Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neil Young compone el himno ecológico del año

El veterano músico publica 'Who’s gonna stand up?', un canto a la Tierra, que se suma a su ya larga trayectoria en defensa de un mundo más limpio

Neil Young, en un concierto el pasado octubre en Mountain View.
Neil Young, en un concierto el pasado octubre en Mountain View. Getty Images

Fue hace un par de semanas. Se presentó Neil Young al programa de la CBS Late night with Stephen Colbert con una camiseta en las que se leía, el tipografías grandes: Earth (Tierra). El presentador, Stephen Colbert, dentro del tono distendido y humorístico del magazine, entabló la siguiente conversación con el rockero:

—Eres un gran defensor de la Tierra. Pero te encantan los coches y te gusta conducirlos. Eso es mucha polución. ¿Significa que eres un hipócrita?.

—Yo cojo mi Lincoln del 59 y voy de San Francisco a Alberta y luego a Nueva York sin consumir ni un litro de gasolina.

—¿Qué? ¡Eso son chorradas! ¿De qué estás hablando?

—El coche no utiliza gasolina. Funciona por electricidad y etanol.

La gente en el estudio de televisión aplaude. El tono del programa es descaradamente cómico, pero Neil sale triunfador y lanza su mensaje: es posible una Tierra más limpia.

Después, el músico, acompañado del propio Colbert, canta su nuevo himno ecologista, Who’s gonna stand up? (¿Quién va a ponerse en pie?):

“Protege la Tierra para los niños del mañana./

Protege la Tierra de la codicia del hombre.

Echa abajo las presas, frena el petróleo.

Protege las plantas, renueva el suelo.

¿Quién va a ponerse en pie y a salvar la Tierra?/

¿Quién va a decir que ya tuvo suficiente?/

¿Quién va a enfrentarse a la gran máquina?/

¿Quién va a ponerse en pie y a salvar la Tierra?/

Todo esto empieza contigo y conmigo”

Versión orquestal de Who’s gonna stand up?

Desde que le afectó un aneurisma en 2005 y miró a la muerte a la cara, Young (canadiense de 68 años) vive con un ansia creativa que debe traer de cabeza a su mánager. Este año ha editado dos discos y un libro, además de protagonizar aventuras ecológicas como recorrer parte de Canadá y Estados Unidos para protestar contra los planes de construir un oleoducto. El músico considera que este proyecto producirá un daño medioambiental irreparable. “Podría contaminar los acuíferos del país”, señala. Su segunda producción discográfica del año se publica estos días con el nombre de Storytone. Aquí es donde se incluye su himno verde Who’s gonna stand up? Musicalmente Young sorprende: el álbum incluye dos versiones, una austera, con Young interpretando las canciones a guitarra y voz, y otro con una orquesta y un coro de un centenar de miembros.

También apuesta por la originalidad con su libro. Se titula Special deluxe: A memoir of life and cars. La mecánica de la narración es la siguiente: a través de los coches que ha tenido (muchos, ya que es un gran coleccionista) cuenta momentos cruciales de su vida, ya sea personales o profesionales.

“Tenemos que proteger la Tierra, para nuestros hijos, nietos y generaciones futuras”, comenta Young. Durante su extensa carrera, el canadiense se ha volcado en alertar sobre los ataques al medio ambiente. Incluso ha compuestos álbumes conceptuales sobre el tema. Como Fork in the road, donde apuesta por el uso de las energías renovables y los vehículos eléctricos en contra de la dependencia del petróleo. O Greendale, una opera rock basada en una ciudad imaginaria (Greendale). Además de temas políticos (critica duramente la corrupción), Young apuesta una vez más en Greendale por temas ecológicos.

La bellísima Mother Earth es otra de las piezas verdes de Young. A principios de este mismo año lanzó una versión en directo de este tema para protestar contra el gobierno canadiense por su política de aniquilar a las tribus canadienses en Alberta. En el fondo del asunto están las explotaciones petrolíferas. En Mother Earth canta: “Oh, Madre Tierra, con tus campos verdes/ ¿Cuánto tiempo se puede dar y no recibir?/ Y alimentar este mundo dominado por la codicia”. El vídeo está acompañado por las imágenes de Petropolis, un documental para Greenpeace del director Peter Mettler. Este es el vídeo de la canción:

La lista de canciones ecologistas del canadiense es larga: Be the rain, Natural beauty, After the gold rush, Peacefull Valley Boulevard… Algunas de ellas firmadas por el cuarteto Crosby, Stills, Nash and Young, como Clear blue skies. Una de las más llamativas es Walk like a giant, una apocalíptica epopeya de 16 minutos, con Neil y su banda, los Crazy Horse, conduciendo al oyente hacia un mundo destrozado por la inutilidad del ser humano: “Algunos amigos y yo íbamos a salvar el mundo./ Intentábamos hacer un mundo mejor./ Entonces el tiempo cambió./ El blanco se empañó y todo se desmoronó./ Me rompe el corazón pensar lo cerca que estuvimos”.

Hay otro cambio importante en la vida de Young, esta vez sentimental, y que se aprecia en las amorosas nuevas letras de Storytone: se divorció de su mujer, Pegi (también músico), después de 36 años, y empezó a salir con la actriz Daryl Hannah, 53 años, que comparte con el músico su inquietud medioambiental.