Mugabe no escatima en lujos para celebrar sus 90 años

El presidente de Zimbabue prevé gastar 740.000 euros en su fiesta de cumpleaños La prensa recuerda que, mientras tanto, dos millones de ciudadanos mueren de hambre

El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, junto a su mujer, Grace.
El presidente de Zimbabue, Robert Mugabe, junto a su mujer, Grace.CORDON PRESS

Robert Mugabe cumple este viernes 90 años, y lo hace como amo y señor de Zimbabue, país que gobierna desde abril de 1980 con mano firme. De hecho, él mismo estableció su efeméride como una fecha festiva en un intento de que la juventud se inspire en su biografía y logros.

La fiesta tendrá que esperar hasta el domingo, ya que el anciano líder se encuentra desde el lunes en Singapur para someterse a una operación de cataratas en su ojo izquierdo. Pero, a la hora de organizar la fiesta, no se reparará en gastos. El ZANY-PF, su partido todopoderoso, anunció que para la “celebración tan especial” prevé un presupuesto de “entre 700.000 y un millón de dólares (730.000 euros)”, aunque todo el mundo da por hecho de que la factura se acercará a esta última cifra, superando de largo los casi 440.000 euros que costó el mismo acto el año pasado, en el que Mugabe sopló las velas de un pastel que pesaba exactamente 89 kilos, además de recibir la misma cantidad en vacas.

De momento, se sabe que el festejo se llevará a cabo en el estadio de Marondera, a unos 70 kilómetros al sureste de la capital, Harare. “Se trata de una celebración muy especial. Cumplir 90 no es poca cosa”, destacó el pasado martes Absalom Sikhosana, secretario del ZANU-PF para asuntos de la juventud, en un encuentro con periodistas.

Mugabe es el patriarca de los líderes africanos y, desde hace unos años, sus apariciones se miran con lupa para tratar de adivinar su verdadero estado de salud. En varias ocasiones, ha corrido el rumor de que estaba enfermo o incluso se ha especulado con su muerte. Pero nada, sigue vivo e incluso gana elecciones, como ocurrió en julio del año pasado y, según sus seguidores, el presidente está bien para la edad que tiene. Ya lo dijo Sikhosana, quien además subrayó que no se llega a estas edades si “eres un mujeriego, un borracho o un fumador empedernido”.

El 72% vive bajo el umbral de la pobreza

Los planes de gastarse un millón de dólares para la celebración han sido criticados por la oposición y algunas organizaciones en defensa de los derechos humanos porque consideran que es un dispendio que el país no se puede permitir. En la última década, el empleo ha caído espectacularmente y, en abril del año pasado, la independiente Sociedad Económica de Zimbabue estimó que de los 13 millones de ciudadanos, solo trabajaban 900.000. Los datos del Banco Mundial reflejan bien la realidad de los zimbabuenses: 72% por debajo del umbral de la pobreza, el 30% sin acceso a agua y luz y una expectativa de vida de 56 años. Ante el anuncio del presupuesto para la fiesta, el diario New Zimbabwe titulaba: “Un millón de dólares mientras 2,2 millones [de personas] sufren hambre”.

El portavoz del Gobierno quiso calmar las críticas asegurando que el partido iba a organizar una “campaña de recaudación de fondos”. Sin embargo, el News Day ha denunciado que el ZANU-PF ha obligado a profesores a donar dos dólares para la fiesta de Mugabe y que algunos incluso han llegado a dar 10 dólares después de haber recibido “visitas de veteranos de guerra, liga de mujeres y jóvenes” del partido exigiendo el donativo. “Esto es una extorsión”, denuncia el secretario general del Sindicato de Profesores, Raymond Majongwe, en declaraciones a ese mismo diario.

Así y todo, las alegrías y celebraciones para el viejo Mugabe no terminarán el domingo. Una semana después, el sábado 1 de marzo, el líder africano llevará hasta el altar a su única hija Bona, de 24 años, fruto de su boda con Grace. En una entrevista a la cadena pública sudafricana, SABC, Mugabe explicó que su hija llegará al matrimonio “virgen y casta” y después de que su prometido, el piloto de Fly Emirates Simba Chikore, haya pagado una dote de 35.000 dólares (25.000 euros) y 15 vacas. A la ceremonia está previsto que acudan 5.000 invitados, entre ellos, varios líderes europeos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS