Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El muestrario

Las claves de la industria de la moda de la última semana

Miuccia Prada.
Miuccia Prada. Cordon Press

H&M marca Balmain

Ya tardaba la casa francesa en aliarse con el gigante sueco. Primero, porque sus cirtísimos vestidos ajustados, negros y lentejueleros,son toda una inspiración para la industria low cost. Segundo, porque a su director creativo, Olivier Rousteing, siempre le ha encantado la moda urbana. A partir de noviembre podrá decir que su sueño se ha cumplido.

Prada contras las mujeres trofeo

La reina del feísmo chic, concede pocas entrevistas, pero cuando lo hace, se esmera. “Las mujeres que no trabajan no tienen conversación. Si no trabajas, por supuesto que te pasas el día pensando en tus tobillos. Si lo hicieras, no tendrías ese problema”, dijo al diario The Observer. Miuccia Prada considera, además, que el envejecimiento de la población es una oportunidad comercial inigualable. Entonces, Miuccia, ¿por qué le acusan de utilizar modelos menores de edad?

Colonizando a bolsazos

Aquí el que no corre, vuela. Bernard Arnault, dueño del grupo LVMH, al que pertenece la firma de bolsos, se toma muy a pecho el refrán. Si Cuba acaba de levantar el veto comercial, él ya se ha apresurado a patrocinar a un buen puñado de artistas de la isla y a estampar su logo bien grande en la Bienal de la Habana. La firma acaba de revalidar su el primer puesto en la lista Forbes de marcas más rentables del mundo. Quizá sea, entre otros motivos, porque se atreve a llegar la primera a países poco acostumbrados a las lides del lujo. Antes de Cuba estuvieron, por ejemplo, Sudáfrica y Mongolia.

 El blog ha muerto

Se veía venir. Esas chicas con talento para el estilismo que compartían sus atuendos diarios y, con suerte, convertían esa rutina en un trabajo lucrativo, se han pasado a Instagram. Más fácil, directo, dinámico y sin la necesidad de tener que completar la fotografía con textos sobre la ropa que ya están viendo los usuarios. Ahora solo falta que Instagram redirija a los sitios web de las marcas que intervienen en la fórmula. Al fin y al cabo, el blog de moda es el spot publicitario del 2.0