Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EP Gastronomía BLOGS Coordinado por JOSÉ CARLOS CAPEL

Pitu Roca, jugar con el vino

Pitu Roca, jugar con el vino

Alrededor del mediodía del pasado jueves me encontré con Pitu Roca en el vestíbulo del Hotel Omm en Barcelona. Él acababa de asistir en Berlín al estreno de Cooking up a Tribute, el film sobre la gira latinoamericana de El Celler de Can Roca, y yo tenía interés en conocer su opinión sobre varias cosas.

¿Por qué bebemos tan poco vino? Acabo de leer que el consumo en España se encuentra en 14 litros por habitante al año, uno de los más bajos de Europa, Suiza, por el contrario,supera los 37 litros. Llevamos tiempo haciendo mal las cosas, el vino necesita un nuevo marketing, la juventud se inclina por las cervezas y los destilados. Por el precio de una gran cerveza consigues un vino de interés escaso. En las casas se bebe poco y entre colectivos de 30 a 60 años se relega a los fines de semana. Las bebidas blancas seducen a los jóvenes.

¿Hay nuevos caminos? Dos evidentes, despertar la conciencia ecológica y hacer que el consumo sea más divertido. Tenemos que cambiar el marketing del vino, rejuvenecerlo, tomarlo en los pub con música alta. Hay que vestirlo con una imagen más descarada, convencer a los jóvenes de que es un alimento arraigado a la tierra. A la gente joven le gusta vivir en verde y conectar con la naturaleza. Si supieran que al consumirlo contribuyen al equilibrio del medioambiente todo cambiaría. Los jóvenes son sensibles a estas cosas. Me parecen muy divertidos algunos vinos modernos: El Hombre Bala, Perro Verde, Cuatro Monos, La Bruja Avería…

¿Se puede jugar con el vino? Con el vino podemos permitirnos casi todo, es un mundo abierto a nuevas experiencias. Yo juego con él desde hace tiempo pero con el máximo respeto. El vino se aliñaba ya hace 2000 años como relata Plinio El Viejo en su Historia Natural. Ahí están los griegos todavía con su vino de retsina. No creo que el sector del vino sea tan inmovilista como algunos le reprochan ahora. Hay bodegueros que juegan con las levaduras y con los taninos para obtener vinos maquillados que llegan al gran público a precios asequibles.

¿Qué opinas de la ponencia de David Muñoz? Lo que hizo y dijo en Madrid Fusión no es revolucionario, es una aportación más. Me sorprendió que se tomara como novedad algo que ya se lleva haciendo desde hace tiempo. Coincido con su planteamiento de fondo, lo que me ha sorprendido es que los medios de comunicación hayan magnificado algo conocido. Nosotros en El Celler de Can Roca hemos hecho de todo, sorbetes de vino y gelatinas. Hemos aliñado con vino, lo hemos tratado con agar agar y un sinfín de cosas. Por supuesto hemos servido el vino en pipetas y en jeringuillas, hemos vertido gotas en la mano de los comensales, hemos hecho catas con música, hemos destilado el vino y hasta bajado la graduación de algunos ¿Por qué no jugar? ¡Santa libertad antes que nada ¡

¿Y ese revuelo? David provocó a parte del auditorio con gestos no verbales, irreverentes. Era innecesario que vistiera su ponencia de provocación como lo hizo. Se lanzó sin red en un acto de confrontación muy suya, es su manera de ser y de vivir. Nosotros también hemos vertido vino dentro de una roca para cocer una cigala, por ejemplo. Con el vino es positivo jugar. No critico a David, repito, sino a los medios que han entendido como sorprendente algo que lleva tiempo haciéndose. Cuando el periodismo pierde rigor cae en la banalidad. En este caso quizá por el efecto embaucamiento que irradia la figura de David que encandila a cierta prensa e irrita a otra. Reflexiones parecidas a las de David las hice en el último World Culinay International Forum 2014 el pasado mes de septiembre en Barcelona delante de 200 especialistas y nadie se escandalizó de nada.

