_
_
_
_
_
Portera de día
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Monedero único

Qué culpa tiene él de envilecer su idílico discurso con asuntos monetarios. Con ese apellido estaba predestinado, ni más ni menos que Floriano a echarle flores a Mariano

Luz Sánchez-Mellado
Juan Carlos Monedero.
Juan Carlos Monedero.Ángel sánchez

No gana una para disgustos. Ahora que había empeñado hasta la medalla del bautizo para hacerme una lipo tipo Paco —de tobillo a sobacos— en Corporación Dermoestética, va la megafranquicia, entra en concurso de acreedores y me deja compuesta, con adipocitos y sin novio. Sí, qué pasa, estoy single de la vida. Y no es que tenga problemas de autoestima, que en eso una, como la baronesa Susana Díaz, tiene un ancho concepto de sí misma. Pero seamos realistas, que se dice a sí misma Letizia todos los días. Que levante la papada quien tenga que volver al mercado a estas edades provectas y no precise su manita de siderurgia y pintura por muy bien que esté de embrague.

Ellos lo tienen más fácil. De qué te crees tú que ha salido tanto híspter de la dehesa si no es porque una buena barba todo lo tapa. Pero nosotras, como Paula Vázquez, que ha congelado óvulos en espera del macho alfa y lo berrea en las revistas para motivar a los reyes de la manada, vamos a jeta descubierta. Total, que mientras me opero o no me opero y paso la abstinencia de varón con uve, me baño cada día en la anticelulítica Deliplus Efecto Calor de Mercadona y así mato dos pájaros de un tiro. Afinar no afinará mucho, pero te deja los muslos incandescentes su buena horita y media, y no está el patio como para hacerle ascos a los sustitutivos de según qué calores humanos.

Te cuento todo esto porque estoy empezando a ver con otros ojos a Monedero. Sí, mujer, Juan Carlos Monedero Fernández-Gala, profesor de Políticas urbi et orbi y número tres de Podemos según la nomenclatura de la casta, porque ya se sabe que en esos círculos no hay jerarquía ninguna, menos cuando viene el tocapelotas de Echenique a sacarles faltas. Hasta ahora, te decía, veía a Monedero como el yayoflauta batallitas de San Pablo Iglesias y Errejón Erre que Erre, esos dos yernos perfectos. Pero, desde que supe que el ideólogo se levantó 425.000 pavos de los de Draghi por asesorar a Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Venezuela en la moneda única, se me cayó la venda. Lo de Podemos está por ver, pero Monedero es un gran partido. Y el muy ladrón lo sabe.

Conste que yo, en lo de sus cuitas con Hacienda y su supercurrículo no me meto: quien esté libre de pecado que cante su IRPF. Pero de qué, si no, iba a tragar ese santo varón laico tanta supuesta quina sin dar explicaciones al respecto. Pues para conservar el misterio, está clarísimo. Como buen profe, invitado o residente, sabe que no hay cosa que ponga más a cierto público femenino que un tipo presuntamente malote y con un pasado turbio. Además, con ese apellido, qué culpa tiene él de envilecer su discurso con asuntos monetarios. Estaba predestinado, ni más ni menos que Floriano a echarle flores a Mariano. Ahora, con lo cantarín que es, Monedero, digo, cualquier día se arranca por La falsa moneda, de Imperio Argentina en un mítin y da por zanjado el asunto de una vez por todas. Y me piro, que, mientras se arregla lo de Corporación Dermoetcétera voy a desempeñar mis alhajas y a reírme un rato. Resulta que en el Monte de Piedad de Bankia hay una exposición titulada The presence of black, del pintor José Guerrero. No me digas que no hay nombres bien puestos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Luz Sánchez-Mellado
Luz Sánchez-Mellado, reportera, entrevistadora y columnista, es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense y publica en EL PAÍS desde estudiante. Autora de ‘Ciudadano Cortés’ y ‘Estereotipas’ (Plaza y Janés), centra su interés en la trastienda de las tendencias sociales, culturales y políticas y el acercamiento a sus protagonistas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_