Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo acabar con los bulos en Facebook

¿Por qué será que las leyendas urbanas atraen a la gente como la luz a una polilla?

Cómo acabar con los bulos en Facebook Ampliar foto
REUTERS

Un supuesto texto legal advierte a la red social que los derechos de las imágenes, comentarios y gatitos monos que cuelgue el usuario pertenecen al mismo. El reloj del Delorean de Regreso al Futuro 2 marca cada poco tiempo una nueva fecha. Una tribu que solo comiendo excrementos de unicornio es capaz de vivir 100 años. El 11-S fue un montaje estadounidense. Es casi seguro que todos estos bulos habrán estado, y no por primera vez, a lo largo de este año en tu muro de Facebook. Unas falsedades que muchos se toman en serio y que, según explica la revista Slate, podrían desaparecer si la compañía tomase una decisión al respecto.

¿Por qué Facebook debería atajar el problema? Si ya para mucha gente el news feed, el hilo de actualidad, es su forma habitual de mantenerse al día -según el último informe de la compañía, el 30% de los adultos de EE UU reciben su información diaria por Facebook, su fundador Mark Zuckerberg aspira a convertir la red social en “el periódico personalizado, perfecto para cada uno”. Un objetivo que choca frontalmente con esa cantidad de historias falsas sobre curar el cáncer con zumo de limón y pomelo o muertes recurrentes de famosos como Macaulay Culkin.

"Facebook no inventó los bulos, pero sí que los fomenta"

El texto de Slate reflexiona que, aunque Facebook no inventó los bulos, sí que los fomenta. Mientras que antes las noticias falsas debían propagarse de boca en boca o de tabloide en tabloide, ahora lo hacen de muro en muro, de like en like, casi sin control. Si la programación de la red social está especialmente calibrada para priorizar los contenidos que más se comparten o comentan, las leyendas urbanas atraen a la gente como la luz a una polilla y muchas de las historias que más se comparten en Facebook por la compra WhatsApp y sobre si empiezará  a cobrar por los mensajes el nuevo sistema operativo de Apple, que permite cargar el iPhone en el microondas”, usan elementos de la realidad embellecidos.

Para encarar este problema, el autor ofrece un método que parece sencillo de implementar y que, de hecho, ya existe en una cierta manera. Cuando Zuckerberg vio que el nacimiento de la sobrina de un compañero de trabajo quedaba por encima del nacimiento de su sobrina, se dio cuenta de que sus algoritmos iban en una dirección que no le gustaba al priorizar acontecimientos triviales de las relaciones más cercanas sobre hechos importantes de otros amigos y familiares. Así que optó por una solución increíblemente elegante. Cuando un post contenía la palabra congratulations (felicidades en inglés), lo muestra a una audiencia mayor.

Una aproximación similar, pero cambiando congratulations por palabras como <i>hoax</i>(bulo, montaje) o si los comentarios contienen enlaces a páginas dedicadas a desmontar mentiras de internet al estilo de Snopes.com, podría servir. Los algoritmos detectarían la posible mentira y le darían un espacio menos destacado, deteniendo su propagación por toda la plataforma. El autor explica en su reflexión que fue con esa idea a Greg Marra, el director de producto del news feed. Este le contestó “vagamente intrigado” pero advirtió que no sería una prioridad para su equipo. “No hemos intentado nada en torno a la verdad objetiva”, le comentó, “es un tema complicado y probablemente no será el primero al que le hincaremos el diente”.

Parece que se puede acabar con los bulos de Facebook, solo que la propia compañía es la que no quiere.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.