Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Renée Zellweger puede dejar de ser Bridget Jones

Los productores de la película, descontentos con su nuevo aspecto, piensan en reemplazarla

Renée Zellweger, en su última aparición pública.rn
Renée Zellweger, en su última aparición pública.

Primero llegó la sorpresa, luego el escarnio y ahora las dudas profesionales ante el nuevo rostro de Renée Zellweger. La actriz estadounidense, de 45 años, podría perder el papel que le dio la fama en la saga de Bridget Jones de confirmarse las informaciones publicadas por la prensa internacional que señalan el malestar de los productores con su nueva apariencia. Zellweger no ha confirmado que se haya hecho ninguna operación pero su rostro, totalmente cambiado, sorprendió a su paso por la gala de premios a la mujer en Hollywood.

La actriz Reese Witherspoon suena como su posible sucesora

Según la revista US Weekly, la actriz de Jerry Maguire puede haber pasado por el quirófano en un intento de labrarse una apariencia más estándar que le consiga más papeles en la industria cinematográfica. Su último estreno memorable fue la tercera entrega de Bridget Jones y de eso ha pasado ya una década. Después, otras de sus películas, como Mrs. Potter, Appaloosa, Case 39 y My Own Love Song, pasaron desapercibidas por el público cuando no apaleadas por la crítica.

Aunque ella aseguró que su aspecto se debe a la vida sana y a su felicidad, diversos diarios aseguran que los productores de Bridget Jones están tan descontentos con su nuevo físico que están pensando en sustituirla en esta cuarta entrega, en la que Hugh Grant anunció ya que no tomará parte. Las mismas fuentes indican que hay incluso una sustituta en mente, la también rubia Reese Witherspoon, ganadora del Oscar por En la cuerda floja y protagonista de comedias como Una rubia muy legal. El cambio vendría acompañado de un cheque de 25 millones de euros para que la actriz acepte el papel de la joven con problemas de peso y gane los kilos requeridos para el trabajo. El mismo dinero que podría haber perdido Zellweger.

El cambio puede no ser tan sencillo porque Witherspoon vive también su propia mala racha. La carrera de la joven que se dio a conocer en Election no ha contado con grandes estrenos desde que consiguió el Oscar hace casi una década. Además se vio ridiculizada hace un año por su actitud arrogante ante la policía cuando le dieron el alto mientras viajaba con su marido bajo la sospecha de conducir ebrios. La intérprete está intentando levantar su carrera con papeles dramáticos como el que interpreta en Wild, que ya suena como posible candidata al Oscar pero que está muy lejos del humor de Bridget Jones.

Más información