Más de 179.000 personas piden expulsar a Justin Bieber de Estados Unidos

La petición está dirigida a la Casa Blanca, que está obligada a manifestar su opinión al respecto El cantante fue arrestado por la policía de Toronto por una agresión ocurrida en diciembre

Foto: atlas | Vídeo: ATLAS

Mientras Justin Bieber, canadiense de 19 años, intenta recomponerse tras dos detenciones en una sola semana, más de 179.000 personas -al momento de escribir este artículo- han firmado en la página web de la Casa Blanca, We the people, una petición para que la joven estrella sea extraditada a Canadá y expulsada de Estados Unidos, por considerar que "es una mala influencia para los adolescentes del país". Cuando una de estas peticiones supera las 100.000 firmas, el Gobierno de la nación tiene la obligación de manifestar su opinión al respecto, lo que en este caso será el próximo 22 de febrero.

Pero mientras los estadounidenses se organizan para sacarlo del país, Justin Bieber sigue sumando escándalos a su vida. Tras su sonado arresto la semana pasada en Miami por abuso de alcohol y participar en carreras de coches ilegales, la Policía de Toronto lo detuvo el miércoles, acusándolo de atacar el pasado 30 de diciembre al conductor de su limusina. Bieber, quien se presentó de forma voluntaria ante la Policía, fue puesto en libertad tras permanecer durante casi dos horas en una comisaría del centro de Toronto y tendrá que presentarse ante un juez el 10 de marzo.

“Nosotros, el pueblo, creemos que no estamos bien representados en el mundo de la cultura pop", escriben los firmantes en la petición de expulsión del cantante de EE UU. "Nos gustaría que el insensato, peligroso, destructivo y consumidor de drogas Justin Bieber fuera extraditado - el procedimiento jurídico por el cual una persona acusada o condenada por un delito conforme a la ley de un Estado es detenida en otro- y que su permiso de residencia (green card) fuera revocado. La campaña fue creada por un ciudadano de Detroit y denominada Deport Justin Bieber and revoke his green card (Extraditar a Justin Bieber y revocar su green card).

Pero Bieber no tiene solo enemigos. El fin de semana pasado se inició también otra campaña, Consider not to deport Bieber (Consideren no deportar a Bieber), para apoyarlo, que en este momento cuenta con poco más de 900 firmas. “Paren de solicitar la extradición del cantante. Es un ser humano y comete errores. No se merece esto. “Él ha salvado muchas vidas, incluida la mía”, dice el autor de Nueva Jersey de esta última petición y que pretendía contraatacar a la anteriormente citada. 

Todo este revuelo de campañas, comenzó el pasado 23 de enero, cuando la estrella del pop fue detenida en Miami Beach por conducir bajo la influencia del alcohol mientras participaba en una carrera ilegal de coches -con la licencia de conducir caducada- con otro joven cantante, Amir Khalil Sharieff. El joven, que pagó una fianza de 2.500 dólares para abandonar la cárcel, está pendiente del juicio. Tras el incidente, las redes sociales estallaron con miles de comentarios. Los familiares del ídolo adolescente se han declarado preocupados y creen que es necesaria una rehabilitación.

Aunque la mayoría de las peticiones que recibe la Casa Blanca con tanto apoyo detrás son importantes, también ha habido algunas descabelladas, como que Miley Cyrus fuera la encargada de componer un nuevo himno nacional o que EE UU construyera la Estrella de la Muerte de la saga de La Guerra de las Galaxias. En esos casos, la respuesta por parte del Gobierno ha requerido del ingenio de los funcionarios de la Casa Blanca para dar su opinión. En la Estrella de la Muerte, la Casa Blanca dijo que el coste de la construcción de la misma conllevaría un gasto de millones y millones de dólares que lo hacían inviable, explica la revista Time. 

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS