Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Recetas exprés

Desconocida por muchos y adorada por otros, la olla rápida saca el máximo partido a múltiples preparaciones como estofados, potajes, caldos o arroces, además de ahorrar energía y tiempo. Después de ser relegada injustamente a cacharro de segunda, la gastronomía científica la reivindica como instrumento de alta cocina.

  •   La olla a presión  es perfecta para confitar ajos, cebollitas o alcachofas, que una vez hechas se pueden conservar durante semanas en la nevera. Cuando se acaban, el aceite es perfecto para aromatizar guisos o ensaladas.    Ingredientes: Para 4-6 personas: 400 gramos de corazones de alcachofas, 200 gramos de cebollitas enanas, 2 cabezas de ajo, 1 ramita de romero, 2 ramitas de tomillo, 2 cucharadas de vinagre balsámico, 1 litro de aceite de oliva suave, escamas de sal marina y tostadas de pan.     Preparación:  1. Poner las alcachofas, las cebollitas y los ajos en tres tarros de cristal diferentes. Añadir el romero en las alcachofas, y el vinagre y el tomillo, en las cebollitas. 2. Cubrir con aceite los tres ingredientes y tapar los botes sin cerrarlos del todo. 3. Echar unos dos centímetros de agua en la olla y poner el cestillo para cocinar al vapor. Colocar los tarros encima y cerrar la olla. Poner en el fuego y dejar que suba la presión al máximo. Bajar el fuego al mínimo y dejar que se haga durante dos horas. 4. Despresurizar la olla y sacar los tarros. 5. Untar las tostadas con el ajo y poner encima alcachofas y cebollitas. Salar.
    1Tostada de alcachofas, cebollitas y ajo confitados 

    La olla a presión es perfecta para confitar ajos, cebollitas o alcachofas, que una vez hechas se pueden conservar durante semanas en la nevera. Cuando se acaban, el aceite es perfecto para aromatizar guisos o ensaladas.

    Ingredientes: Para 4-6 personas: 400 gramos de corazones de alcachofas, 200 gramos de cebollitas enanas, 2 cabezas de ajo, 1 ramita de romero, 2 ramitas de tomillo, 2 cucharadas de vinagre balsámico, 1 litro de aceite de oliva suave, escamas de sal marina y tostadas de pan.

    Preparación: 1. Poner las alcachofas, las cebollitas y los ajos en tres tarros de cristal diferentes. Añadir el romero en las alcachofas, y el vinagre y el tomillo, en las cebollitas. 2. Cubrir con aceite los tres ingredientes y tapar los botes sin cerrarlos del todo. 3. Echar unos dos centímetros de agua en la olla y poner el cestillo para cocinar al vapor. Colocar los tarros encima y cerrar la olla. Poner en el fuego y dejar que suba la presión al máximo. Bajar el fuego al mínimo y dejar que se haga durante dos horas. 4. Despresurizar la olla y sacar los tarros. 5. Untar las tostadas con el ajo y poner encima alcachofas y cebollitas. Salar.

  •   Cálculos a la mesa.  Este utensilio –especialmente los modelos que incorporan un accesorio para cocinar al vapor– es perfecto para cocinar sopa de verduras, siempre que se vigilen muy bien los tiempos. Si después se va a servir un segundo muy contundente, con medio huevo de guarnición por comensal (o sustituyendo este por una cucharada de yogur griego) será suficiente.    Ingredientes: Para 4-6 personas: 500 gramos de patata nueva, 500 gramos de guisantes congelados de tamaño pequeño, 1 cebolla blanca, 1 puerro (la parte blanca), 1 litro de caldo de verduras, 4 huevos de buen tamaño a temperatura ambiente, 2 cucharadas de hojas de menta finamente picadas, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 aguacate maduro, sal, pimienta.     Preparación:  1. Pelar y picar la cebolla y el puerro. Pocharlos en la misma olla durante 10 minutos. Añadir la patata, subir el fuego y dorar durante un par de minutos. Agregar los guisantes aún congelados y el caldo, cerrar la olla y cocer a potencia máxima. 2. Mientras, poner los huevos en un cazo con agua hirviendo y cocerlos durante cuatro minutos y medio. Enfriar y reservar. 3. Cuando la olla silbe, bajar el fuego y dejar hervir tres minutos. 4. Apagar, dejar salir el vapor, añadir el aguacate y triturar hasta conseguir una crema de textura fina. Rectificar de sal y pimienta y añadir la menta, revolviendo bien. 5. Servir caliente, con un huevo mollet en el centro de cada bol.
    2Sopa de patata, guisantes y menta con huevo mollet 

    Cálculos a la mesa. Este utensilio –especialmente los modelos que incorporan un accesorio para cocinar al vapor– es perfecto para cocinar sopa de verduras, siempre que se vigilen muy bien los tiempos. Si después se va a servir un segundo muy contundente, con medio huevo de guarnición por comensal (o sustituyendo este por una cucharada de yogur griego) será suficiente.

    Ingredientes: Para 4-6 personas: 500 gramos de patata nueva, 500 gramos de guisantes congelados de tamaño pequeño, 1 cebolla blanca, 1 puerro (la parte blanca), 1 litro de caldo de verduras, 4 huevos de buen tamaño a temperatura ambiente, 2 cucharadas de hojas de menta finamente picadas, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 aguacate maduro, sal, pimienta.

    Preparación: 1. Pelar y picar la cebolla y el puerro. Pocharlos en la misma olla durante 10 minutos. Añadir la patata, subir el fuego y dorar durante un par de minutos. Agregar los guisantes aún congelados y el caldo, cerrar la olla y cocer a potencia máxima. 2. Mientras, poner los huevos en un cazo con agua hirviendo y cocerlos durante cuatro minutos y medio. Enfriar y reservar. 3. Cuando la olla silbe, bajar el fuego y dejar hervir tres minutos. 4. Apagar, dejar salir el vapor, añadir el aguacate y triturar hasta conseguir una crema de textura fina. Rectificar de sal y pimienta y añadir la menta, revolviendo bien. 5. Servir caliente, con un huevo mollet en el centro de cada bol.

  •   Control del tiempo.  El sistema y el tiempo de cocción de este arroz fueron sugeridos por M. Ángeles Torres, del blog Secocina.com. El resultado fue positivo: al minimizarse la pérdida de líquido, el arroz absorbe todo el sabor del caldo, además de quedar en un punto de cocción perfecto. Torres utiliza una técnica similar para elaborar risottos y otros arroces cremosos.    Ingredientes: Para 4 personas: 500 gramos de calamares, 12 cebolla, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de salsa de tomate casera, una cucharada de concentrado de tomate, tomillo, 12 tomates deshidratados, cayena, un vaso de vino dulce, 3 cucharadas de aceite de oliva, 4 tazas de arroz bomba, 7 tazas de caldo de pescado, perejil picado y limón.     Preparación:  1. Hidratar los tomates en agua caliente, trocear y reservar. 2. Pelar y picar finos la cebolla y el ajo y sofreírlos en aceite en la olla. Cuando estén dorados, añadir la salsa de tomate y los calamares en aros medianos. Saltear un par de minutos y añadir los tomates deshidratados, el concentrado de tomate, el tomillo, la cayena (opcional) y el vino. 3. Cocer cuatro minutos a fuego medio. Añadir el arroz y sofreír dando vueltas durante un par de minutos, volcar el caldo y cerrar la olla, con la presión máxima. 4. Cuando empiece a silbar, contar cinco minutos, apagar, despresurizar y destapar. 5. En ese momento el arroz seguirá un poco caldoso, en tres minutos de reposo (tapado) estará listo para servir, con perejil fresco picado y, si se quiere, limón.
    3Arroz meloso de calamares 

    Control del tiempo. El sistema y el tiempo de cocción de este arroz fueron sugeridos por M. Ángeles Torres, del blog Secocina.com. El resultado fue positivo: al minimizarse la pérdida de líquido, el arroz absorbe todo el sabor del caldo, además de quedar en un punto de cocción perfecto. Torres utiliza una técnica similar para elaborar risottos y otros arroces cremosos.

