Selecciona Edición
Iniciar sesión

La sorprendente transformación de Renée Zellweger

La actriz reaparece en Hollywood con un rostro muy cambiado, sin arrugas y más anguloso

Imagen de la actriz antes y después de su transformación. Atlas

Renée Zellweger ha aparecido en la edición 2014 de Elle Mujeres en Hollywood totalmente transformada. Hasta ahora era habitual ver a la actriz adelgazar y engordar en función de sus papeles como Bridget Jones, pero en esta ocasión la diferencia estaba en su rostro, muy cambiado, con menos arrugas y más anguloso. La intérprete, de 45 años, posó ante los fotógrafos junto al cantante Doyle Bramhall, su pareja desde hace dos años.

La fiesta celebrada en el hotel Four Seasons, en Beverly Hills (Los Ángeles), es uno de los eventos más tradicionales del año. A la cita acudieron, entre otras actrices, Kerry Washington, Jennifer Garner, Kaley Cuoco, Tina Fey, Jennifer Lawrence o incluso Michelle Monaghan.

Pero fue la ganadora del Oscar en 2004 por su papel en Cold Mountain quien más sorprendió por su renovado aspecto. Expertos en belleza han asegurado que Zellweger habría achicado sus mejillas y retocado su nariz, además de realizarse un estiramiento en los párpados y aplicarse botox en su ahora lisa frente. No es la primera vez que la actriz se retoca, hace dos años se marcó los pómulos, se puso botox y achinó la mirada.

Zellweger fue pareja de Jim Carrey y del músico Jack White. Se casó en 2005 con el también músico Kenny Chesney, aunque a los 5 meses de matrimonio la actriz pidió el divorcio alegando "fraude". Luego salió con Bradley Cooper y actualmente es la pareja desde hace dos años de Doyle Bramhall.

Más información