Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las Olsen y Tom Ford, mejores diseñadores de EE UU

Kanye West y Kim Kardashian roban el protagonismo a los ganadores de la gran noche de la moda estadounidense

Mary-Kate y Ashley Olsen, premio CFDA por su colección de ropa femenina, la noche del lunes en la gala celebrada en Nueva York. Ampliar foto
Mary-Kate y Ashley Olsen, premio CFDA por su colección de ropa femenina, la noche del lunes en la gala celebrada en Nueva York.

Pharrell Williams lo tenía complicado en la noche del lunes. En la ceremonia anual de los premios entregados por el Consejo de los Diseñadores de Moda Americanos (la CFDA, en sus siglas en inglés), celebrada en el Lincoln Center de Nueva York, el cantante recogía el galardón como Icono de estilo de 2015 y debía superar la imagen de su predecesora en este honor, Rihanna que el año pasado acaparó los titulares de la prensa internacional con su vestido transparente lleno de cristales.

El cantante y productor se lo tomó con mucha calma. En vez de acudir con uno de sus originales trajes de pantalón corto o su ya reconocido sombrero alto, eligió un sencillo conjunto de vaqueros, camisa y cazadora de cuero para subir al escenario y recoger su premio de manos de Kanye West, quien le reconoció como “un hermano mayor” en la materia, como su “ídolo de estilo” personal. “No soy un icono de estilo”, dijo Pharrell Williams en su discurso, después de agradecer el premio. “Simplemente estoy inspirado”.

Pharrell Williams y su mujer, Helen Lasichanh, posan junto a Kim Kardashian y Kanye West a su llegada a los premios de la moda estadounidenses. ampliar foto
Pharrell Williams y su mujer, Helen Lasichanh, posan junto a Kim Kardashian y Kanye West a su llegada a los premios de la moda estadounidenses.

Las hermanas Mary-Kate y Ashley Olsen fueron dos de las grandes protagonistas de los premios conocidos como los oscars de la moda al recibir el premio de ropa femenina por su marca minimalista, The Row. De este modo, el consejo de diseñadores de EE UU las alzaron por encima de otros nominados veteranos como Michael Kors o Marc Jacobs.

Aunque fueron Kanye West y Kim Kardashian quienes atrajeron la mayor atención de la noche al hacer acto de presencia tras las noticias de su segunda paternidad y la primera aparición como mujer de Bruce Jenner en la portada de Vanity Fair. La más famosa del clan Kardashian también tuvo su momento en el escenario: fue la encargada de entregar el premio de medios de comunicación para la aplicación de fotografía de la que ella es adicta, Instagram. Y, de hecho, su cofundador Kevin Systrom coronó a la estrella del reality como "la reina de Instagram” [como ella misma ha hecho con la publicación de un libro con sus autorretratos].

El diseñador Tom Ford, con su premio CFDA ampliar foto
El diseñador Tom Ford, con su premio CFDA

El tercer premio de la noche que ya se conocía era el que se entregaba a la diseñadora Betsey Johnson por sus más de 50 años de carrera creando moda para mujeres con “cuerpo normal”, como el suyo, dijo. Subió al escenario dando una voltereta por la que acabó perdiendo el zapato y su presentadora, Kelly Osbourne, tuvo que rescatarla del suelo.

Tom Ford, que el año pasado había recogido ese mismo premio a toda su carrera, en esta edición se alzó con el galardón de ropa para hombre; un hecho con el que bromeó en su discurso: “Estoy muy feliz de que aún haya vida después de un premio a toda una vida”, dijo.

La diseñadora de zapatos británica Tabitha Simmons ganó el premio de accesorios, categoría en la que también estaban presentes las Olsen o Alexander Wang. Y los reconocimientos que entrega Swarovski a los mejores diseñadores emergentes fueron para Shayne Oliver of Hood by Air por su colección masculina; Rosie Assoulin, en femenina, y Rachel Mansur y Floriana Gavriel en accesorios, una categoría en la que estaba el zapatero inglés Paul Andrew que el otoño pasado recogió de manos del CFDA y Vogue el premio al diseñador emergente.

Betsey Johnson recogió el premio a toda su carrera. ampliar foto
Betsey Johnson recogió el premio a toda su carrera.

El momento más emotivo de la noche fue el homenaje al fallecido Oscar de la Renta, una figura fundamental en la moda americana y en la vida neoyorquina. Chelsea Clinton fue la encargada de rendirle tributo al que fuera “amigo” de su familia y casi un padrino para ella, quien le ayudó a ganar confianza en su estilo, contó ante una multitud de caras famosas del cine, la música y la moda, como las modelos Gigi Hadid y Karlie Kloss; o las actrices Diane Kruger, Julianna Margulies y January Jones, todas acompañadas y vestidas para la noche por sus diseñadores de cabecera.

Más información