Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Qué debe hacer un hombre para que la cosmética no le arruine una cita

Esa importante cena con alguien que te gusta. O una reunión de trabajo relevante. Estos consejos de belleza sirven para ir con más aplomo

Joseph Gordon Levitt poniendo en práctica sus trucos de belleza con Zooey Deschanel en '(500) días juntos', de 2009.
Joseph Gordon Levitt poniendo en práctica sus trucos de belleza con Zooey Deschanel en '(500) días juntos', de 2009.

Es un día importante. Una primera cita, o una reunión decisiva. Quieres causar buena impresión, claro, y, como todo ser humano desde hace siglos, echas mano de un aliado imprescindible para la autoestima: la cosmética. Ojo, no se trata de probar esa marca de maquillaje masculino cuyos arcanos desconoces, sino de algo más básico y cotidiano: afeitarse, peinarse, perfumarse. Desordenas el armarito del baño para parecer más guapo, más seguro de ti mismo y, tal vez, algo más joven de lo que eres. Y, de repente, algo falla. Los nervios te juegan una mala pasada y la idea es siempre la misma: ¿por qué no lo pensé antes? Los siguientes consejos sirven para ir con más aplomo a una primera cita, pero, sobre todo, para evitar que la cosmética te juegue una mala pasada o cobre vida propia.

¿Por qué me brilla la piel?

Las pieles grasas y con tendencia a brillar deben buscar fórmulas sin aceite, ya sea en textura gel o crema"

Maribel Yébenes, experta en belleza

Es un clásico. Que los nervios te hagan sudar es un problema muy frecuente que puede terminar generando situaciones que, sin dramatizar, resultan cuanto menos incómodas. ¿Por qué tu chica tiene la piel tersa y mate mientras tú pareces un obrero asfaltando carreteras en pleno agosto? Respuesta: porque ella sabe de cosmética más que tú. La experta en belleza Maribel Yébenes, directora del Instituto de Belleza Maribel Yébenes, explica que “por lo general, la piel del hombre segrega más cantidad de sebo, lo cual puede hacer que aparezcan brillos antiestéticos durante el día”. Para combatirlo, recomienda emplear un buen exfoliante: “No sólo eliminará el exceso de grasa y células muertas, sino que refinará la textura de la piel y favorecerá que los poros estén liberados de residuos oxidados, que dan como resultado los tan denostados puntos negros y espinillas”. Si queremos ir más allá, existen mascarillas astringentes que ayudarán a reducir los brillos.

Cuestión de alquimia: en busca de la hidratante perfecta

En una primera cita los nervios nos pueden hacer sentir cierta inseguridad, así que lo más importante es utilizar un perfume que no nos haga pensar en él"

Jean-Luc Gardarin, experto en perfumes

Claro que todo ello no servirá de nada si, después de combatir una piel grasa, empleas una crema hidratante con aceites. Cualquiera que haya visto cómo sus esfuerzos por disimular los nervios quedan delatados por chorretones sabe de lo que hablamos. ¿Cómo evitarlo? Nuevamente es Maribel Yébenes quien nos da la clave. “Las pieles grasas y con tendencia a brillar deben buscar fórmulas sin aceite, ya sea en textura gel o crema, pero siempre indicadas para este tipo de pieles”. Dar con ellas es más fácil de lo que parece, ya que la mayoría suelen venir etiquetadas como "Oil Free" o "Oil Control", y están disponibles en todas las gamas de precios. También hay que tener cuidado, especialmente en verano, con las cremas solares, que pueden “abrillantarnos” aún más, “ya que los filtros UV suelen dejar un velo brillante tras su aplicación”, explica la experta.

Elige un perfume adecuado

Existe una creencia que afirma que un perfume puede hacer que el tortuoso desfiladero de la seducción se convierta en un tobogán. No te fíes: es más importante sentirse seguro que buscar sustitutivos químicos de las feromonas. “Elegir el perfume idóneo para la primera cita es tan sencillo como elegir la fragancia que nos hace sentir cómodos y seductores”, explica Jean-Luc Gardarin, uno de los socios de la perfumería madrileña Le Secret du Marais y una de las personas que mejor conocen los vericuetos psicológicos del arte del perfume. Precisamente por eso sabe que no existen las fórmulas mágicas. “Las notas o acordes con los que no te equivocas son los que te hacen sentirte seguro. Por lo general, en una primera cita los nervios nos pueden hacer sentir cierta inseguridad, así que lo más importante es utilizar un perfume que no nos haga pensar en él. Al igual que ese día es mejor no estrenar unos zapatos que nos hagan daño porque estaremos más pendientes de encontrar una tirita que de lo que nos cuente la persona que tenemos enfrente”.

Pruébalo antes en casa (y ten cuidado con el color)
O, al menos, en situaciones menos importantes. Es una norma de oro de la cosmética, y se aplica a todo tipo de productos. Nunca sabremos si una crema nos genera sensación de pesadez, si un fijador de pelo produce efectos indeseados o si un perfume evoluciona de manera inesperada sobre la piel hasta que lo probemos. Este consejo se aplica especialmente a la hora de emplear productos con algún tipo de pigmentación. Los autobronceadores y cremas CC (que dan un pequeño toque de color) son herramientas muy útiles para muchos hombres, pero sus resultados cambian enormemente dependiendo de la cantidad que apliquemos y el modo en que lo hagamos. Aunque te parezca que un toque de bronceado puede generar un golpe de efecto maestro, asegúrate de que lo controlas: parecer un OompaLoompa o, en su defecto, un oso panda, no son las estrategias de seducción que estás buscando.

Lleva refuerzos
Y no nos referimos a tu camisa de la suerte. Toallitas matificantes para secarte la cara (hay quien usa papel de fumar, pero existen otras opciones), un desodorante antitranspirante en tamaño de viaje, una crema energizante de efecto buena cara o un frasquito de perfume que no sólo nos permita perfumarnos, sino sentirnos más limpios y seguros, son pequeñas herramientas para dar un subidón instantáneo de autoestima y recuperar el control de nuestro aspecto.

Siga leyendo (pinche la foto)...

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información