Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinados cuatro trabajadores de la campaña contra la polio en Pakistán

En los últimos dos años al menos 65 personas han fallecido en ataques dirigidos contra equipos de vacunación. Estos atentados son el principal freno en la lucha contra la enfermedad

Uno de los heridos en un ataque contra miembros de un equipo de vacunación contra la polio, en la ciudad paquistaní de Queta, es trasladado al hospital.
Uno de los heridos en un ataque contra miembros de un equipo de vacunación contra la polio, en la ciudad paquistaní de Queta, es trasladado al hospital. AFP

Cuatro miembros de un equipo de vacunación contra la polio han sido asesinados este miércoles cuando participaban en una campaña en la ciudad paquistaní de Queta. Al menos 65 personas han muerto en los últimos dos años en ataques de grupos integristas dirigidos contra los trabajadores sanitarios involucrados en misiones de vacunación en Pakistán, el país más afectado del mundo por la poliomielitis.     

Dos hombres a bordo de una motocicleta han abierto fuego contra los trabajadores sanitarios a las 9.30 hora local y se fugaron tras el ataque. Dos civiles han resultado heridos. El Gobierno lanzó a principios de mes las operaciones de vacunación contra la polio en 11 distritos en la provincia de Baluchistan, de la que Queta es la capital, entre fuertes medidas de seguridad con la intención de vacunar a 238.000 niños menores de cinco años.

Pakistán es uno de los tres países del mundo, junto con Nigeria y Afganistán, en los que la polio es una enfermedad endémica. El número de casos registrados este año es de 253, lo que triplica los 93 de 2013 y supera el récord de 199 de 2000.

Los ataques armados contra vacunadores y sus escoltas a cargo de grupos integristas son comunes en todo el país y suponen el principal obstáculo para la lucha contra la enfermedad en el país asiático. Aunque los talibanes no suelen reivindicar estas acciones, grupos afines a ellos y con base en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán empezaron en 2012 a cometer ataques armados contra los trabajadores sanitarios. Entre otros argumentos, los integristas alegan que la campaña contra la polio forma parte de un complot occidental para esterilizar a los musulmanes y que los vacunadores trabajan como espías para la CIA.

Las autoridades de Pakistán lanzaron lunes una campaña de vacunación contra la poliomelitis en la provincia de Waziristán del Sur tras dos años y medio de parón, un hecho que ha sido aplaudido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Más información