Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El verde es más limpio

Baterías en vez de carburante. Los automóviles a pilas no producen emisiones al circular y ofrecen una solución a los problemas del tráfico y la contaminación en las ciudades

La oferta de modelos comienza a crecer, y también las ventas: en España se matricularon 1.100 coches eléctricos en 2014

El verde es más limpio Ampliar foto

En Pekín, la boina de polución hace que el azul del cielo solo se vea una media de 180 días al año. Es un caso extremo, de los peores del planeta. En Europa, la situación no es tan dramática, aunque ciudades como París, Londres, Roma y Barcelona, entre otras, han tenido que tomar ya medidas de control del tráfico para tratar de frenar la espiral creciente de contaminación que afecta a los principales núcleos urbanos. Los vehículos se han convertido en la primera fuente de emisiones nocivas en las ciudades, superando a las calefacciones domésticas, tradicionalmente en cabeza de esta lista negra.

A pesar de la mayor eficiencia del automóvil moderno, el aumento del parque móvil, junto con la tendencia del hombre a concentrarse en las ciudades, se está comiendo los avances logrados. Para la mayoría de ingenieros y también de expertos en ecología, el coche eléctrico es una solución viable, porque no produce emisiones al circu­lar y ayudará, al menos, a no seguir acumulando contaminación en las capitales más saturadas.

Por el momento, debe mejorar todavía su precio y autonomía para convencer al gran público, pero los primeros pasos ya se han dado y el cambio es irreversible: el automóvil se convertirá en eléctrico. En España, la oferta es reducida, pero crece cada año, y con ella, las ventas, que sumaron 1.100 unidades de modelos eléctricos en 2014, según datos de Anfac, la asociación nacional de fabricantes. E incentivos como el Plan ­MOVELE 2015, que subvenciona su compra con hasta 5.500 euros de ayuda, pueden resultar también definitivos para popularizar los coches a pilas P

Híbridos enchufables

Volvo XC90 T8 Twin Engine.
Volvo XC90 T8 Twin Engine.

Dos por uno. Combinan autonomía eléctrica para circular por ciudad y consumos moderados para los viajes por carretera. Y así pueden cumplir como coche único para todo.

BMW i8
Anticipa cómo serán los supercoches deportivos del futuro: más sostenibles.
Imagen espectacular y una mecánica de respuesta variable, que permite al conductor desplazarse con gran eficiencia o dar rienda suelta a todo el potencial disponible en un circuito. El i8 es un deportivo con mecánica híbrida enchufable que compatibiliza prestaciones y respeto al entorno, y muestra cómo deberían evolucionar estos supercoches. En modo eléctrico rueda hasta 37 kilómetros con las baterías, sin emisiones; en el híbrido gasta solo 2,1 litros en los primeros 100 kilómetros recorridos, y a pleno pulmón suma 362 CV y alcanza 250 km/h. Pero su avanzada tecnología sale demasiado cara: 139.200 euros.

Mitsubishi Outlander PHEV
Es una de las propuestas más polivalentes y también económicas: 33.000 euros. Su carrocería todoterreno ofrece el espacio necesario para el uso familiar, y su mecánica puede funcionar sin emisiones y suma también tracción 4×4. Pero, a pesar de ser un modelo bastante completo, tiene precios asequibles: desde 33.000 euros (con MOVELE y descuento de la marca). El Outlander PHEV recorre hasta 52 kilómetros con las pilas y homologa un consumo de 1,9 litros en los 100 kilómetros iniciales. Y solo una potencia total algo baja para el peso (203 CV) empaña su oferta.

Audi A3 e-Tron
La versión enchufable del A3 mantiene precios razonables y destaca por sus posibilidades de uso: eléctrico, híbrido y hasta deportivo. Como un A3 normal, pero mejor dotado. El e-Tron es capaz de recorrer 50 kilómetros con las baterías, con un consumo de 1,5 litros en los primeros 100 kilómetros y una potencia conjunta de 204 CV en el programa deportivo. Y cuesta 36.780 euros, descontando las ayudas que otorga el Plan MOVELE. Podría ser el coche único de una pareja sin hijos, aunque la integración del módulo eléctrico reduce la capacidad del maletero a solo 280 litros. El VW Golf GTE lleva la misma mecánica, comparte pros y contras y sale por 35.630 euros.