    Ingredientes: Para 4 personas: 500 gramos de calamares, 1/2 cebolla, 2 dientes de ajo, 2 cucharadas de salsa de tomate casera, una cucharada de concentrado de tomate, tomillo, 12 tomates deshidratados, cayena, un vaso de vino dulce, 3 cucharadas de aceite de oliva, 4 tazas de arroz bomba, 7 tazas de caldo de pescado, perejil picado y limón.

    Preparación: 1. Hidratar los tomates en agua caliente, trocear y reservar. 2. Pelar y picar finos la cebolla y el ajo y sofreírlos en aceite en la olla. Cuando estén dorados, añadir la salsa de tomate y los calamares en aros medianos. Saltear un par de minutos y añadir los tomates deshidratados, el concentrado de tomate, el tomillo, la cayena (opcional) y el vino. 3. Cocer cuatro minutos a fuego medio. Añadir el arroz y sofreír dando vueltas durante un par de minutos, volcar el caldo y cerrar la olla, con la presión máxima. 4. Cuando empiece a silbar, contar cinco minutos, apagar, despresurizar y destapar. 5. En ese momento el arroz seguirá un poco caldoso, en tres minutos de reposo (tapado) estará listo para servir, con perejil fresco picado y, si se quiere, limón.

  •   Versátil.  Esta receta permite cambiar el conejo por pollo, picantones o codornices, simplemente ajustando los tiempos de cocción. Para darle un extra de sabor, el conejo se puede dejar marinando durante una noche en una mezcla de vino blanco, vinagre y agua, a partes iguales, laurel y cebolla picada.     Ingredientes: Para 4 personas: 1 conejo troceado, 2 cebollas, 2 zanahorias, 1 rama de apio, 400 gramos de tomates enteros enlatados, 100 gramos de aceitunas negras de Aragón, 2 dientes de ajo, 150 mililitros de vino blanco afrutado, 100 mililitros de coñá, 1 manojo de albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta negra.     Preparación:  1. Pelar la cebolla y cortarla en juliana, y la zanahoria, en rodajas. 2. Picar el apio y aplastar ligeramente los dientes de ajo sin pelar. 3. Escurrir el conejo y secarlo con papel de cocina. 4. Untar el conejo en aceite y saltearlo a fuego vivo en la olla. Sacar y salpimentar. 5. Incorporar a la cazuela la cebolla, la zanahoria, el apio y el ajo con una pizca de sal. Bajar a fuego medio y rehogar unos 10 o 15 minutos. 6. Incorporar el conejo, el vino y el coñá y dejar que se cueza a fuego suave unos 10 minutos. Sumar los tomates troceados y las aceitunas, cerrar la olla y cocer 15 minutos a presión máxima. 7. Liberar la presión, destapar, incorporar 6 hojas grandes de albahaca troceadas y rehogar a fuego suave cinco minutos más hasta que la salsa espese un poco. 8. Corregir de sal y decorar con albahaca fresca.
    4Conejo a la cazadora 

    Versátil. Esta receta permite cambiar el conejo por pollo, picantones o codornices, simplemente ajustando los tiempos de cocción. Para darle un extra de sabor, el conejo se puede dejar marinando durante una noche en una mezcla de vino blanco, vinagre y agua, a partes iguales, laurel y cebolla picada.

    Ingredientes: Para 4 personas: 1 conejo troceado, 2 cebollas, 2 zanahorias, 1 rama de apio, 400 gramos de tomates enteros enlatados, 100 gramos de aceitunas negras de Aragón, 2 dientes de ajo, 150 mililitros de vino blanco afrutado, 100 mililitros de coñá, 1 manojo de albahaca, aceite de oliva, sal y pimienta negra.

    Preparación: 1. Pelar la cebolla y cortarla en juliana, y la zanahoria, en rodajas. 2. Picar el apio y aplastar ligeramente los dientes de ajo sin pelar. 3. Escurrir el conejo y secarlo con papel de cocina. 4. Untar el conejo en aceite y saltearlo a fuego vivo en la olla. Sacar y salpimentar. 5. Incorporar a la cazuela la cebolla, la zanahoria, el apio y el ajo con una pizca de sal. Bajar a fuego medio y rehogar unos 10 o 15 minutos. 6. Incorporar el conejo, el vino y el coñá y dejar que se cueza a fuego suave unos 10 minutos. Sumar los tomates troceados y las aceitunas, cerrar la olla y cocer 15 minutos a presión máxima. 7. Liberar la presión, destapar, incorporar 6 hojas grandes de albahaca troceadas y rehogar a fuego suave cinco minutos más hasta que la salsa espese un poco. 8. Corregir de sal y decorar con albahaca fresca.

  •   La repostería.  Los bizcochos preparados en olla a presión quedan mucho más jugosos que los que se elaboran en el horno, además del ahorro energético que conlleva. Doblando las cantidades y usando un molde de tamaño adecuado se puede preparar un bizcocho de tamaño normal.    Ingredientes: 90 gramos de aceite de oliva, 100 gramos de azúcar integral, un yogur, un huevo, 50 gramos de harina, un pellizco de sal, 25 gramos de cacao puro en polvo, mantequilla, ¼ de cucharilla de bicarbonato sódico, un mango maduro sin fibra, 200 gramos de queso quark, una vaina de vainilla, miel o sirope de arce.    Preparación:  1. Batir el aceite con el azúcar y el yogur. Añadir el huevo poco batido. 2. Juntar la harina, la sal, los impulsores y el cacao en un bol, y añadir la mezcla anterior. 3. Poner la masa en cuatro moldes untados en mantequilla y cubrirlos con papel de aluminio. 4. Llenar la olla con tres centímetros de agua, poner la vaporera y los ramequines y, a partir de que la olla silbe, cocer 45 minutos con el fuego bajo. 5. Despresurizar y sacar. Pelar el mango y triturarlo hasta conseguir un puré fino. Mezclar el quark con las semillas de la vainilla. 6. Cuando los pasteles se hayan enfriado, desmoldar y poner sobre una base de puré de mango. Terminar con un par de cucharadas del quark, sirope de arce o miel.
    5Pastel de chocolate amargo con mango y crema rápida de vainilla 

    La repostería. Los bizcochos preparados en olla a presión quedan mucho más jugosos que los que se elaboran en el horno, además del ahorro energético que conlleva. Doblando las cantidades y usando un molde de tamaño adecuado se puede preparar un bizcocho de tamaño normal.

    Ingredientes: 90 gramos de aceite de oliva, 100 gramos de azúcar integral, un yogur, un huevo, 50 gramos de harina, un pellizco de sal, 25 gramos de cacao puro en polvo, mantequilla, ¼ de cucharilla de bicarbonato sódico, un mango maduro sin fibra, 200 gramos de queso quark, una vaina de vainilla, miel o sirope de arce.

    Preparación: 1. Batir el aceite con el azúcar y el yogur. Añadir el huevo poco batido. 2. Juntar la harina, la sal, los impulsores y el cacao en un bol, y añadir la mezcla anterior. 3. Poner la masa en cuatro moldes untados en mantequilla y cubrirlos con papel de aluminio. 4. Llenar la olla con tres centímetros de agua, poner la vaporera y los ramequines y, a partir de que la olla silbe, cocer 45 minutos con el fuego bajo. 5. Despresurizar y sacar. Pelar el mango y triturarlo hasta conseguir un puré fino. Mezclar el quark con las semillas de la vainilla. 6. Cuando los pasteles se hayan enfriado, desmoldar y poner sobre una base de puré de mango. Terminar con un par de cucharadas del quark, sirope de arce o miel.