Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Naomi Watts se arrepiente de haber encarnado a Diana de Gales

"Cada vez que uno se arriesga sabe que puede caer. Y si hay que hundirse con el equipo, pues adelante", admite la actriz en una entrevista

El 'biopic' de la princesa de Inglaterra fue un fracaso comercial y cosechó críticas muy negativas

La actriz Naomi Watts, caracterizada como la princesa Diana.
La actriz Naomi Watts, caracterizada como la princesa Diana.

Son muchos los que opinan que se lo podía haber pensado antes, pero al menos Naomi Watts ha tenido la valentía de reconocerlo en público. Porque la actriz británica criada en Australia ha expresado abiertamente los remordimientos que le produce su trabajo en Diana, filme biográfico donde interpreta a la fallecida Princesa de Gales. “Me dejé seducir por un personaje tan fascinante”, admite ahora la actriz de 45 años en unas declaraciones a la revista Harper’s Bazaar. El resultado de esta fascinación estuvo muy lejos de lo deseado. Con una meticulosa labor de interpretación por parte de Watts, candidata al Oscar en dos ocasiones por 21 gramos y Lo imposible, que trató de capturar en su trabajo todos los tics, expresiones y movimientos de la princesa, la cinta fue duramente criticada. De hecho lejos de una nueva candidatura al Oscar lo que Diana le consiguió a Watts fue su nominación a los premios Razzie o galardones pedorreta, una mofa a la famosa estatuilla que se concede anualmente a los peores trabajos cinematográficos del año.

Esta no era la primera vez que la estrella de King Kong da vida a un personaje real después de que en Lo imposible interpretara, bajo la dirección de J. A. Bayona, a María Belón, la española superviviente del tsunami que en 2004 arrasó el océano Índico. Pero ahora los resultados distan mucho de ser los mismos. “Al final hubo problemas (con la película) y acabó tomando un rumbo que no era el esperado”, añadió la esposa del también actor Liev Schreiber. Sin embargo la actriz que se dio a conocer con la arriesgada cinta de David Lynch Mulholland Drive no se arrepiente del todo de su participación en un filme que se centró en los últimos meses de vida de la famosa Lady Di. “Cada vez que uno se arriesga sabe que puede caer. Y si hay que hundirse con el equipo, pues adelante”, admitió la estrella y madre de dos.

Entre las críticas que ha levantado la película Diana existe cierta polémica sobre la veracidad de lo contado, una historia centrada en la relación entre la princesa de Gales y el doctor Hasnat Khan, presentado en la cinta como el amor de su vida. También fue censurada la ética de un filme que para muchos explotaba el nombre y la imagen de una princesa idolatrada por el público y que llegó a anunciarse con una valla publicitaria en el mismo lugar donde Diana falleció en 1997 en un accidente de coche cuando intentaba huir de los paparazzis.

Los próximo trabajos de Watts la devolverán al campo de la ficción, de nuevo junto al director mexicano Alejandro González Iñarritu en la comedia Birdman y junto a Bill Murray en la también comedia Saint Vincent de Van Nyus.