Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fórmula Kate Upton: desfila mucho, actúa mejor

La aparición de la maniquí en 'No hay dos sin tres' caldea la cartelera de este verano. No es la única que busca su hueco en Hollywood

Kate Upton en 'No hay dos sin tres'.
Kate Upton en 'No hay dos sin tres'.

Ocurre muy a menudo: en algún momento de sus carreras, a las modelos les pica el gusanillo de la interpretación. Es entonces cuando la pasarela las conduce, indefectiblemente, a un luminoso plató de Hollywood. Repasamos las últimas chicas que han saltado de los editoriales de moda a las páginas de estrenos de cartelera. 

- Kate Upton (Míchigan, 1992): reivindicando las curvas. Sin duda, la modelo más popular del momento. Cualquier noticia en la que aparezca su nombre se coloca automáticamente entre las más leídas. La verdad es que la chica lo merece, después de tanto sufrimiento: no le daban trabajo por su figura voluptuosa, hasta el punto de que llegó a sentir complejo por el tamaño de sus pechos. Por fin se ha hecho justicia y, ahora, entre campañas, portadas y demás, también tiene tiempo de hacer sus pinitos en el cine. Debutó con Un golpe de altura, prosiguió en Los tres chiflados (¡haciendo de monja socorrista!) y, en breve, No hay dos sin tres, en la que tiene que repartirse con Cameron Diaz (otra extop model) y Leslie Mann, a Nicolaj Coster Waldau (los hay suertudos). Su trote playero a lo Bo Derek ya es una de las escenas del año (y eso que no se estrena hasta el 14 de junio).

 

- Rosie Huntington-Whiteley (Devon, 1987): motorizada. Por lo visto, a Rosie, como a Daddy Yankee, le gusta la gasolina. Debutó sustituyendo a Megan Fox en la saga Transformers y su próxima aparición será en Mad Max. Fury Road. Se le dan bien los personajes tiernos.

 

Riley Keough.
Riley Keough. CORDON

- Riley Keough (Los Ángeles, 1989): rock y erotismo. Si tu madre se llama Lisa Marie y tu abuela Priscilla, es bastante posible que seas nieta de Elvis Presley. Así, cuando el físico acompaña, es altamente sencillo conseguir una plaza en un desfile de Victoria’s Secret. La chica lo tiene claro y, desde el principio, le ha tirado el séptimo arte con papeles bien seleccionados: rockera junto a Kristen Stewart en The Runaways; y luciendo sus estupendos genes (¿quién más sexual que Elvis?) como stripper en Magic Mike. Como Rosie, también quemará neumático en la cuarta entrega de Mad Max.

- Elisa Sednaoui (Bra, Italia, 1987): de la pequeña a la gran pantalla. Conocida como Valentinaaaaa, que es como la llaman, un poco pastorilmente, en el anuncio de la fragancia Valentina de, ejem, Valentino; es también la que cimbrea sus caderas al ritmo del raquetumquetumquetum en el anuncio de primavera de El Corte inglés. Hizo sus pinitos cinematográficos en El amor dura tres años (a las órdenes del autor/director/publicista/editor/hombre/orquesta Frédéric Beigbeder) y en La leggenda di Kaspar Hauser (Davide Manuli, 2012). Por cierto, que este último filme sea un auténtico espanto dice bastante poco de su director, porque tener a Elisa y Mónica Belluci en el reparto, además de la gran música de Vitalic, debería haber sido suficiente.

Elisa Sednaoui.
Elisa Sednaoui. CORDON

- Dree Hemingway (Idaho, 1987): ¿a qué quieres que te gane? Biznieta del gran Ernest, lleva el arte en la sangre, como se suele decir. También se divierte en vídeos musicales, como este de los Vaccines de hace un par de años. Cine, moda o producción musical. La joven le da a todo.

 

- Agyness Deyn (Mánchester, 1983): los astros la miman. Su nombre, con ecos a enfermedad de otorrinolaringología, es raro de narices, pero es que la madre se lo consultó a una futuróloga para conducirle al éxito en la vida. Y parece que lo ha conseguido: desde 2007 en las pasarelas, luciendo peinado pixie y estilismo andrógino, y desde 2010, en el cine, interpretando a Afrodita en Furia de titanes o a una bailarina erótica en el remake de Pusher. Además está casada con el actor Giovanni Ribisi. ¿Quién se ríe ahora de la bruja Lola?

Agyness Deyn.
Agyness Deyn. CORDON

- Olga Fonda (Ukkhta, Rusia 1981): un cuento con final feliz. Su historia, por conocida, es aburridísima: chica rusa de vacaciones en Los Ángeles descubierta por un cazatalentos de una agencia de modelos. Tras un puñado de desfiles, se lanza a hacer sus pinitos en Hollywood (Acero Puro, Crazy Stupid Love), hasta que encuentra la estabilidad en una de las series con más fans del momento: Crónicas vampíricas.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.