Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobre el deporte femenino en España

EL PAÍS dedicó esta semana dos páginas a la transición del deporte femenino en España. Los artículos, ciertamente optimistas, vinculados a los incontestables éxitos de nuestras deportistas, incorporan algunas reflexiones y datos sobre esa transición, sin duda positivos. Pero hay que incluir otros que reflejan de manera más nítida la realidad del deporte femenino en nuestro país que no es precisamente tan halagüeña. Así, se habla de la evolución de las licencias deportivas femeninas, que se han duplicado en los últimos 30 años, pero no se dice que todavía, de cada cinco licencias federadas, cuatro son de hombres y solo una de mujer, y que el dinero invertido por las federaciones y las Administraciones públicas en el deporte masculino es varias veces superior al que se dedica al femenino. No se señala que el porcentaje de mujeres en las juntas directivas de las mismas federaciones es mínimo. O que el nivel de práctica de actividad física de la población adulta masculina está 18 puntos por encima de la femenina, diferencia que es mayor todavía en el deporte escolar (20 puntos). O que, incluso en la política de creación de instalaciones deportivas primen, sobre todo, los deportes “masculinizados”, cientos de millones en campos de fútbol de césped artificial, utilizados, en un 95%, por hombres. Todavía falta mucho para que la igualdad en el acceso a la práctica deportiva entre hombres y mujeres sea real. Y eso hace más meritoria, si cabe, la actuación de nuestras deportistas.— Fernando París Roche.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.