¿Alguna discrepancia? Servir el vino en cuchara no me parece mal, también lo hemos hecho nosotros en El Celler de Can Roca. Lo que no apruebo es dar de comer o de beber a un comensal, llevarle algo hasta la boca. Se hace con los niños y las personas impedidas, en nuestra cultura ese gesto humilla a quien lo recibe. Es cierto que necesitamos acercar el mundo del vino, yo tampoco pongo barreras, pero hay gestos que rozan el insulto cuando afectan a algo que tú quieres. Nosotros jugamos con el vino pero meditamos cada paso.

El hueco que deja el vino en la mesa parece que lo ocupan los cócteles. Han entrado de la mano de las cocinas exóticas. Tienen que ver con el color, con sus matices frutales ácidos y con los picantes. Muchos platos son un coctel en sí mismos. En 2006 hicimos cócteles de vinos y de sorbetes, así de bestia. Hasta he mezclado un Pedro Ximénez (Valdespino) destilado, convertido en una suerte de grapa, con un PX desalcoholizado. En el mercado no hay un aguardiente de PX, se trata de jugar, repito.

¿Algún proyecto nuevo? En El Celler de Can Roca intentamos extraer ahora el alma de muchos productos, destilar lías, plantas, frutas… Contamos con la ayuda de Joan Carbó, ingeniero agrónomo y enólogo, queremos recuperar el espíritu mágico de los alquimistas. Imagínate un aguardiente de mongetas de Santa Pau. Pretendemos ofrecer bebidas de proximidad del arco mediterráneo. Es una pena que las destilerías industriales hayan acabado con las destilaciones artesanas. Queremos hacer aguardientes y licores de todo menos de uva, destilados cortos de ½ litro. Detrás planean figuras históricas de tanto peso como Ramón Llull y Arnau de Vilanova a quien tanto debe nuestra cultura.

¿Cabe el juego en la sala de un tres estrellas? En la sala lo más importante es la gestión de las emociones, saber acercarse con sutileza a los clientes, la gente quiere sentirse querida. Es importante controlar las fuerzas de fricción y los intangibles. En el Celler contamos con una psicóloga que nos ayuda a la gestión de egos a mejorar actitudes a adoptar pautas afines a los narradores de cuentos. Hemos de sentirnos orgullosos de ser camareros para ser capaces de enamorar a nuestros clientes. Somos embajadores de la cocina y para convencernos jugamos a intercambiar los rangos. Hemos planificado un juego que denominamos “Vuelta a la tortilla”, un día a puerta cerrada nuestra brigada servirá las mesas y los camareros cocinarán para ellos. Vivimos en una sociedad desnutrida de sentimientos y de respeto por la belleza. Nosotros intentamos contribuir a que quienes pasen por nuestra casa sean buenos profesionales y mejores personas. Una filosofía de vida.

Habían transcurrido casi dos horas y continuábamos hablando. Nos sentamos en una mesa contigua del restaurante RocaMoo y compartimos una espléndida comida en la que los vinos y los platos fueron jugando con el mismo rango. Sígueme en Twitter en@JCCapel

Comentarios

Grande como nadie Pitu Roca, humanidad y conocimientos, sensibilidad y elegancia como toda la familia, una lección para mucha gente, él lo dice todo claro, a buen entendedor...
Ahora resulta que todos los que atacan a David Muñoz se la tienen que envainar porque ya está todo hecho y por una persona de tanto peso como Josep Roca.
Yo tampoco entiendo el fracaso del vino en España y creo que es un caso perdido por mucho que se intente, aunque está bien que haya valientes, que no se diga. Antes bebíamos más vino. Un vino y una tapa van unidos. Somos el imperio de las tapas, tenemos buenos vinos, tenemos más bares que el resto del universo junto... se dan todas las condiciones para que la costumbre de tomar vino triunfe, pero se ha perdido. Antes salíamos de chateo, a o tomar unos chatos y algo para abrir boca. Ahora se chatea más, pero de otra manera. Se pierde la raza.
Ni MICHELINES NI CARREFOURES
hay que organizar rutas en bares a 1, 2 y 3 euros la copa de 5cl. La gente no bebe vino porque lo siente caro. De esa forma se podrían probar el 98% de los vinos españoles.
Hombre, decir que Suiza no es país productor... No es de los grandes productores del mundo, pero si José Vouillamoz leyera esto algún que otro tirón de orejas se llevarías. Si tiene dos páginas dedicas en el atlas del vino de Jancis Robinson será por algo. Aunque sólo sea por Valais y Ticino
Vaya una manera de dejar en ridículo( y como me alegro) a ciertos talibanes del vino que son los culpables de que el consumo haya bajado en España, pues ya tienen la respuesta de parte de alguien que sabe más que ellos
José, no seas tan agorero hombre que el consumo se acabará recuperando.
Que quiere que le diga Capel, que esta entrevista tiene que escocer a muchos, al menos es lo que yo pienso, tanta rigidez en el vino, tantos atlas de variedades, tanta perfección y conocimiento es muy, muy aburrida para los comunes mortales que ven en el vino un coñazo en lugar de una bebida asequible para disfrutarla. El castigo está claro, menos consumo y alejamiento. Hagamos de este mundo tan espléndido, el del vino, algo más sencillo y todos saldremos ganando
Hace unos días su amigo Juan Echanove también se rebelaba contra los talibanes y esa Santa Inquisición rancia que se cae que rodea al vino en nuestro país y que han visto en la demostración de David Muñoz un motivo de insulto. Con su pan se lo coman, déjennos beber con humildad y disfrutar de nuestro "desconocimiento" ya está bien tantas variedades y mapas vinícolas. Mundo reservado a unos pocos que han hecho MUCHO DAÑO al consumo del vino en España. Me sumo a Juan Echanove, caramba, ¡viva el vino¡ Ahora ya Muñoz ya no es un demonio porque todo, lo ha hecho antes Josep Roca, ja, ja, http://www.unblogparacomerselo.com/
Chapó, señor Capel, me quito el sombrero (literalmente, voy disfrazada de payasa con sombrero que, por cierto, cómo favorece!, Carnaval, te quiero...) ante este post!Es usted un "culo inquieto", tenía dudas sobre la ponencia de DavidDiverxo y no se le ocurre otra cosa que ir a Barcelona a preguntar a uno de los mejores conocedores del vino que tenemos, olé!!!Y la de cosas interesantes que dice Pitu, qué hombre, qué serenidad, qué poso, qué inteligencia, qué todo!A David me da la impresión de que se le está yendo la cosa, la fama, un poco de las manos y no quisiera porque me cae muy bien, creo que es lo suficientemente bueno y sorprendente en su cocina como para no necesitar provocar con irreverencias innecesarias.Diría muchas más cosas: qué interesante la desconocida para mí retsina, el importantísimo papel de los camareros, la suerte de esos alumnos en la gira sudamericana de El Celler... pero no quiero aburrir. ¡¡¡Un lujazo estos hermanos Roca!!!
Hay una frase de Pitu Roca que debería inscribirse con letras de oro en las escuelas de periodismo: "Cuando el periodismo pierde rigor cae en la banalidad", que gran verdad¡
Apreciado "aficionado al vino" y a otros de su mismo parecer, tú puedes seguir bebiendo vino cómo y cuando quieras , por supuesto! Faltaría más! Pero entiende que otros quieran saber más, porque ,de la manera que yo lo veo , el querer aprender a apreciar las diferencias de los vinos y el saber su porque, su tierra de procedencia, sus variedades de uva, la historia de su elaborador, etc es comparable como el que observa y no solo ve, el que escucha y no solo oye, el que saborea y no solo engulle, el que lee sobre el artista que ha pintado un cuadro para entenderlo, el que viaja para conocer otras culturas y no se queda cada verano en el mismo pueblo donde nacio... Todo es admisible, por fortuna, pero bien cierto es que cuanto más uno sabe de algo mas lo valora y lo disfruta... Y en el caso del sommelier Pitu Roca, mi impresión es que es de los profesionales en el mundo del vino y de la gastronomía con una manera de ser de las más modestas y cercanas, bien distinto a muchos de estas " nuevas figuras" de este mundillo que les gusta mucho ser el centro de atencion con su mal saber estar...
Sannie, todo es aceptable desde el respeto y los buenos modales, me gusta lo que dices y lo comparto, lo que no entiendo son las posturas intransigentes a las que se supone que se refiere el "Aficionado al vino", que hemos leído estos días con ataques furibundos a David Muñoz o a quien se atreve a trasngredir "sus" normas, hay una cierta irritación hacia tanto profesional sabiondo que como dice no sé quien hacen mucho daño con tanta sabiduría cursi y relamida a veces un poco patética.Suscribo plenamente tus palabras, que lo sepas.
Qué gran profesional Pitu Roca y que lección para todos os que formamos parte de la familia del vino, me encantan sus respuestas, me gusta su talante y sus conocimientos. Bravo¡
Desde el respeto, el conocimiento y la seriedad cualquier juego es posible, no hay rechuflas en el caso de Pitu Roca sino sensatez y meditación profunda.
100% de acuerdo con Pitu Roca, un gran gestor de emociones.
Como aficionada al vino siento una curiosidad natural hacia lo que estoy tomando, su procedencia, el tipo de uva, etc no por ningún afán de erudición, sino para mi propio provecho. Es decir, qué tipo de uvas, maduraciones, zonas, encajan con mis gustos y cuáles no. Por otro lado yo no puedo degustar un vino a palo seco: no sé si esto le pasa a mucha gente, pero yo necesito mezclarlo con comida y con la comida adecuada para saborearlo bien, de manera que para mí nunca podría sustituir otro tipo de bebidas alcohólicas o refrescos.
Y ¿de verdad se piensa que el vino aún debe ser desacralizado en este país después de que los jóvenes lleven décadas bebiendo calimocho y en cualquier familia siempre haya un miembro o más desprejuiciado que mezcle el vino de reserva con gaseosa? Si los experimentos con vinos provocan tantos recelos es que ya se han hecho antes muchos experimentos con gaseosa, Bueno, otros lo hicieron todavía antes y les salió champán probablemente la primera herejía vinícola -luego llevada a los altares. El caso es que no parece que el vino necesite una desacralización sino lo que buscan es lo contrario una resacralización en el templo de lo cool y para ello nada mejor que un gurú como Roca monte su performace. Que no hace más que consagrar todo lo que bodegueros y chefs más discretos hayan hecho previamente.
Donde pone Roca debería poner David Muñoz.
Grandioso Pitu, como siempre
Grande como nadie Pitu Roca, humanidad y conocimientos, sensibilidad y elegancia como toda la familia, una lección para mucha gente, él lo dice todo claro, a buen entendedor...
Ahora resulta que todos los que atacan a David Muñoz se la tienen que envainar porque ya está todo hecho y por una persona de tanto peso como Josep Roca.
Yo tampoco entiendo el fracaso del vino en España y creo que es un caso perdido por mucho que se intente, aunque está bien que haya valientes, que no se diga. Antes bebíamos más vino. Un vino y una tapa van unidos. Somos el imperio de las tapas, tenemos buenos vinos, tenemos más bares que el resto del universo junto... se dan todas las condiciones para que la costumbre de tomar vino triunfe, pero se ha perdido. Antes salíamos de chateo, a o tomar unos chatos y algo para abrir boca. Ahora se chatea más, pero de otra manera. Se pierde la raza.
Ni MICHELINES NI CARREFOURES
hay que organizar rutas en bares a 1, 2 y 3 euros la copa de 5cl. La gente no bebe vino porque lo siente caro. De esa forma se podrían probar el 98% de los vinos españoles.
Hombre, decir que Suiza no es país productor... No es de los grandes productores del mundo, pero si José Vouillamoz leyera esto algún que otro tirón de orejas se llevarías. Si tiene dos páginas dedicas en el atlas del vino de Jancis Robinson será por algo. Aunque sólo sea por Valais y Ticino
