Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trierweiler: “Cuando me enteré, fue como caerme de un rascacielos”

La ex primera dama francesa concede su primera entrevista tras la ruptura con Hollande

En sus declaraciones asegura que la ruptura ha sido "violenta" porque es "mediática"

Portada de la revista 'Paris Match'.
Portada de la revista 'Paris Match'.

Puso tierra de por medio y se desplazó a India en un viaje humanitario, pero Valérie Trierweiler sigue dando titulares. Paris Match, la revista en la que colabora la periodista, publica este jueves su primera entrevista desde que François Hollande anunciara su ruptura públicamente. Una conversación que se produjo con sus colegas durante las horas de vuelo. "Evidentemente oía rumores, pero se oían sobre todo el mundo. También sobre mí, continuamente. No les hacía caso. Cuando me enteré, fue como si me hubiera caído de un rascacielos", señala la que fue la pareja del presidente francés en los últimos años, relación que terminó tras la publicación en una revista del affaire de Hollande con la actriz Julie Gayet.

La periodista también cuenta que la noche antes de que la revista Closer publicara las imágenes el pasado 10 de enero que evidenciaban la aventura de Hollande, el presidente fue a verla y pasaron toda la noche “discutiendo, sin comer ni dormir”. A la mañana siguiente, Trierweiler se desmayó y fue hospitalizada durante varios días por “fatiga”, según dijeron fuentes cercanas. Después pasó a recuperarse en un palacete de la República francesa, de donde salió el domingo para un viaje humanitario de dos días a India que finalizó ayer, una vez que la ruptura con Hollande se había oficializado. Un viaje durante el que siguió en contacto con su expareja, que le envió mensajes para interesarse sobre su estado de salud y sobre cuestiones de organización.

La ya ex primera dama señaló que durante su experiencia en el Elíseo, donde le costó encontrar su sitio, descubrió que en la política la traición da resultados, algo que no se corresponde con sus “valores”, y que para sobrevivir en ese medio hay que ser duro. De hecho, desde Bombay ya había declarado a principios de semana que si Hollande no hubiese sido el presidente francés quizás seguirían juntos. De su época como primera dama reconoce que se sintió impresionada al conocer a personalidades como Barack Obama, pero esos no fueron “momentos de felicidad”, matiza en la entrevista. “El mejor recuerdo que guardo del Elíseo son los encuentros con niños” pobres.

“Puede parecer extraño, pero para mí no atravieso un periodo de crisis. No es la primera ruptura en mi viva. Esta es violenta porque es mediática”, reconoce. Unas afirmaciones que aluden a su biografía como madre de tres hijos que se ha divorciado dos veces. “No lamento nada. Lo que viví fue una secuencia de vida extraordinaria que me ha llevado a otra cosa. Voy a retomar mi vida de antes, pero estará enriquecida de una nueva experiencia. En unos días, he recibido cientos de cartas y de mensajes de apoyo de mujeres y de hombres”.

Sobre su futuro, Trierweiler segura tener la intención de continuar en el periodismo, a menos que se decante por la acción humanitaria en la que se había comprometido como primera dama. Ahora asegura querer volver a “una vida normal”, y su voluntad es alejarse de convertirse en personaje de las revistas del corazón, aunque no excluyó escribir un libro sobre su experiencia.

Más información