Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Médicos en paro

Las cifras de paro médico en España en 2013 alcanzan niveles inéditos: en mayo, 3.395 médicos desempleados; en septiembre, la cifra bajó a 2.217. Los más “afortunados”, o bien se encuentran cubriendo bajas, o bien optan por repetir el MIR en otra especialidad.

Con una formación que es la envidia en el mundo entero, que estos profesionales estén en el paro, o en precariedad laboral, es vergonzoso. Por eso, muchos de ellos deciden emigrar a países de la Unión Europea, entre otros a Francia, donde sí les ofrecen contratos de trabajo más o menos estables y duraderos. Pero nada se dice, ni se informa, de la inadmisible cantidad de obstáculos burocráticos que debe superar un médico español para colegiarse y ejercer en igualdad de condiciones y derechos que cualquier médico francés: las autoridades francesas no reconocen el título oficial de nuestro Ministerio de Sanidad, solo otorgan validez al título emitido por el Ministerio de Educación español. Y este ministerio tarda como mínimo un año, desde la finalización del MIR, en expedir al interesado dicho título, previa publicación de la correspondiente orden ministerial de concesión del título, previo pago de la tasa correspondiente, etcétera.

Si no pueden trabajar en España, y la burocracia comunitaria les pone innumerables trabas para irse al extranjero, ¿de qué nos sirve formar parte de la Unión Europea? ¿Para qué existe esta institución? ¿Qué sentido tiene? ¿Solo para tener la misma moneda en común? ¿Para pagarles el sueldo a los europarlamentarios?— Juan Arenaza Ferrer. 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.