Vaya una manera de dejar en ridículo( y como me alegro) a ciertos talibanes del vino que son los culpables de que el consumo haya bajado en España, pues ya tienen la respuesta de parte de alguien que sabe más que ellos
José, no seas tan agorero hombre que el consumo se acabará recuperando.
Que quiere que le diga Capel, que esta entrevista tiene que escocer a muchos, al menos es lo que yo pienso, tanta rigidez en el vino, tantos atlas de variedades, tanta perfección y conocimiento es muy, muy aburrida para los comunes mortales que ven en el vino un coñazo en lugar de una bebida asequible para disfrutarla. El castigo está claro, menos consumo y alejamiento. Hagamos de este mundo tan espléndido, el del vino, algo más sencillo y todos saldremos ganando
Hace unos días su amigo Juan Echanove también se rebelaba contra los talibanes y esa Santa Inquisición rancia que se cae que rodea al vino en nuestro país y que han visto en la demostración de David Muñoz un motivo de insulto. Con su pan se lo coman, déjennos beber con humildad y disfrutar de nuestro "desconocimiento" ya está bien tantas variedades y mapas vinícolas. Mundo reservado a unos pocos que han hecho MUCHO DAÑO al consumo del vino en España. Me sumo a Juan Echanove, caramba, ¡viva el vino¡ Ahora ya Muñoz ya no es un demonio porque todo, lo ha hecho antes Josep Roca, ja, ja, http://www.unblogparacomerselo.com/
Chapó, señor Capel, me quito el sombrero (literalmente, voy disfrazada de payasa con sombrero que, por cierto, cómo favorece!, Carnaval, te quiero...) ante este post!Es usted un "culo inquieto", tenía dudas sobre la ponencia de DavidDiverxo y no se le ocurre otra cosa que ir a Barcelona a preguntar a uno de los mejores conocedores del vino que tenemos, olé!!!Y la de cosas interesantes que dice Pitu, qué hombre, qué serenidad, qué poso, qué inteligencia, qué todo!A David me da la impresión de que se le está yendo la cosa, la fama, un poco de las manos y no quisiera porque me cae muy bien, creo que es lo suficientemente bueno y sorprendente en su cocina como para no necesitar provocar con irreverencias innecesarias.Diría muchas más cosas: qué interesante la desconocida para mí retsina, el importantísimo papel de los camareros, la suerte de esos alumnos en la gira sudamericana de El Celler... pero no quiero aburrir. ¡¡¡Un lujazo estos hermanos Roca!!!
Hay una frase de Pitu Roca que debería inscribirse con letras de oro en las escuelas de periodismo: "Cuando el periodismo pierde rigor cae en la banalidad", que gran verdad¡
Apreciado "aficionado al vino" y a otros de su mismo parecer, tú puedes seguir bebiendo vino cómo y cuando quieras , por supuesto! Faltaría más! Pero entiende que otros quieran saber más, porque ,de la manera que yo lo veo , el querer aprender a apreciar las diferencias de los vinos y el saber su porque, su tierra de procedencia, sus variedades de uva, la historia de su elaborador, etc es comparable como el que observa y no solo ve, el que escucha y no solo oye, el que saborea y no solo engulle, el que lee sobre el artista que ha pintado un cuadro para entenderlo, el que viaja para conocer otras culturas y no se queda cada verano en el mismo pueblo donde nacio... Todo es admisible, por fortuna, pero bien cierto es que cuanto más uno sabe de algo mas lo valora y lo disfruta... Y en el caso del sommelier Pitu Roca, mi impresión es que es de los profesionales en el mundo del vino y de la gastronomía con una manera de ser de las más modestas y cercanas, bien distinto a muchos de estas " nuevas figuras" de este mundillo que les gusta mucho ser el centro de atencion con su mal saber estar...
Sannie, todo es aceptable desde el respeto y los buenos modales, me gusta lo que dices y lo comparto, lo que no entiendo son las posturas intransigentes a las que se supone que se refiere el "Aficionado al vino", que hemos leído estos días con ataques furibundos a David Muñoz o a quien se atreve a trasngredir "sus" normas, hay una cierta irritación hacia tanto profesional sabiondo que como dice no sé quien hacen mucho daño con tanta sabiduría cursi y relamida a veces un poco patética.Suscribo plenamente tus palabras, que lo sepas.
Qué gran profesional Pitu Roca y que lección para todos os que formamos parte de la familia del vino, me encantan sus respuestas, me gusta su talante y sus conocimientos. Bravo¡
Desde el respeto, el conocimiento y la seriedad cualquier juego es posible, no hay rechuflas en el caso de Pitu Roca sino sensatez y meditación profunda.
