria.