Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Religión en las aulas

El temario de la asignatura de Religión recientemente publicado en el BOEy elaborado por la Conferencia Episcopal Española contiene perlas, para los niños de seis años, como las siguientes: “Enseñar a reconocer que no hay felicidad sin Dios”, actividades que inciten a que “expresen con palabras propias el asombro por lo que Dios hace” o, en una pirueta lingüística digna del mejor trapecista, “memorizar y reproducir fórmulas sencillas de petición y agradecimiento”, lo que da luz verde a que se puedan recuperar los rezos en las aulas. En cuanto a los alumnos de Bachillerato, serán examinados sobre “el origen divino del cosmos”, lo que podría provocar situaciones surrealistas en el examen de Física y Química sobre tal cuestión.

Con todo, en un alarde de hipocresía impropio de los valores que dice representar, al portavoz de la CEE le parece “insuficiente” el tratamiento de la asignatura en la educación pública, omitiendo una vez más el artículo del concordato firmado hace 36 años que reza (nunca mejor dicho) así: “La Iglesia católica declara su propósito de lograr por sí misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades”. ¿Hasta cuándo tendremos que soportar esta cruz? (incluyendo la de la declaración de la renta).— Daniel García Delicado.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.