Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

‘Bye bye, Spain’

Hoy hablo desde la indignación. No hay nada que más me repatee y, créanme, no soy de las que anda todo el día quejándose, que el Gobierno diga que hay un descenso del paro. Paradójicamente, os hablo de mi presente y el de muchos otros recién graduados: prepararte para unas oposiciones con 45 plazas en toda la Comunidad Valenciana y conseguirlo es, para mí, toda una utopía. Y ya no hablo solo de empleo público sino también de empleo privado. Hablo de futuro, del futuro de aquellas persones que, como yo, están en una situación límite. Gente joven, ilusionada, con ganas de trabajar que busca su primer empleo, pero que no tiene experiencia. Gente que se inscribe continuamente en ofertas de trabajo y que por ello ipso facto queden rechazadas. Es triste que ni si quiera merezcamos una oportunidad. Ya no me queda ni un ápice de esperanza de encontrar un empleo en este país. Espero que la situación con el revuelo de las elecciones cambie porque, si no, solo nos quedará un futuro relegado a la marcha a otro país como muchos de mis compañeros y amigos.— Tamara Bonet Uber.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.