100% de acuerdo con Pitu Roca, un gran gestor de emociones.
Como aficionada al vino siento una curiosidad natural hacia lo que estoy tomando, su procedencia, el tipo de uva, etc no por ningún afán de erudición, sino para mi propio provecho. Es decir, qué tipo de uvas, maduraciones, zonas, encajan con mis gustos y cuáles no. Por otro lado yo no puedo degustar un vino a palo seco: no sé si esto le pasa a mucha gente, pero yo necesito mezclarlo con comida y con la comida adecuada para saborearlo bien, de manera que para mí nunca podría sustituir otro tipo de bebidas alcohólicas o refrescos.
Y ¿de verdad se piensa que el vino aún debe ser desacralizado en este país después de que los jóvenes lleven décadas bebiendo calimocho y en cualquier familia siempre haya un miembro o más desprejuiciado que mezcle el vino de reserva con gaseosa? Si los experimentos con vinos provocan tantos recelos es que ya se han hecho antes muchos experimentos con gaseosa, Bueno, otros lo hicieron todavía antes y les salió champán probablemente la primera herejía vinícola -luego llevada a los altares. El caso es que no parece que el vino necesite una desacralización sino lo que buscan es lo contrario una resacralización en el templo de lo cool y para ello nada mejor que un gurú como Roca monte su performace. Que no hace más que consagrar todo lo que bodegueros y chefs más discretos hayan hecho previamente.
Donde pone Roca debería poner David Muñoz.
Grandioso Pitu, como siempre
Grande como nadie Pitu Roca, humanidad y conocimientos, sensibilidad y elegancia como toda la familia, una lección para mucha gente, él lo dice todo claro, a buen entendedor...
Ahora resulta que todos los que atacan a David Muñoz se la tienen que envainar porque ya está todo hecho y por una persona de tanto peso como Josep Roca.
Yo tampoco entiendo el fracaso del vino en España y creo que es un caso perdido por mucho que se intente, aunque está bien que haya valientes, que no se diga. Antes bebíamos más vino. Un vino y una tapa van unidos. Somos el imperio de las tapas, tenemos buenos vinos, tenemos más bares que el resto del universo junto... se dan todas las condiciones para que la costumbre de tomar vino triunfe, pero se ha perdido. Antes salíamos de chateo, a o tomar unos chatos y algo para abrir boca. Ahora se chatea más, pero de otra manera. Se pierde la raza.
Ni MICHELINES NI CARREFOURES
hay que organizar rutas en bares a 1, 2 y 3 euros la copa de 5cl. La gente no bebe vino porque lo siente caro. De esa forma se podrían probar el 98% de los vinos españoles.
Hombre, decir que Suiza no es país productor... No es de los grandes productores del mundo, pero si José Vouillamoz leyera esto algún que otro tirón de orejas se llevarías. Si tiene dos páginas dedicas en el atlas del vino de Jancis Robinson será por algo. Aunque sólo sea por Valais y Ticino
Vaya una manera de dejar en ridículo( y como me alegro) a ciertos talibanes del vino que son los culpables de que el consumo haya bajado en España, pues ya tienen la respuesta de parte de alguien que sabe más que ellos
José, no seas tan agorero hombre que el consumo se acabará recuperando.
Que quiere que le diga Capel, que esta entrevista tiene que escocer a muchos, al menos es lo que yo pienso, tanta rigidez en el vino, tantos atlas de variedades, tanta perfección y conocimiento es muy, muy aburrida para los comunes mortales que ven en el vino un coñazo en lugar de una bebida asequible para disfrutarla. El castigo está claro, menos consumo y alejamiento. Hagamos de este mundo tan espléndido, el del vino, algo más sencillo y todos saldremos ganando
Hace unos días su amigo Juan Echanove también se rebelaba contra los talibanes y esa Santa Inquisición rancia que se cae que rodea al vino en nuestro país y que han visto en la demostración de David Muñoz un motivo de insulto. Con su pan se lo coman, déjennos beber con humildad y disfrutar de nuestro "desconocimiento" ya está bien tantas variedades y mapas vinícolas. Mundo reservado a unos pocos que han hecho MUCHO DAÑO al consumo del vino en España. Me sumo a Juan Echanove, caramba, ¡viva el vino¡ Ahora ya Muñoz ya no es un demonio porque todo, lo ha hecho antes Josep Roca, ja, ja, http://www.unblogparacomerselo.com/
