Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Si no hubiese sido presidente, quizá seguiríamos juntos”

En las primeras confidencias de la ya ex primera dama francesa, Trierweiler culpa a la política de su ruptura con el presidente Hollande

Valérie Trierweiler, en su visita de ayer a un suburbio en Bombay.
Valérie Trierweiler, en su visita de ayer a un suburbio en Bombay.

“Si no hubiese sido presidente, quizás seguiríamos estando juntos”. Son las primeras confidencias de la ya oficialmente ex primer dama francesa, Valérie Trierweiler, tras hacerse pública la ruptura con el presidente François Hollande. La periodista, volcada de momento con su labor humanitaria, realizó estas declaraciones a un grupo de periodistas en su segundo día de visita a India con la ONG Action pour la Faim, palabras que fueron filtradas ayer por la televisión I-Télé y la radio RTL. Añade que nunca soñó con entrar en el Elíseo, donde tanto le costó encontrar su sitio, pero pese a todo defiende la creación de un estatuto especial para la pareja oficial del jefe de Estado.

A pesar de la brutalidad de la separación, hecha pública dos semanas después de la revelación de la relación de Hollande con la actriz Julie Gayet mediante una simple frase del presidente, Trierweiler asegura haber quedado en buenos términos con el que fue su amante durante años y pareja oficial desde 2007. “No estamos en guerra, seguimos llamándonos”, indicó durante una charla distendida de hora y media. Y respondiendo al tuit de la candidata conservadora a la alcadía de París y exministra Nathalie Kosciusko-Morizet, quien evocaba su situación como un “despido”, comentó: “Mi separación es una ruptura, no un despido. No hubo aviso previo”.

Propulsada en el foco mediático por su condición de pareja del presidente, la que acostumbraba a cubrir los actos públicos desde su condición de periodista de Paris Match y que renunció en parte a su carrera por la de su pareja, asegura ahora querer dedicarse a la acción humanitaria. Acogida por una nube de periodistas a su llegada el domingo a Bombay, no descarta volver al periodismo, pero sí a la sección política. “Estoy curada de espanto, no medimos cuánta traición e hipocresía hay”, aseguró.

 

Más información