Porsche Panamera S E-Hybrid
El carácter deportivo de la marca con una eficiencia mejorada: puede consumir solo 3,1 litros en los primeros 100 kilómetros. La autonomía eléctrica es inferior a la de la mayoría de modelos (36 kilómetros), pero lo compensa con una potencia total superior (416 CV). El Panamera enchufable mantiene la garra de Porsche y, aunque antepone las prestaciones a la eficiencia, logra ofrecer un dato de consumo meritorio en los 100 kilómetros iniciales: 3,1 litros. La marca ofrece la misma mecánica en el todoterreno Cayenne, que lleva tracción 4×4 y consume más (3,4 litros), pero sale también menos caro: 85.179 euros frente a los 107.729 del Panamera.

Volvo XC90 T8 Twin Engine
Un todoterreno grande con consumos pequeños. El nuevo 4×4 grande de Volvo propone una variante enchufable, denominada T8, que tiene 40 kilómetros de autonomía eléctrica, un gasto de 2,7 litros en los primeros 100 kilómetros y una potencia total de 400 CV. Pero cuesta 79.950 euros. La marca sueca ofrece también el V60 Plug-in Hybrid, que recurre a un motor diésel y mejora el rendimiento y el precio: 50 kilómetros verdes, 1,8 litros y 283 CV, por 62.450 euros. Ambos modelos llevan tracción 4×4 y cumplen de sobra como coche único familiar.

Eléctricos puros

BMW i3.
BMW i3.

Sostenibles. Se mueven solo con las baterías y ayudan a descontaminar el tráfico. Están pensados como segundo coche, ese que se utiliza de lunes a viernes para ir de casa al trabajo.

Mercedes Clase B Electric Drive
El más amplio. Incluye cinco plazas desahogadas y un maletero de 500 litros.
Mantiene la habitabilidad de los Clase B con motor de combustión y ofrece cinco plazas aptas para adultos y un maletero generoso de 500 litros. Con estas credenciales, se postula como el coche eléctrico más capaz de la oferta actual en España. Se vende a partir de 37.500 euros (MOVELE incluido) y ha conseguido homologar un radio de acción de hasta 200 kilómetros por carga.
Como sucede en todos los modelos con baterías, la marca ha autolimitado su velocidad máxima para no malgastar la energía de las pilas, que son muy sensibles a los ritmos elevados: la potencia se corta a 160 km/h.

VW e-Up! y e-Golf
El urbanita e-Up! resalta por su respuesta briosa, y el Golf eléctrico, por su tacto refinado La marca alemana está empezando a desplegar su oferta de versiones eléctricas. Por el momento han salido a la venta el e-Up! (desde 22.030 euros con MOVELE) y el e-Golf (a partir de 31.020). El e-Up! sobresale por su respuesta más briosa y mayor rendimiento frente a otros eléctricos pequeños: 82 CV y 160 kilómetros de autonomía oficial, en comparación con los 67 CV y 150 kilómetros que ofrecen los Mitsubishi i-MIEV, Citroën C-Zero y Peugeot iOn, por ejemplo. El e-Golf, en cambio, destaca por su impecable suavidad al volante, que lo convierte en la alternativa refinada al Nissan Leaf. Una carga dura hasta 190 kilómetros.

BMW i3
El primer eléctrico deportivo. Un GTi a pilas con aceleraciones fulgurantes. Ofrece también una variante con motor de apoyo. Recoge el planteamiento deportivo de BMW y ofrece más potencia y menos peso de lo normal en los eléctricos: 170 CV y 1.270 kilos. Y así, acelera de 0 a 100 km/h en solo 7,2 segundos, casi tan rápido como los GTi térmicos. El i3 está disponible con dos versiones: eléctrica pura, con hasta 190 kilómetros de duración oficial (30.000 euros con MOVELE), y de autonomía extendida (34.490), que suma un pequeño motor a modo de generador y permite continuar la marcha al agotar las pilas otros 100 kilómetros, aunque consumiendo.

Renault Zoe
El rey de la autonomía: hasta 240 kilómetros. El Zoe es como un Clio, el utilitario de Renault, pero eléctrico. El modelo se acaba de renovar y anuncia la mejor autonomía oficial del mercado: 240 kilómetros por carga. Pero también destaca por sus precios, que son de los más asequibles: desde 14.800 euros (con MOVELE y promociones de la marca); a estas tarifas, sin embargo, hay que sumar el alquiler mensual de la batería, que se paga aparte (desde 50 euros).

Nissan leaf Y los Taxis con baterías
El Leaf es el coche eléctrico más vendido en España: de los 1.100 vehículos a pilas matriculados en 2014, casi 470 fueron del modelo de Nissan. Se vende desde 15.300 euros –con Movele, descuentos y alquiler de baterías aparte– y recorre hasta 199 kilómetros por carga. Su mecánica se ha aplicado en la e-NV200, una furgoneta eléctrica que se produce en Barcelona y ha empezado a funcionar como taxi en la Ciudad Condal.

Más información