Chapó, señor Capel, me quito el sombrero (literalmente, voy disfrazada de payasa con sombrero que, por cierto, cómo favorece!, Carnaval, te quiero...) ante este post!Es usted un "culo inquieto", tenía dudas sobre la ponencia de DavidDiverxo y no se le ocurre otra cosa que ir a Barcelona a preguntar a uno de los mejores conocedores del vino que tenemos, olé!!!Y la de cosas interesantes que dice Pitu, qué hombre, qué serenidad, qué poso, qué inteligencia, qué todo!A David me da la impresión de que se le está yendo la cosa, la fama, un poco de las manos y no quisiera porque me cae muy bien, creo que es lo suficientemente bueno y sorprendente en su cocina como para no necesitar provocar con irreverencias innecesarias.Diría muchas más cosas: qué interesante la desconocida para mí retsina, el importantísimo papel de los camareros, la suerte de esos alumnos en la gira sudamericana de El Celler... pero no quiero aburrir. ¡¡¡Un lujazo estos hermanos Roca!!!
Hay una frase de Pitu Roca que debería inscribirse con letras de oro en las escuelas de periodismo: "Cuando el periodismo pierde rigor cae en la banalidad", que gran verdad¡
Apreciado "aficionado al vino" y a otros de su mismo parecer, tú puedes seguir bebiendo vino cómo y cuando quieras , por supuesto! Faltaría más! Pero entiende que otros quieran saber más, porque ,de la manera que yo lo veo , el querer aprender a apreciar las diferencias de los vinos y el saber su porque, su tierra de procedencia, sus variedades de uva, la historia de su elaborador, etc es comparable como el que observa y no solo ve, el que escucha y no solo oye, el que saborea y no solo engulle, el que lee sobre el artista que ha pintado un cuadro para entenderlo, el que viaja para conocer otras culturas y no se queda cada verano en el mismo pueblo donde nacio... Todo es admisible, por fortuna, pero bien cierto es que cuanto más uno sabe de algo mas lo valora y lo disfruta... Y en el caso del sommelier Pitu Roca, mi impresión es que es de los profesionales en el mundo del vino y de la gastronomía con una manera de ser de las más modestas y cercanas, bien distinto a muchos de estas " nuevas figuras" de este mundillo que les gusta mucho ser el centro de atencion con su mal saber estar...
Sannie, todo es aceptable desde el respeto y los buenos modales, me gusta lo que dices y lo comparto, lo que no entiendo son las posturas intransigentes a las que se supone que se refiere el "Aficionado al vino", que hemos leído estos días con ataques furibundos a David Muñoz o a quien se atreve a trasngredir "sus" normas, hay una cierta irritación hacia tanto profesional sabiondo que como dice no sé quien hacen mucho daño con tanta sabiduría cursi y relamida a veces un poco patética.Suscribo plenamente tus palabras, que lo sepas.
Qué gran profesional Pitu Roca y que lección para todos os que formamos parte de la familia del vino, me encantan sus respuestas, me gusta su talante y sus conocimientos. Bravo¡
Desde el respeto, el conocimiento y la seriedad cualquier juego es posible, no hay rechuflas en el caso de Pitu Roca sino sensatez y meditación profunda.
100% de acuerdo con Pitu Roca, un gran gestor de emociones.
Como aficionada al vino siento una curiosidad natural hacia lo que estoy tomando, su procedencia, el tipo de uva, etc no por ningún afán de erudición, sino para mi propio provecho. Es decir, qué tipo de uvas, maduraciones, zonas, encajan con mis gustos y cuáles no. Por otro lado yo no puedo degustar un vino a palo seco: no sé si esto le pasa a mucha gente, pero yo necesito mezclarlo con comida y con la comida adecuada para saborearlo bien, de manera que para mí nunca podría sustituir otro tipo de bebidas alcohólicas o refrescos.
Y ¿de verdad se piensa que el vino aún debe ser desacralizado en este país después de que los jóvenes lleven décadas bebiendo calimocho y en cualquier familia siempre haya un miembro o más desprejuiciado que mezcle el vino de reserva con gaseosa? Si los experimentos con vinos provocan tantos recelos es que ya se han hecho antes muchos experimentos con gaseosa, Bueno, otros lo hicieron todavía antes y les salió champán probablemente la primera herejía vinícola -luego llevada a los altares. El caso es que no parece que el vino necesite una desacralización sino lo que buscan es lo contrario una resacralización en el templo de lo cool y para ello nada mejor que un gurú como Roca monte su performace. Que no hace más que consagrar todo lo que bodegueros y chefs más discretos hayan hecho previamente.
Donde pone Roca debería poner David Muñoz.
Grandioso Pitu, como siempre