Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pamela Anderson confiesa que fue violada varias veces desde los seis años

La actriz revela episodios nunca conocidos de su infancia a su paso por el Festival de Cannes

"Quise desaparecer de la tierra", contó, en unas declaraciones que plasmó en su página web

Pamela Anderson, en la fiesta de su fundación en Cannes, en mayo de 2014. Ampliar foto
Pamela Anderson, en la fiesta de su fundación en Cannes, en mayo de 2014. Getty Images

La serie Los vigilantes de la playa convirtió a la actriz Pamela Anderson en el ídolo sexual de toda una generación. Sin embargo, su propio despertar a la sexualidad fue, al parecer, mucho más brutal que el de sus seguidores. La intérprete de 46 años admitió públicamente esta semana que fue víctima de abusos sexuales a manos de su niñera, cuando apenas contaba con seis. Además, contó que a los 12 fue violada por el hermano de una amiga y que, poco más tarde, un grupo de amigos del que fue su primer novio también la violaron. “Quise desaparecer de la faz de la tierra”, recordó la actriz canadiense de origen finlandés a su paso por el Festival de Cannes, en unas declaraciones que han dado la vuelta al mundo a través de su página web oficial.

Siempre sorprendente, tanto por su físico como por sus elecciones personales y laborales, Anderson hizo estas revelaciones durante la presentación de la Fundación Pamela Anderson, organización sin ánimo de lucro dedicada a la protección del medio ambiente, la fauna animal y los derechos humanos. Como reconoció la protagonista de Barb Wire en sus declaraciones, su “proximidad a los animales” fue lo que la salvó de no perder la fe en la humanidad, cuando esta se encontraba en su punto más bajo.

Anderson decidió abrir su corazón y sus recuerdos porque, según sus propias palabras, sintió que había llegado el momento de compartir sus memorias. “Mi infancia no fue fácil. Fui víctima de repetidos abusos sexuales desde que tenía seis años a manos de mi niñera”, aseguró de unas vivencias que nunca reveló a su madre y que continuaron hasta que cumplió los 10.

Luego recordó que años más tarde acudió a casa del novio de una amiga y el hermano mayor le enseñó a jugar backgammon. “Eso llevó a un masaje en la espalda y dio paso a una violación. Era mi primera experiencia heterosexual. El tenía 25 años. Yo 12”, detalló. Pero sus problemas no acabaron aquí. Tras ello, Anderson volvió a ser violada a manos de su primer novio y sus amigos. “Decidió que sería divertido violarme con sus seis amigos (…) De ahí que tenga problemas a la hora de confiar en los seres humanos”, añadió.

“Los árboles me hablaron cuando no estaba segura de por qué seguía viva. Mi lealtad está con el reino animal y he jurado protegerlos a ellos y sólo a ellos. He rezado por las ballenas con mis pies en el océano, mis únicos amigos hasta que tuve hijos”, añadió la actriz, una comprometida vegana y activista de la asociación pro derechos de los animales PETA. Casada en tres ocasiones, es madre de dos niños: Brandon Thomas y Dylan Jagger, fruto de su relación con el rockero Tommy Lee.

La actriz, que ha sido portada de la revista Playboy en numerosas ocasiones, afirmó que nunca le quiso contar nada a su madre para no agobiarla. “Se pasaba el día llorando”, recordó también en su blog, acerca de una mujer que tuvo que trabajar dos turnos como camarera para llegar a final de mes. “No podía romperle más el corazón”, añadió. Anderson tampoco avisó nunca a su madre de su primera boda, junto al batería de Mötley Crue, con quien contrajo matrimonio tras haberlo conocido hacía 96 horas. Carol Anderson se enteró del enlace cuando lo leyó en la revista People.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >